Dónde hacer popó cuando falta el H2O

Erasmo Calzadilla

Alamar, y buscando donde… Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Todo parece indicar que la escasez de agua en ciertas zonas de la capital no va a solucionarse en un futuro inmediato. La gente ha ido creando alternativas como esa de hacer las necesidades en una jabita (bolsa de plástico) y tirarla a la basura.

Yo particularmente no simpatizo con dicha práctica pero últimamente he tenido que recurrir a ella. ¿Por qué? Al finalizar este diario lo sabrá.

Los que me leen con cierta frecuencia saben que soy amante del campo y la naturaleza.

Por eso cuando falta el agua en casa aprovecho el deseo de hacer caca para dar una vuelta por los montes que rodean mi barrio natal al sur de la ciudad.

Me pregunto si los famosos paseos de Rousseau por las afueras de París no habrán sido inspirados por semejantes propósitos.

Cómo procedo

Durante el recorrido localizo una zona alejada, solitaria y rodeada de altas yerbas. Entonces, a la sombra de un árbol y disfrutando el trinar de las aves, evacuo.

Me tranquiliza pensar que mis deyecciones no contaminarán un río o el mar, sino serán inmediatamente devoradas por infinidad de bichitos hambrientos. De todas maneras siempre tengo el cuidado de cubrirlas (siguiendo las enseñanzas de mi gato) para que las moscas no formen parte del festín.

Salvo que el antojo sea de noche o durante un mal tiempo la experiencia es agradable, pero desde que vivo en Alamar la cosa se me ha puesto difícil.

En un inicio localicé tres sitios que cumplían los requisitos indispensables: solitario, apartado y rodeados de árboles y yerbas. Hacía uso de ellos en situaciones de emergencia, pero uno a uno he tenido que abandonarlos. Contaré por qué.

El preferido era un montecito de Algarrobos relativamente cerca de casa. Uno podía gozar en él del aroma de las flores silvestres y la tierra húmeda, pero ya no es así. Parece que me vieron entrar y salir y la práctica se ha popularizado. Ahora el bosquecillo apesta y es muy fácil terminar pisando caca ajena.

Mi segundo lugar preferido era una carretera abandonada que la “jungla” ha ido recuperando. Un sitio con aura y encanto, si los hay, pero cada vez lo visito menos. ¿La razón? Yo no lo sabía, se trata de un sitio de encuentro gay.

La gente habla mal de los que rondan la zona pero a mí eso me resbala. El problema son los malos entendidos que surgen al bajarme los pantalones. Me gusta la compañía humana pero prefiero disfrutar del sagrado momento en solitario.

El tercer sitio era un herbazal cercano a unos almacenes. Un lugar sin encanto pero tranquilo y apacible. La única dificultad eran los custodios del almacén que se ponían medio raros con mis visitas.

¿Qué lío se traen estos? ¿Pensarán que estoy en alguna maldad?

Así meditaba conmigo mismo durante la faena, hasta que un día develé el misterio. Mientras deambulaba entre las hierbas en busca de un rincón energéticamente propicio y sobre todo libre de santanillas, encontré escondidos unos productos substraídos (todo parece indicar) de los almacenes.

La misión de los custodios es, ahora lo comprendo, vigilar la mercancía para que no venga un vivo a darles la mala. Así que, sin quererlo, me estaba metiendo en zona de “tráfico”.

Capaz que los “traficantes” me confundieran con un policía, o los policías con un “traficante”. En cualquier caso pasaría un mal rato, así que por evitarlo no he ido más.

En fin, aún no desisto de encontrar sitios propicios, pero estoy al creer que por los alrededores de Alamar ya no existe uno tranquilo donde “meditar” en paz. Son demasiadas personas concentradas y cualquier escondite es profusamente usado para acciones que no se pueden ejecutar a la vista de todos.

Conclusión: he tenido que morir con el hediondo método de la jabita. Sobre las peculiaridades de esta práctica, sus consecuencias para el medio ambiente y la manera de disminuir su impacto estaré hablando en un próximo post.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


29 thoughts on “Dónde hacer popó cuando falta el H2O

  • el 2 octubre, 2012 a las 8:53 am
    Permalink

    La pregunta no es “Que pasa cuando no hay papel sanitario” la pregunta es: Que pasa si no recibes el Granma?

  • el 28 septiembre, 2012 a las 5:23 pm
    Permalink

    déjate de guataconería asere. A cuestionar, que ese es tu fuerte.

  • el 28 septiembre, 2012 a las 11:24 am
    Permalink

    Humor cubano del bueno, del que necesito, que no tengo aquí en Mexico y lo mejor, desde el intelecto. Esta frase aunque la digan muchos tontos, me sentí inspirado a citarla.
    Erasmo eres genial, solo que desde que lo leí estoy sintiendo peste a mierda en todas partes.

  • el 28 septiembre, 2012 a las 8:23 am
    Permalink

    Erasmo esta muy buena la idea de la javita plastica con caca!
    Quizás el comite central del partido le presta atención al problema del agua si todos los habaneros le llevaran su javita con caca y la depositaran frente al comite central. :-)

  • el 27 septiembre, 2012 a las 8:30 pm
    Permalink

    le ronca comparar a los barrios desordenados de francia con alamar. Como comparar la espera de un camello en la habana o ttener un carro de uso en hialeah

  • el 27 septiembre, 2012 a las 10:43 am
    Permalink

    No sabía de tu filiación a la estética virgiliana. Disfruté mucho la lectura del artículo, pero no pude evitar sentir verguenza por la situación, por el estado de cosas, por ver hasta dónde hemos llegado…, y pena. No obstante, te agradezco mucho que lo hayas enfocado de esa forma. Te repito que me recuerda a Virgilio Piñera, que, cuando Pepe Rodríguez Feo le presentó al joven Antón Arrufat, después de un silencio espectante, le soltó a rajatabla: “¿Te gusta hacer cosas con la mierda?”, y luego enumeró posiciones sexuales en las que los excrementos pueden intervenir. (Antón Arrufat: “Virgilio Piñera entre él y yo”. Ed. Unión 2012)

  • el 27 septiembre, 2012 a las 9:58 am
    Permalink

    no se brother, tengo el coco vacio hoy (mas que de costumbre), me contaban hace dos o tres dias que sacaron una ley segun la cual esos garajes y patios inventados van a tener que desaparecer, no se si eso resuelva algo, hay barrios parecidos en Francia, los he visto, horribles, mas ordenados si, con calles asfaltadas, ventanas de cristales, calefaccion, elevadores etc., pero destilan desesperanza, en honor a la verdad Alamar es una fiesta en comparacion, pero eso ya tiene que ver con el sol, la cercania del mar y el caracter de la gente… un poco de pintura, asfaltar las calles, aprovechar los espacios verdes, recoger la basura (todo el pais) y lo demas que necesita Cuba entera,

  • el 27 septiembre, 2012 a las 6:20 am
    Permalink

    si pero en concreto qué querías hacer.

  • el 26 septiembre, 2012 a las 11:39 am
    Permalink

    vivi en Alamar en los 80, en la zona 13 que en aquella epoca era casi el limite, despues la ”ciudad’ siguio creciendo, vino la siberia, cada vez mas cerca del mar, fue ganando en densidad de poblacion, y como toda cuba, gano en marginalismo, delincuencia, robos, asaltos, los edificios con minima estetica desde su construccion cada vez mas horribles por la falta de pintura y mantenimiento en general, los añadidos (frente y patios cerrados con zics, garajes improvisados, el paisaje monotono, con las edificaciones que siempre me recordaban a fichas de domino al que le dieron agua y no organizaron, el servicio de gas solo en una zona pequeña, la luzbrillante reina en las cocinas, de por si Alamar es un claro ejemplo de proyecto urbanistico desastroso, un solo pobre cine xi festival creo que se llamaba, el paisaje monotono, ausencia de infraestructura para los servicios, pero mas que nada la fealdad del entorno, calles sin asfaltar, imposible encontrar una direccion, basurales de esquina(como en toda la habana), muchos matorrales y pocos arboles, etc.

  • el 26 septiembre, 2012 a las 11:04 am
    Permalink

    Ja, ja, Erasmo, debes explorar más esa vena sarcástica. Los cubanos estamos últimamente demasiado serios…

  • el 25 septiembre, 2012 a las 11:47 pm
    Permalink

    me disculpo tambien.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 11:02 pm
    Permalink

    Vivo en Alamar y comparto tu preocupación, no obstante al Norte de la Vía Blanca queda bastante zona virgen. Es la que yo uso pero la pongo a su disposición. Cuídela.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 10:23 pm
    Permalink

    JOshua ramir, ¿Qué tipo de arreglos querías hacerle a Alamar?

  • el 25 septiembre, 2012 a las 10:20 pm
    Permalink

    erasmo, el espacio público es de todos. No dejes que otros se lo repartan, tú también tienes derecho a él. Valentía hermano, nos hace falta en estos momentos difíciles.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 7:15 pm
    Permalink

    Lo de cuba es no tiene nombre. El pais que mas profesionales tiene, se muere de hambre y no tienen como , donde y como limpiarse cuando cagan. Viva la Revolucion, andaran en taparrabos si no fueran por los emigrados.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 2:25 pm
    Permalink

    Disculpe si sintió ofendido con mi comentario, pero es que mierdero implica solo eso para mí, por lo que no pude captar el sarcasmo, ahora que lo sé me parece demasiado sutil. Debería mejorar mi sentido del humor. De todos modos, siéntase libre de llamar imbéciles a los demás que no son tan divertidos como usted.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 11:57 am
    Permalink

    Hace tiempo hice uno contando un descubrimiento que hice de cómo limpiarse con el Granma, pero no tal como viene, que está cada vez más duro, sino con un preprocesamiento.
    http://www.havanatimes.org/sp/?p=2534

  • el 25 septiembre, 2012 a las 11:45 am
    Permalink

    Vaya que escriben 7000 articulos sobre la depauperacion economica y ninguno ilustra en todo su esplendor el estado de cosas en Cuba como este. Historico.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 11:42 am
    Permalink

    disculpa que no haya puesto al final “jaja” para que asi, imbeciles como tu se dieran cuenta que fue un sarcazmo. Si a ti te parecio genia, me alegro y lo respeto, como tu deberias haber respetado (aunque broma) lo que a mi me parecia. Hay esbirros en todos lados que no le gusta la libertad y la diversidad de opinion, parece.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 11:25 am
    Permalink

    Alamar zona de conflicto bélico de baja intensidad… cuando vivia en Cuba me entretenia imaginando que hacer para arreglar ese pueblo? ciudad? caserio? urbanizacion? tendra arreglo Alamar?

  • el 25 septiembre, 2012 a las 10:25 am
    Permalink

    Lo jodío es tener un gobierno enfrascado en la elaboración de naomedicinas, nanocultivos y no sea capaz de proveer una red de acueductos y alcantarillados que le garanticen a la gente cagar como dios manda. Muy poético (aunque el autor creo que se va mas a la ironía que a la poesía), pero que no me jodan, sino en la mayoría de los países la gente se iría a cagar al patio.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 7:42 am
    Permalink

    …barbaro man…

  • el 25 septiembre, 2012 a las 6:15 am
    Permalink

    A mí me pareció genial. Quizá como es la cotidianidad de un cubano que no vive en 5ta ave. ni es del MININT no te gusta.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 5:35 am
    Permalink

    Querido Isidro,

    Creo que te tengo la respuesta.
    Hace varios anos tuve la oportunidad de visitar Chennai (antigua Madras) en el sur de la India, con motivo de una conferencia estudiantil. Como llegue dos dias antes de la conferencia, la primera noche me hospede en uno de los cuartos de los estudiantes. Cuando fui al bano, por supuesto no habia papel higienico, aunque yo iba preparado, pues iba advertido. Sin embargo, al dia siguiente, cuando me pasaron a la casa de visitas, encontre la respuesta. Resulta que en el lado izquierdo de la taza, habia una pila de agua. Lo que no vi por ninguna parte fue papel higienico, ni siquiera el lugar donde deberia estar el rollo. Asi que despues de preguntar discretamente entre varios de los asistentes extranjeros, supe la razon. La mano derecha se utiliza para comer y para saludar y la izquierda para otros menesteres. Asi que me imagino que en la India no haya la escasez del preciado liquido, o que los locales hayan desarrollado habilidades para lavarse sin agua la siniestra una vez consumido la evacuacion.

  • el 25 septiembre, 2012 a las 12:06 am
    Permalink

    aqui los socios del colectivo lo leyeron y estaban cagados de risa…

  • el 24 septiembre, 2012 a las 7:56 pm
    Permalink

    Erasmo:
    Este texto requiere de una tercera parte incluso: ¿Qué pasa cuando no hay papel sanitario?

  • el 24 septiembre, 2012 a las 2:02 pm
    Permalink

    genial

  • el 24 septiembre, 2012 a las 10:39 am
    Permalink

    No es por nada pero este ha sido un tema mierdero.

  • el 24 septiembre, 2012 a las 10:29 am
    Permalink

    ¿será por eso que ya no hay jabitas en las tiendas de la habana?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *