Diario en Huelga

Dmitri Prieto

HAVANA TIMES, 1 mayo – En solidaridad con el movimiento anticapitalista Occupy Wall Street que intenta recuperar para los EE.UU. el día mundial de las luchas proletarias, este diarista se declara en huelga por el 1ro. de Mayo.

¡Gloria a los mártires de Chicago!

¡Trabajadorxs, reclamemos el poder!

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.


14 thoughts on “Diario en Huelga

  • el 7 mayo, 2012 a las 9:11 am
    Permalink

    Triunfo hubiera sido que no solo después de su huelga de hambre le hubieran retornado el trabajo pero que le hubieran dado el aumento de salario que el esperaba para el y sus compañeros. Incidentalmente lo botaron de las filas del PCC por pedir estas mejoras salariales. No te parece ridículo? No te das cuenta que el PCC no representa para nada a los trabajadores?

  • el 7 mayo, 2012 a las 8:43 am
    Permalink

    Creo que si que las culpas son compartidas pero los que dirigían tienen una culpabilidad mayor. Especialmente después de ver el fracaso y seguir dándole vuelta a algo que ya sabían y saben no funciona.

  • el 7 mayo, 2012 a las 8:41 am
    Permalink

    Luis creo que no entendiste. A Jiménez lo despidieron por hacer una carta junto con otro y recoger la firma de cerca de 300 trabajadores. El ministerio de salud respondió despidiéndolos a los dos.
    Dime si ese es el comportamiento de un sistema que dice ser de los trabajadores?

    Que pedían ? Creo que en su carta se quejaban del aumento mísero que el gobierno les dio. Un incremento de solo 2 dólares!!

    Ahora o tu eres siego o como dicen no hay peor siego que el que no quiere ver.
    Eso es lo que los trabajadores tienen de un sistema que dice ser para ellos. La realidad es otra como puedes apreciar si te quitaras la seguera.

  • el 6 mayo, 2012 a las 1:13 pm
    Permalink

    Anticapitalistas pero no socialista, ¿qué te parece’

  • el 5 mayo, 2012 a las 12:32 am
    Permalink

    Bueno, Julio, creo que en ese caso las culpas y responsabilidades, éstas son compartidas, y casi nadie saldría ileso en una repartición de cuotas. En Cuba hemos atravesado por varias etapas, en las que siempre de algún modo se impuso una especie de consenso social, que respondió a mecanismos bien complicados (incluido el innegable peso del liderazgo histórico, junto a la ausencia de otras opciones que demostraran ser realmente más atractivas para la gran mayoría). Harían falta algunos estudios profundos para llegar al meollo, pero parece claro que, sobre todo en las etapas tempranas de la Revolución eso funcionó así, desde los fusilamientos a los torturadores y criminales del Batistato, hasta casi todas las campañas elefantiásicas (tantas de ellas fallidas) en que se involucró el país en fechas sucesivas.
    Pero observa que, más allá de la denominación sobre qué sistema prima realmente en la Cuba de hoy (a lo que llamas capitalismo de Estado), habita cierta renuencia del Gobierno a aplicar a rajatabla las “curas de caballos”. Es decir, lo que muchos otros países han hecho sin pensarlo dos veces: lanzar a millones a la calle para sanar las finanzas. Esa opción, a menos que cuente con un contrapeso efectivo en ofertas laborales privadas, o de otro tipo, y/o en prestaciones por desempleo, sí podría desencadenar un vuelco total, que incluso daría al traste con el estatus quo cubano tal como lo conocemos hoy. O sea, hasta ahora ha habido modos diversos de sacar vapor a la olla de presión. El desempleo masivo y la pérdida definitiva de los asideros sociales – por menguados que estén ahora mismo -, entiendo yo, sí conllevaría esa explosión que hasta ahora se ha evitado.
    En cuanto a lo que clamen las autoridades, bueno, eso es así en todas partes. Cada sistema defenderá sus blasones. Hacer lo contrario puede ser hasta suicida. Digo yo.

  • el 4 mayo, 2012 a las 10:46 pm
    Permalink

    Daste un malo ejemplo, Julio… el señor Jiménez logró o que quería… esto documenta-se en el próprio link que pasaste.

    “El error fue de los obreros y demás trabajadores en creerse eso de que en un estado socialista el empleador osea el gobierno va a luchar por los intereses de todos incluyendo su bienestar.”

    “Te recuerdo que lo que ha existido y existe en Cuba hoy no es mas que una variante restringida de capitalismo.” Una contradición clara. Sin embargo, o que garantiría un sindicato ‘no pelego’ si hubiera en Cuba tu deseo, un capitalismo “libre”?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *