Ni con dios, ni con el diablo

Dariela Aquique

Edmundo Garcia

Por estos días ha sido pan caliente en la prensa digital, la polémica Edmundo-Pablo. El señor Edmundo García, hace algún tiempo, por sus textos insidiosos me ha hecho pensar en él como una suerte de Mata Hari tropical, no puedo entender a alguien tan afín con la política y sistema social en Cuba, que se haya ido a vivir justamente a los predios del “mayor enemigo de la isla”.

Vive en Miami, ese Miami en que él mismo dice es donde: … se han fraguado acciones contra su país, en Miami se obstaculiza el intercambio cultural con Cuba, congresistas de Miami quieren limitar los viajes de cubanos a la isla…

Y yo me pregunto, ¿por qué no se quedó aquí?, haciendo su programa de la Gran Escena, con guiones cursis y preconcebidos y…condenando el criminal bloqueo impuesto a Cuba,…y pronunciándose por la libertad de Los 5.

Recordemos como hace unos meses provocó con su manipulada entrevista, toda una ola de represalias hacia la figura de Pedro Pablo Oliva. Se la pasa de visitas en Cuba desayunando públicamente con Alarcón, el presidente de la Asamblea Nacional. Ahora trata de emplazar a Pablo Milanés, ¿a que juega este tipo?

Debe resultar fácil hacer campaña a favor de Cuba, desde una acomodada situación económica. Es un receptáculo de argumentaciones encontradas. Dice admirar la obra de Pablo, pero no cree, que esta haya sido posible… sin las dinámicas que generaron la estética cultural en la cual el querido Pablo se insertó para beneficio de su crecimiento como artista,… de la que….no hubiera pasado (piensa él) de ser un bolerista con una guitarra en un bar de Bayamo, o en el mejor de los casos de La Habana.

Pablo Milanes. Foto: Cubadebate.cu

Esto evidentemente pone en tela de juicio las posibilidades reales de Pablo como artista, ya que si le atribuye sus méritos a la posibilidad dada por la Revolución y no a su propio talento, descree de él.

Acusa al artista de influir en otros cantautores españoles, (por demás sus amigos personales)  para con su posición respecto a Cuba. Edmundo olvida que estos artistas otrora amigos afectuosos del sistema castrense, hicieron manifiesta su actitud de rechazo a medidas extremas tomadas por el gobierno, hace ya bastante tiempo desde que fueron fusilados, sin preámbulo alguno aquellos jovencitos que intentaron llevarse la lancha de Regla.

Esta versión de Mata Hari, fue irrespetuoso y cáustico en sus aseveraciones sobre la estancia de Pablo en Miami. Pablito, como le decimos los cubanos, tiene el derecho a darle entrevistas a quien entienda.

Finalmente no sé con quien esta este individuo y me hace recordar una frase antiquísima: Hay quien está con Dios y lo mata el Diablo. Hay quien está con el Diablo y lo mata Dios. Pero hay quien no está ni con Dios, ni con el Diablo y a estos no los mata nadie, se mueren solos.

Y creo que así se morirá Edmundo.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

7 thoughts on “Ni con dios, ni con el diablo

  • Edmundo, por desgracia, es el caso típico de que cualquier causa, por buena que pueda ser, está expuesta a fenecer en manos de un mal mensajero…

  • Ni idea de que existia!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *