Los revolucionarios cubanos jamás dejaremos caer la espada

Por Elio Delgado Legón

Foto: Juan Sebastian Murillo

HAVANA TIMES — Refiriéndose al Pacto del Zanjón, José Martí escribió que a los revolucionarios cubanos nadie les arrancó la espada, simplemente la dejaron caer. Y tenía razón, pues la falta de unidad entre los insurrectos fue la principal causa de que un numeroso grupo de jefes pactaran con el ejército español una paz que no lograba ni la independencia ni la abolición de la esclavitud, los dos principales objetivos de la guerra.

Los generales Antonio Maceo, en el oriente del país, con la Protesta de Baraguá y Ramón Leocadio Bonachea en el centro, con la Protesta de Jarao, salvaron la honra del Ejército Libertador al no firmar ningún pacto con el enemigo, lo que les permitía continuar la guerra sin violar ningún acuerdo.

Y la contienda se reanudó en 1895, organizada por José Martí, la que en cuatro años ya tenía casi ganada la guerra, cuando la intervención del ejército estadounidense  frustró la independencia total al quedar el país convertido en una neocolonia de Estados Unidos y solo alcanzó la independencia el primero de enero de 1959, con el triunfo de la última etapa de la Revolución.

Desde entonces, los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos de América no han escatimado esfuerzos por frustrar nuevamente lo que al pueblo de Cuba le costó 90 años de lucha.

En la actualidad, los esfuerzos para que los cubanos dejemos caer la espada y perdamos lo que tanto ha costado, se dirigen hacia el terreno de las ideas, tratando de convencer a algunos sectores de que lo aconsejable es volver al capitalismo, lo que significaría caer de nuevo en la categoría de neocolonía. Y no faltan los que se dejan convencer, pues como en otras épocas existieron los anexionistas, que querían que la Isla fuera anexada a Estados Unidos, hoy existen los neoanexionistas, que prefieren que nuestro país caiga de nuevo en la órbita del poderoso vecino del norte.

Es cierto que la coyuntura económica actual es difícil y que el bloqueo, que dura ya más de 55 años nos hace un enorme daño y somete al pueblo de Cuba a muchas carencias, que no existirían si este no se mantuviera, pero se trata solo de una coyuntura ocasionada por factores externos, no de una crisis, como muchos quieren hacer ver, pues lo cierto es que el país avanza en todos los sectores; quizás no tan rápido como todos quisiéramos, pero avanza.

El pueblo cubano ha dado múltiples muestras de resistencia, en etapas realmente mucho más difíciles que la actual, como fue la del llamado Período Especial, cuando el país se vio paralizado casi completamente y nadie se planteó abandonar la Revolución.

Todo lo contrario, el pueblo se manifestó firme al lado de nuestros líderes y siempre tuvo muy claro de dónde venían nuestras dificultades y cómo había que resolverlas, que no era precisamente claudicando, sino resistiendo a pie firme y solo así logramos salir de aquella situación.

Es cierto que muchos no aguantaron y se marcharon del país en busca de mejoras económicas, pero la mayoría ha tenido confianza en que saldremos adelante y que no será dejando caer la espada y rindiéndonos al imperialismo como mejoraremos, sino trabajando unidos por el bien de todos.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


22 thoughts on “Los revolucionarios cubanos jamás dejaremos caer la espada

  • el 30 abril, 2017 a las 5:38 pm
    Permalink

    En este sitio de debate y de confrontación de ideas siempre trato a todos con el mayor respeto, el mismo que le tengo alas ideas ajenas. Lamentablmente siento escrúpulos al leer la opinión de cundoBermúdez.Es una ofensa a la tierra donde nació y a la bandera que lo cubrió.
    Con respecto a Elio, muy de acuerdo con su comentario. Comparto sus ideas. Sin embargo no resultaría ocioso recalcar que entre quienes suscribieron el funesto Pacto del Zanjón no había ningún afrodescendiente. Baste echar una ojeada a quienes acompañaron al Mayor General Antonio Maceo en la Protesta de Baraguá: entre otros: los Generales Cebreco, Flor Crombet, Guillermo Moncada,Quintín Banderas y otros tantos negros con dignos que levantaron el prestigio de nuestra Patria.

  • el 29 abril, 2017 a las 7:35 am
    Permalink

    Ya lo dijo en su momento la inefable y británica “Dama de Hierro”, que Cuba ‘seguía el camino más largo para llegar al capitalismo’, lo cual no es ya un hecho consumado gracias a la burocracia retardataria que nos intoxica y consume, y cuya ejecutoria parece aprobar el autor del post.
    Este señor, de desfasada mentalidad épica, está más perdido que el hijo de Linderberg cuando se trata de interpretar la realidad cubana actual, en la que el gobierno busca (torpemente, es cierto) inversión extranjera y dar un vuelco a las estúpidas disposiciones ¿socialistas? que nos trajeron a este callejón de una sola salida.
    O no sé en qué país vive este prócer campeón del perogrullesco lugar común. Será que a sus casi 80 años le mandan remesas para compensar su salario (o quizá pensión) o es un exitoso cuentapropista.
    De todas maneras, como no leo el Granma hace un siglo, le agradezco -a él y a quien se le ocurrió publicarlo- hacérmelo recordar con ese florido y ortopédico lenguaje que ya creía olvidado.

  • el 25 abril, 2017 a las 8:27 am
    Permalink

    el busto de Julio Antonio Mella fue lanzado a un marabuzal, logro indiscutible de la revolución… las Boutiques del Manzana de Gómez dicen VIP y esos no son los revolucionarios, somos los gusanos.

  • el 25 abril, 2017 a las 3:27 am
    Permalink

    Elio, saca la espada y ve a averiguar porque quitaron el busto de Mella , un heroe de la revolucion, de su lugar en la Manzana de Gomez.

  • el 24 abril, 2017 a las 10:35 am
    Permalink

    que elegante respuesta para un Elio tan cinico.

  • el 24 abril, 2017 a las 8:25 am
    Permalink

    El pueblo, el pueblo y el pueblo, los revolucionarios, el lenguaje populista de siempre, tratar de descalificar a todo aquello que no se identifique con sus ideas, no eres comunista, entonces ya no formas parte del PUEBLO, es increible, hay Elio, todo es culpa de los yanques supongo, sobretodo el Hotel manzana de gomez, construido claro por indios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *