¿Rescatar los valores?

Dariela Aquique

Estudiantes de secundaria básica. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — El impopular espacio televisivo de la Mesa Redonda, imagino que con la intención de ganar un poco más de audiencia, ha creado semanalmente algunas secciones de debate. Sobre la mesa, es el segmento que se centra fundamentalmente en las problemáticas sociales.

Hace poco estuvo dedicado al tema del rescate de los valores, intentando analizar el deterioro de la conducta social traducido en las tantas manifestaciones de indisciplina social, ausencia de educación formal, expresiones de chabacanería, vulgaridad, en fin, el mal.

Días después, mi amigo Alfredo me envió “Devaluación”, un excelente post de Yoani Sánchez, publicado en su blog Generación Y el pasado día 7. Yoani hace un sagaz diagnóstico de las causas reales que originaron la actual hecatombe. Y con lo que estoy absolutamente de acuerdo.

Citaré algunas de sus tesis. Y a eso sumaré otros puntos, a los que imagino los lectores le agregarán otros más, y más, y más…

Dice Sánchez: (…) La emprendieron también contra la religión, pasando por alto que en sus disímiles credos se transmiten parte de los valores éticos y morales que moldearon la civilización humana y nuestras propias costumbres nacionales (…

Los cubanos somos de un tradicional arraigo a las religiosidades. Desde los primeros años de la Revolución hasta mucho después hubo una declarada intolerancia con las religiones, que vetaba por consecuencia el hablar de absoluta libertad de culto en la isla.

El sistema y sus principios materialistas dialécticos se anteponían a las propensiones idealistas de cualquier credo. Esto repercutió incluso en el hecho de conceder carreras universitarias o permitírseles pertenecer a determinadas organizaciones sociales a los creyentes.

Sin embargo, no se puede negar que en las iglesias o centros de culto se promueve la educación formal y el interés por la cultura general, que es vital para el sano desarrollo de cualquier sociedad. Que se inculca la fraternidad, el auxilio, el respeto y amor a los semejantes. Que los jóvenes religiosos son siempre mejores comportados en cuanto a disciplina social.

Entonces, ¿de quién fue la responsabilidad durante décadas, de intentar frenar el crecimiento de las comunidades religiosas?

Veamos otro punto, dice Yoani: (…) Nos hicieron denigrar a los diferentes, insultar con obscenidades a los presidentes de otros países, burlarnos de figuras históricas del pasado, sacar la lengua o lanzar la trompetilla al pasar por una embajada foránea (…)

Yo no recuerdo mayores manifestaciones públicas de vulgaridad que las que promovía la misma dirigencia del país. Por ejemplo, en Santiago de Cuba solo se permite la salida de las congas en las fechas festivas o si el equipo de las Avispas gana la Serie Nacional.

Pero en el año 1979, cuando fue derrocado el exdictador nicaragüense Anastasio Somoza Debayle (ultimado en 1980 en su exilio en Asunción, Paraguay), se ordenó que salieran las congas por todas las calles santiagueras y el texto que se coreaba frenéticamente, era: Oye se cayó Somoza, el de la p…. mohosa.

Proferir insultos, malas palabras, agresiones físicas, y no sé cuántas cosas más, a las que fueron convocadas las masas en aquellos penosamente célebres actos de repudio de los años 80, dirigidas a todo el que fuera a abandonar el país, Es una buena muestra desde donde empezó la pérdida de valores éticos.

Un país donde se prohibió oír a los Beatles, porque era un problema ideológico y promovía en la radio y la televisión a cualquier cantantucho de séptima, solo porque hacía canciones revolucionarias.

Un país que otorgaba carreras universitarias más por los niveles de comprometimiento para con el sistema que por la vocación real o por los coeficientes de inteligencia. La lista puede ser interminable, eso se lo dejo a los comentaristas.

Resulta que ahora, la culpa es de los hogares, de las escuelas. Y hay que emprender una cruzada de rescate de los valores. ¿De qué estamos hablando?

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


16 thoughts on “¿Rescatar los valores?

  • el 21 marzo, 2014 a las 12:22 pm
    Permalink

    Janis realmente el unico que oficialmente en Cuba puede traer un tema a la luz publica es el Gobierno, mas nadie puede hacerlo , mas nadie tiene acceso a los medios. Quien verdaderamente trajo el tema a relucir fue el comentario del pueblo en lugares informales. El tema era mas que superevidente hace muchos anos; pero aunque no puedo asegurarlo , al gobierno le convino la inmoralidad por mucho tiempo mientras esta convertia a las gentes en seres apoliticos; pero en este momento esa inmoralidad esta abriendo fuego a la ideologia del gobierno de manera militante. Es mi parecer.

  • el 20 marzo, 2014 a las 11:38 am
    Permalink

    Leo los comentarios a este post y lo primero que me viene a la mente en una pregunta, todos los que aquí comentan, ¿leyeron el post de Yoani?
    Yo coincidí en muchas cosas con ella. Y no la creo divina, ni iluminada. Solo creo que lleva razón en unas cuantas cosas. Aunque tampoco me considere en la misma página, ni con ella, ni con nadie.
    El primero en poner el tema “Sobre la Mesa” fue el gobierno, quien hace poco instituyó un espacio en la Mesa Redonda solamente para “debatir” acerca de este tema. Así, todos los viernes se dedican a poner “Los Valores Sobre la Mesa”.
    Por tanto, ni Yoani, ni Dariela, comenzaron el debate. Como tampoco en la mesa redonda se mencionó ni de juego el papel del estado en la destrucción de los valores en Cuba. Porque es una destrucción, señores, de eso no quedan dudas.

  • el 20 marzo, 2014 a las 10:42 am
    Permalink

    eduardo:

    La cultura no se da a cucharadas, ni a decretazos.

    ¿Cuál es la parte que no acabas de entender? Creo que fue, Gusa quien dijo una vez:

    “El reggaeton nunca será la causa de la pérdida de los límites sociales.
    Antes que el reggaetón apareciera ya habíamos logrado una mayoría de edad anticipada, negarnos a pagar deudas, tirarnos huevos, golpear a los que piensan diferente, tolerar la política de abortos masivos, la prostitución en ambos sexos y la aceptación generalizada de productos robados.
    La crisis de valores llegó antes, cuando aceptamos como buenas conductas que no lo son.
    El reggaetón no es el peor de los males.”

  • el 19 marzo, 2014 a las 11:21 am
    Permalink

    …copio este comentario que puse en otro post porque se ajusta al tema de este…casualmente? hay en HT en estos momentos 2 articulos sobre los valores basados en la opinion de la divina yoani……se culpa de la vulgaridad y la falta de valores al gobierno y al sistema cubano.. pero casualmente la mayoria de las expresiones de vulgaridad son “importadas” y son una de las “modernidades” que han llegado a cuba y su sociedad con la pequeña y gradual apertura al mundo…hablando de vulgaridades y barbarismos…son el reggueton y el famoso perreo que fueron o son moda en cuba y otros muchos lugares inventos cubanos o del gobierno cubano???…no y si hablamos de vulgaridad y mala influencia estos son ejemplos sobrados…pero cuando el gobierno cubano trato de limitar la difusion de tan vulgares manifestaciones enseguida se formo un alboroto tremendo…fue noticia de primera plana “GOBIERNO CUBANO PROHIBE EL REGGUETON” y se mostraba este hecho como una muestra de la represion y la falta de libertad en la isla…no se prohibia el reggueton en la isla,solo se limitaba su difusion y a lo mejor esa no era la mejor solucion para combatir la mala influencia de esa manifestacion pero los defensores de la libertad y la democracia que ahora se preocupan tanto por las buenas costumbres y los valores, en ese momento no se preocuparon por estas y atacaron igual al gobierno cubano…el asunto principal es que la “preocupacion” por los valores y la educacion de los cubanos suena hueca , falsa y manipulada cuando su objetivo es solo culpar y atacar al gobieno…

  • el 19 marzo, 2014 a las 10:10 am
    Permalink

    Isidro, igual.
    Si el porno para Ricardo es obceno lo es y ya, tambien entra entre los carentes de buenos modales, acaso El tambien no es producto de la inmundicia?, por lo menos tu lo has escuchado, yo no se ni como tiene la voz, si se que se lo llevan preso y que le cortan la luz, y que bla, bla porque hace canciones en contra del regimen, de ahi mas nada. Que falta de mente pensar que todos los que “politicamente” estemos en la misma pagina, estemos en la misma pagina en todo lo demas.

  • el 18 marzo, 2014 a las 11:01 pm
    Permalink

    Buena la observación, Eduardo, porque Porno para Ricardo es de lo más pedestre que he escuchado en largos años, y ya son unos cuantos los que cargo. Ahora, no he visto aquí una sola crítica a la nociva influencia que pudieran tener sus canciones sobre una juventud que ya de por sí está bastante alejada de ciertos valores, como lo cual es fácil deducir que “dime contra quién “chusmeas” (políticamente) y te diremos si te llevas un premio o una patada”.

  • el 18 marzo, 2014 a las 8:21 pm
    Permalink

    Para mi, la familia es, en primer lugar quien tiene el papel principal en educar a sus integrantes en determinados valores. El rol de los maestros es ensenar, pero aunque ellos pueden influir en los comportamientos de los estudiantes, al final del dia, el estudiante refleja los patrones de la casa y en cierta medida, los del grupo que le rodea. Digamos que, por ejemplo, al nino le ensenan desde pequeno que proferir insultos o malas palabras es aceptado en la casa, pues adivina que va a pasar. Claro, es mas facil culpar al resto de la humanidad de las barbaridades cuando un adolescente o joven se manifiesta de cierta forma, o utiliza cierto lenguaje, o tiene ciertos patrones de conducta. Yo fui criado bajo ciertos valores y a pesar de vivir en un barrio de la Habana Vieja, nunca fui un delincuente ni un marginal. Tampoco me sume a la “chusma” que gritaba consignas y palabrotas. Y que no me digan que esos son sintomas de estos tiempos. Yo tambien fui adolescente en los 80’s y ciertamente, algo rebelde, como casi todos los jovenes. Escuche rock y disfrute hasta donde pude, pero ni yo ni nadie en mi grupo se conviritio en marginal, drogadictos, alcoholicos o harapientos, a pesar de que esa era la vision que algunos tenian de los “rockeros”. Tampoco gritabamos groserias o teniamos actiudes ‘antisociales”. Sin embargo, no pocas veces fuimos incomprendidos simplemente por escuchar musica “estridente”, “en Ingles” o por vestir con pantalones ajustados, camisas anchas y hacer milagros para enmascarar una timida melena ante la mirada inquistoria del director del pre. Hoy en dia nos encontramos criticando (tal vez ahora con mas motivos, lo admito), casi lo mismo por lo que fuimos criticados hace 20 o 30 annos atras. Sera que es un ciclo que se repite? Ciertamente, la sociedad cubana de hoy en dia no es la misma de aquel entonces. Y los annos de crisis y escasez ciertamente han traumatizado la sociedad, con su secuela de simulacion, oportunismo, miserias humanas y emigracion. Sin embargo, sigo sosteniendo que la familia aun juega su papel.

  • el 18 marzo, 2014 a las 6:21 pm
    Permalink

    ….se habla de vulgaridad y falta de valores eticos y bla,bla,bla…se pone como ejemplo de vulgaridad a la conga de santiago y yoani nos da lecciones de buenas costumbres….pero no veo que se mencione a personajes tan ilustres como el tal gorki aguila….individuo nefasto que no ladra 2 palabras sin decir una groseria pero que ha sido elevado a “destacado musico e intelectual” porque esas groserias y esa falta de valores y de educacion se dirigen contra el regimen…su vida privada no me interesa cuestionar porque su vida publica es lo suficientemente reprobable pero para los antisistema cubano eso no importa…se le financian discos y giras,se le entrevista y se le promociona como “artista contestatario”…porque somos tan hipocritas y vemos solo lo que nos conviene o lo que nos dice la iluminada yoani???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *