Relaciones EE.UU.- Cuba: distinta táctica, pero igual estrategia

Elio Delgado Legón

Foto: radiococo.icrt.cu
Foto: radiococo.icrt.cu

HAVANA TIMES — El pasado 17 de diciembre comenzó un nuevo capítulo en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, cuando a la misma hora: las 12:00 meridiano, los Presidentes de ambos países se dirigieron a la opinión pública para dar a conocer importantes decisiones, de las cuales la más trascendente, a mi juicio es la de dar los pasos necesarios para normalizar las relaciones entre ambos países.

Para normalizar las relaciones diplomáticas, rotas por Estados Unidos desde enero de 1961, ya comenzaron los contactos y se realizó una primera reunión en La Habana entre delegaciones de ambos países y proseguirán otras, hasta que se eliminen los obstáculos que hoy existen, tales como la imposibilidad del consulado cubano en Washington de tener una cuenta bancaria para realizar sus operaciones; pero confío en que esos “detalles” se resuelvan y se puedan abrir las respectivas embajadas en Washington y La Habana.

Sin embargo, las relaciones diplomáticas son sólo el paso inicial en el largo camino que habrá que recorrer para normalizar las relaciones entre los dos países.

En primer lugar, como ya expresé en un comentario anterior, será necesario derogar las leyes que sustentan el bloqueo, económico, comercial y financiero impuesto a Cuba hace más de 50 años; leyes que violan el Derecho Internacional, la carta de fundación de la Organización de Estados Americanos, la carta de fundación de la Organización de Naciones Unidas y la propia Constitución de Estados Unidos.

Pero el Presidente Obama, en su discurso del 17 de diciembre no se refiere a ninguno de esos “detalles”. Tampoco dice que la política sostenida hacia Cuba por más de cinco décadas ha sido criminal y genocida, porque desde su comienzo tuvo como objetivo crear hambre, enfermedades y desesperación en el pueblo de Cuba para que éste derrocara a su gobierno.

En ningún momento de su discurso se refiere a los miles de muertos y mutilados causados por las operaciones encubiertas de la CIA, con la anuencia de los gobiernos de Estados Unidos; ni a las plagas introducidas en Cuba por la propia Agencia, que acabaron con la cría de cerdos en el país, una de las principales fuentes de alimentación del pueblo cubano; que destruyeron los cítricos, un renglón exportable y de amplio consumo nacional; y que afectaron seriamente otros cultivos y ocasionaron enormes gastos al país; a lo que habría que agregar la introducción del virus del dengue hemorrágico, que costó la vida de 101 niños y decenas de adultos.

El Presidente Obama dice textualmente en su discurso: “Pondremos fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover nuestros intereses”. Deja muy claro que no se trata de que esa política sea inmoral y éticamente inaceptable, por lo cual ha sido rechazada unánimemente en la Asamblea General de la ONU, sino de que es anticuada y no ha logrado el efecto esperado para promover sus intereses.

Como yo expresé en otro comentario anterior, los cubanos no somos, ni nunca hemos sido, enemigos de los norteamericanos, y los miles de norteamericanos que han podido viajar a Cuba en los últimos 50 años, a pesar del bloqueo, pueden dar fe de ello. Todos quedan sorprendidos al ver la realidad de Cuba y cómo contrasta con la idea que los medios de su país les habían inculcado.

La nueva política hacia Cuba significa un cambio de método, pero encaminado hacia el mismo fin: cambiar el sistema político y económico de nuestro país. Tal vez no utilicen más el garrote para acabar con nuestra Revolución Socialista; pero utilizarán la zanahoria para engañar a los incautos que crean en los cantos de sirena del capitalismo neoliberal, que ha dado muestras fehacientes de haber fracasado en el mundo entero.

Tal vez, a partir de ahora, no tengamos que utilizar más las trincheras de piedras, pero deberemos tener listas y utilizar eficientemente las trincheras de ideas, de las que habló nuestro héroe nacional José Martí, porque ahora comienza la verdadera batalla de ideas.

Debe quedar claro, sin embargo, que los cambios que se están introduciendo en Cuba y los que se introduzcan en el futuro responden a la necesidad de perfeccionar nuestro socialismo y hacerlo más próspero y sostenible, para mejorar las condiciones de vida de la población, no a presiones injerencistas de ningún gobierno extranjero.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


9 thoughts on “Relaciones EE.UU.- Cuba: distinta táctica, pero igual estrategia

  • el 12 febrero, 2015 a las 9:46 pm
    Permalink

    Elio:

    A veces hay que tratar de leer más allá de los discursos y los comunicados oficiales. EEUU puede decir que seguirá procurando un cambio en Cuba, pero habrá que ver en la realidad cómo lo logra y en qué condiciones obra. Los tiempos han cambiado y ellos mismos han debido hacerse el harakiri y decir ante el mundo que ya no es la época de la Doctrina Monroe, a la cual renuncian, y mucho menos de las cañoneras. Cualquier injerencia abierta en América Latina les puede resultar sumamente nociva e incluso contraproducente. Así que va siendo hora de retomar el discurso de Buena Vecindad de Franklin D. Roosevelt, porque los halcones de Truman apenas pían.

    Por la parte cubana, también es momento propicio de ampliar el diapasón, tanto en el ámbito de relaciones exteriores, como al interior del país, pues hoy pululan múltiples puntos de vista en nuestra sociedad que no deben pasarse por alto. Vivimos en un mundo globalizado e intentar la política del avestruz no conducirá a nada positivo.

  • el 12 febrero, 2015 a las 3:31 pm
    Permalink

    Yo no puedo simpatizar contra quien dispara a discreción a todo el que pasa por una carretera, solo por impedirle a la gente su soberano derecho a votar por quien le dé su reverenda gana. Este vejete, con toda su retórica patriotera ha resultado ser un vulgar delincuente y un matón de pacotilla..

  • el 11 febrero, 2015 a las 9:04 am
    Permalink

    De todos modos sigo simpatizando con Elio en el plano personal porque ha sido un hombre consecuente con lo que creyó y cree,puedo simpatizar con otros que tuvieron que tomar posturas similares para sobrevivir, los que me cuesta trabajo justificar son los hombres inteligentes que dicen fueron engañados mucho después de que se instalo el fidelismo en Cuba.Es muy sencillo preguntarse..Si no me gusta el sistema puedo decirlo en la calle y los medios igual que aquellos que si les gusta?Entonces si apoyastes al sistema sabias que apoyabas una dictadura.

  • el 9 febrero, 2015 a las 9:00 pm
    Permalink

    ¿¿¿Este es el mismo viejo que en su blog anterior describia como le disparaban a mansalva a acualquier cosa que se moviera por carretera o via ferrea???…. y para ellos eso no es terrorismo

  • el 9 febrero, 2015 a las 7:16 pm
    Permalink

    Parece un discurso copiado del granma de los que hay cientos. Dónde está el enfoque crítico o los aportes del texto?

  • el 9 febrero, 2015 a las 1:36 pm
    Permalink

    elio dejese ya de historietas para nene creadas en el comite central del partido, cuba se esta muriendo de hambre porque tiene un gobierno inepto que ha endeudado al pais y no sabe producir nada, el mundo no esta compuesto solamente de eeuu, tambien esta francia, argentina, brazil, mexico, escandinavia, noruega y cientos de paises mas que ya no desean comerciar con nosotros simplemente porque NO PAGAMOS elio, actuamos como ladrones desde 1959 y el mundo se ha dado cuenta de quien somos, por eso hasta nuestros “queridos hermanos” latinoamericanos no nos quieren ni ver y mucho menos que les pidamos algo. dejese de historietas, por gente como usted estamos metidos en un hoyo del cual es muy dificil salir porque nos han nublado la vista con cuentos.

  • el 9 febrero, 2015 a las 11:46 am
    Permalink

    Elio: los primeros que deben concientizar todo eso que escribes son los de la dirigencia cubana, que llevan abiertamente un modo de vida que se parece bastante al capitalista (y los parecidos son pura coincidencia), en internet pululan videos de las actividades festivas de los miembros de las familias de elite, y las denuncias hechas por el personal que les sirve que han desertado son casi habituales, no nos llamemos a engaño, que esos son los primeros que ya no estan ni en las trincheras de piedra, ni en las de ideas, en la lucha contra el capitalismo, pues hace años que viven dentro de el en su círculo estrecho.

    Esa es una de las razones por las que el acceso libre a internet no se permite en Cubita la bella, pues cuando el pueblo se de cuenta de todo lo que le han mentido, no va a haber quien evite lo que ya es casi inevitable.

  • el 9 febrero, 2015 a las 11:02 am
    Permalink

    precisamente las tricheras de piedras de los regimenes totalitarios como el de cuba,no se levantan para contener a los soldados,tanques,etc,etc sino para tratar de repeler la entrada de ideas.Los comunistas siempre han sabido que ellos no tienen argumentos para la discusion,solo la fuerza,la represion.Por eso son tan cerrados,por eso al contacto con la libertad de expresion,se desmoronan’Cuba,sr Elio es un apendice geografico de los EEUUy solo la voluntad libre de los cubanos mantendra la que lo expresan saliendo en masa para la Yuma.Solo la voluntad popular dira en el future que seremos:Estado,Nacion,Estado libre Asociado,etc,etc…enemigos solo hemos sido en la mente calenturienta de algunos enajenados cubanos,llamense como se llamen,Fijese que las peliculas del sabado por la noche,siempre han sido USA!!!!

  • el 9 febrero, 2015 a las 9:49 am
    Permalink

    Elio no cree que mas de medio siglo es mucho tiempo probando algo que no funciona porque al cabo de ese tiempo necesita perfeccionarse. Porque no darle oportunidades a que otroa prueben sus ideas si en definitiva Marti, el autor intelectual del Moncada, escribia que la patria es de todos. Acaso no podria ser que socialismo, trincheras de ideas, perfeccionamiento, rectificacion de errores y tendencias negativas, poder popular, Partido comunista etc etc.. Son las distintas mascaras que se ponen la misma cupula para aferrarse al poder?..Digo yo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *