La mentira como arma política

Elio Delgado Legón

“En la reciente campaña política para las elecciones en Brasil, Jair Bolsonaro, que no presentó ningún plan de gobierno serio, se dedicó a fabricar mentiras contra el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad”.

HAVANA TIMES – El pensador y dramaturgo griego Esquilo dijo hace más de dos mil 400 años que la verdad es la primera víctima de la guerra. Claro, se refería a guerras injustas, inmorales, faltas de ética y de humanismo. Una conflagración  que defiende una causa justa, una soberanía agredida, no tiene necesidad de ocultar la verdad, porque, como dijo José Martí: “Un principio justo desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”.

Pero la falta de verdad, y más que eso, la repetición de mentiras con el fin de cambiar actitudes en las masas, no solamente se aplica en las contiendas, también en la política –me refiero a la política sucia del capitalismo— se aplica la mentira como un arma poderosa para desacreditar moralmente al adversario y recoger los dividendos políticos resultantes.

Las campañas de mentiras se han vuelto en los últimos tiempos el método más eficaz para lograr objetivos políticos, tanto de índole nacional como internacional.

Pero no se trata solo de decir mentiras simplemente para que el receptor las crea, sino que aprovechando los adelantos científicos en materia de comunicación, se fabrican noticias falsas (fake news) con un nivel de detalles que quien no esté bien informado puede quedar confundido y creer lo que vio en la televisión, como si hubiera estado en el lugar de los hechos.

La historia de las mentiras y los pretextos fabricados viene desde muy atrás, en estados sin escrúpulos y sin principios, pero solo mencionaré los más recientes.

De todos es conocida la historia de las armas de destrucción masiva en Irak, que nunca aparecieron, pero se invadió el país con resultado de miles de muertos y el cambio de régimen, que era el objetivo principal.

En tiempos más recientes, se han fabricado ataques químicos en Siria para culpar al Gobierno, como parte del ataque sucio que se mantiene hace más de siete años contra el Gobierno de Bashar al Assad, con el objetivo de producir un cambio nada democrático.

En América Latina, la guerra de las mentiras es cada día más desvergonzada. Han sido acusados de corrupción, sin pruebas, con la complicidad del poder judicial de los respectivos países, casi todos los líderes de izquierda o progresistas, lo que se ha convertido en una verdadera cacería de brujas o un Plan Cóndor moderno, para quitar del camino a todo aquel que huela a izquierda o progresismo.

Entre las víctimas de ese plan de la derecha internacional y el imperialismo, están Dilma Rousseff, Luiz Inacio Lula da Silva, Cristina Fernández y Rafael Correa, incluyendo algunos de sus colaboradores más allegados.

En la reciente campaña política para las elecciones en Brasil, Jair Bolsonaro, que no presentó ningún plan de gobierno serio, se dedicó a fabricar mentiras contra el candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, para desacreditarlo y como se sabe, una gran parte de los electores se dejaron engañar con las mentiras y no acudieron a votar o votaron contra Haddad.

Contra los líderes de Venezuela y Nicaragua se han difundido videos fabricados para acusar a ambos sistemas políticos de actos violentos contra el pueblo pacífico, cuando la realidad es todo lo contrario, los hechos violentos los han protagonizado grupos pagados desde el exterior con la complicidad de las oligarquías nacionales.

De Venezuela han difundido un video en el que aparecen unos supuestos militares sublevados en una casa, que es rodeada por otros militares y cuando los que están en la casa sacan bandera blanca y se rinden, son masacrados, incluyendo una mujer embarazada, y todo eso filmado y publicado en las redes sociales. Después aparece el presidente Nicolás Maduro condecorando a los militares que realizaron el hecho. Es la mentira más burda que se pueda ver. Todo realizado bien visible y filmado para engañar a los incautos y analfabetos políticamente, pero que no resisten el menor análisis inteligente.

De Nicaragua han sacado otra grabación fabricada donde aparece la entrada de la universidad y militares entrando y tirando tiros a los estudiantes. Tendría que ser muy burro el presidente y los jefes militares para realizar semejante acto, que además es filmado para publicar.

Sobre Cuba, constantemente están difundiendo noticias falsas sobre los más diversos temas, como presos políticos, represión, violación de derechos humanos, entre otros, para tratar de desacreditar al Gobierno revolucionario de la Isla. Es que la mentira se ha convertido en un arma política poderosa.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


5 thoughts on “La mentira como arma política

  • el 4 noviembre, 2018 a las 12:30 am
    Permalink

    A todas esas campannitas mediatica mentirosillas del imperio, contraponemos la objetividad sin par y la inigualable transparencia de la prensa, la radio y el Noticiero Nacional Revolucionario. Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores.
    ENGOLO LA VOZ:
    !INFORMACION POLITICA, PARA LOS MIEMBROS DE LAS FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS Y DEL MINISTERIO DEL INTERIOR:
    Ta, ta, ra. TARATA, TATATA. TARATATA, TARATA, TATA.
    Ademas, permanezcamos unidos, fieles al legado de nuestro invicto Comandante en Jefe que nos embarajaba la jama.

  • el 2 noviembre, 2018 a las 10:30 pm
    Permalink

    Los fake news y photoshops han llegado a tal extremo que inventaron un video de Maduro y Cilita dándose un atracón de comida en un restaurant de lujo y otros de venezolanos buscando comida en la basura.

  • el 1 noviembre, 2018 a las 6:00 am
    Permalink

    Este artículo de Elio es completo una ‘Fake News’. Pero una de verdad, clásica, que se sabe que es falsa y solo nos motiva a reflexionar sobre el asunto. Si no Elio con sus estrafalaria no tuviese tantos comentarios, todos negativos salvo raras excepciones. Porque sería increible que Elio creyera ese cuento de Caperucita de que los de izquierda siempre son los que llevan dulces y miel a la abuelita, o el leñador que salva a los débiles y los de derecha son siempre los lobos. La humanidad no es así, infalible a conveniencia. Da asco ese discurso falso porque por los medios oficiales es permanente. Uhhhh, revuelve el estómago.

  • el 30 octubre, 2018 a las 2:32 pm
    Permalink

    Elio, no olvide que en esta columna escribe para quienes pueden informarse en TODAS las fuentes:
    Le invito a un ejercicio de Verdadero o Falso ¿”Fake News”?:
    Granada: ¿se “inmolaron por la patria”?
    Narcos: ¿Sobrinos de Maduro inocentes?
    Siria: ¿”Falsos” ataques químicos?
    Independencia del poder jurídico: ¿Plan de la derecha? ¿Son de izquierda Kuczynski, Fujimori o Rajoy?
    Guerras injerencistas “Justas”: Aparte de las mencionadas por Martin anteriormente: ¿Afganistán?, ¿Crimea?, ¿Angola?
    Corrupción en la cúspide: ¿Hijos de Fidel disfrutan y dilapidan en el extranjero el magro erario público?
    Represión: ¿No se agrede a las Damas de Blanco?, ¿Qué fueron las Brigadas de Respuesta Rápida? ¿existieron y existen los actos de repudio?
    Bloqueo informativo y monopolio de la información: ¿Son accesibles todas las fuentes de información en Cuba? ¿Se ocultan o retrasan noticias pertinentes ahí?

    La lista es larga.
    Sus afirmaciones parciales, polarizadas y en su mayor parte de falsedad comprobada, lo definen e incluyen entre los mismos “analfabetos politicos” que menciona o entre los manipuladores mercenarios del poder. O en los dos a la vez.

  • el 30 octubre, 2018 a las 12:50 pm
    Permalink

    Re-escribamos juntos la historia Don Elio:
    El muro de Berlín fue construido por los gendarmes de la Alemania del Oeste para permitir purificar a los berlineses del Este de tanta maldad de los capitalistas… ¿Será cierto que el muro lo levantaron los capitalistas Don Elio?
    La invasión Soviética a Checoslovaquia, Polonia, Hungría, Bulgaria, Rumania fue con el objetivo del salvarlos del capitalismo. ¿Serán verdades Don Elio?
    La fortuna personal de Los Kirchner (Argentina) no se duplicó durante su mandato… pasó de 7 a 64 millones de dólares. ¿Fake News Don Elio? ¡Usted es amigo personal de esa familia y sabe que son mentiras… ellos son muy pobres y “progres”!
    ¿Será parte del adoctrinamiento en “Ñico López” la estupidez de Nicolás Maduro?: “Quiero decirles aquí, atención comerciantes de este país, pequeños y medianos, esos comerciantes que ustedes conocen son tan víctimas del capital, de los capitalistas que especulan y roban como nosotros; porque a ellos los exprimen los llamados proveedores y mayoristas, los exprimen en los centros comerciales, son exprimidos doblemente”
    Las bombas de la aviación rusa sobre Alepo no matan niños ni mujeres… esas bombas rusas, a diferencia de las lanzadas por la aviación norteamericana, van “teledirigidas” y sólo explotan en contacto con los bandidos. ¿Le parece justa esa explicación Don Elio o irracional?
    Bla bla bla bla…
    En Cuba fueron capaces de dividir las familias y exigir que hermanos no se hablaran o se escribieran por correo postal por décadas porque uno de ellos había decidido irse a vivir al extranjero y el “revolucionario” debía olvidarse de su hermano “gusano” ¿No es manipulación macabra eso Don Elio?
    … si el miedo nos paraliza porque cualquiera nos puede delatar… ¿No se trata de un arma política potentísima Don Elio?
    … si para viajar al exterior debíamos tener el “permiso y beneplácito” del poder y no por nuestros deseos… ¿No se trata de una maniobra diabólica Don Elio?
    …y si Oswaldo Payá murió en un accidente… ¿No le pareció una conclusión muy apresurada?
    … Si aceptamos todo lo que se dice, entonces sí podemos decir que la manipulación mediática tiene efectos devastadores… pero de ambos lados… ¡Mírese usted delante del espejo! ¿…?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *