Oyendo a Calle 13

Dariela Aquique

Calle 13 en La Habana en 2010.  Foto: Caridad
Calle 13 en La Habana en 2010. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — La música es quizás de las manifestaciones artísticas, la que tenga mayor diversidad de tendencias. Debo confesar que he sido prejuiciada cuando de preferencias musicales se trata. Sin embargo, a veces escapo de mi convencionalismo y emprendo el viaje por el universo de los géneros.

Fue así que me sorprendí oyendo algunos discos de Calle 13, yo que siempre he tenido aprensión para con la llamada música urbana. Y escuchando canción a canción, disco a disco, me quedó claro una vez más que no existen géneros inferiores, ni superiores.

Esta banda nació en las barriadas marginales de San Juan, Puerto Rico. El nombre proviene de su vivienda ubicada en la Calle 13, en una urbanización de Trujillo Alto.

René Pérez Joglar (Residente), director, arreglista y vocalista principal, su hermanastro Eduardo Cabra (Visitante), cantante de coros, compositor y multinstrumentista y su hermana Ileana Cabra (PG-13), que participa en algunas canciones como voz femenina, deben sus apodos a la rutina de identificación que tenían que dar al guardia de seguridad para entrar a su propia casa.

Estos chicos son la voz de una vanguardia social que ha sido proscrita, pero que se impone con una poética propia y radical. Que no edulcora su oratoria, que emplea un lenguaje básico, conforme a su tiempo, a estos tiempos de guerra y pasarelas, de hambrunas y realitys show.

Son el clamor del individuo que tiene muchas ganas, mucha necesidad de decir lo que siente, de gritar… Y el grito no es precisamente algo lindo. Por eso el rap, el hip-hop, el spoken word, y hasta algún no tan burdo reguetón suenan ríspidos.

El caso Calle 13, como todo lo que tiene su génesis en lo marginal, enseguida provocó escrúpulos. Obviamente no siempre se cumple el proverbio del diamante en el basurero. Pero esta banda con su personalidad musical ecléctica, fusionando estilos y su verbo desnudo, a veces grotesco, hace que se cumpla absolutamente el aforismo.

Desde el primer disco Calle 13, que lanzaran a finales del 2005 con White Lion, disquera independiente puertorriqueña, pasando por Los de atrás vienen conmigo, Residente o Visitante, Entren los que quieran y Multi Viral, su más reciente creación, se advierte la madurez y calidad que ha ido ganando su discografía.

Aunque diferentes en ritmo e intención, se disfruta igual de temas como sus clásicos ¡Atrévete te, te! y Chulin Culin Cunfly hasta No hay nadie como tú, Latinoamérica u Ojos color del sol (ft. Silvio Rodríguez). No por casualidad cuentan con 21 premios Grammy Latinos y 2 Grammy.

Residente y Visitante junto a sus músicos Héctor (Coco) Bárez, Andrés (Kino) Cruz, Mark Rivera, Arturo Vergés e Ismael Cancel; son cantores populares que se resisten a la banalización de la poesía, para que sean escuchadas solo por las élites, habidas cuentas vivimos una época muy vertiginosa y por eso la idea es salirse de los ambiente circunscritos.

Libre ya de mis parcialidades, invito a todos los que aún padezcan de este mal que oyendo a Calle 13 corroboren que sólo hay buena música o mala música, independientemente del estilo que sea.

 

 

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


5 thoughts on “Oyendo a Calle 13

  • el 17 noviembre, 2014 a las 9:50 pm
    Permalink

    Asi es que …., aparte de todo lo bueno que musicalmente sean, “estos chicos son la voz de una vanguardia social”. Interesante!

  • el 17 noviembre, 2014 a las 4:34 pm
    Permalink

    Cuando hablo de mainstream me refiero a que es posible encontrar sus discos, escucharlos en la radio, verlos en television y que hagan giras por diferentes paises y se pueda comprar boletos para sus conciertos. Y sobretodo tienen un rosario de premios.

    Calle 13, por mas rosca izquierda que haya sido, ya entró por la canalita.

  • el 17 noviembre, 2014 a las 11:06 am
    Permalink

    hehehe Que casualidad que no han saltado algunos especialistas de musica para decirte que eso no es musica hahahah .. Pero bueno, la verdad es que personalmente prefiero a los Aldeanos. :D

  • el 17 noviembre, 2014 a las 10:59 am
    Permalink

    Que bueno que hablas de uno de los grupos mas carismáticos, originales y a la vez contestatarios de América Latina. Gusa, dices que son main stream, pero te aseguro que no tanto, basta escuchar algunos de su temas mas acidos como ” Querido FBI” u ” Homenaje a la policia”.
    Gracias Dariela por este post y porque no te animas y haces un dia uno sobre Los Aldeanos, que son considerados como una de las mejores agrupaciones de hip hop en lengua hispana, a pesar de que en Cuba no se diga nada de ellos en los medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *