La fotografía en Cuba

Dariela Aquique

Foto a una obra teatral en los '80.

Los fotógrafos van pesquisando el detalle, ese que está en todas las cosas, hasta en las más primarias a veces y refieren o guardan en sí misma una historia que debe ser contada.

Se perpetúa así lo más efímero, se cumple entonces el adagio de la creación como hecho humano que deviene arte que quebranta su tiempo y se vuelve memoria y testimonio.

Hacer fotos es para algunos, profesión, para otros, entretenimiento o medio de vida, en cualquiera de estas variantes, es una actividad nada barata. En muchas partes del mundo la fotografía constituye un arte de minorías, obviamente esto obedece a cuestiones económicas.

No obstante muchos nacionales se han dedicado a esto amén la ausencia de recursos y tecnologías novedosas y logran obras de gran maestría.

La motivación juega aquí un papel dominante. Llamó mucho mi atención una exposición personal que estuvo exhibida en la galería del Centro Prat Puig de mi ciudad, con el título: Pa´ mi pueblo.

Foto epica de los '60.

La misma debía su nombre a una foto, que mostraba este grafitis en una pared: Pa´ mi pueblo, y justamente debajo del cartel un montón de basura. Imágenes como estas expresan lo que podrían ser un montón de razones o ninguna precisa o ninguna aparente, así cumplen su roll.

La exposición en su conjunto no era novedosa, sin embargo era sui generis, las técnicas usadas son harto explotadas. Sin embargo en dicha obra hay un sello de autenticidad que la identifica, logra sacar de las cosas más comunes su halito poético, su vuelo mágico, su sentido hasta fantasmagórico en ocasiones.

Tiene buena recepción, refleja la llaneza del pueblo, la verdad de una nación, fotos a un par de zapatos deportivos desgastados, tendidos en un cordel secándose al sol. A barquito de papel en medio del mar. A un viejo mueble en al azotea de una casa o a rostros cutres de hombres, niños y mujeres comunes que reflejan la total desolación.

La fotografía cubana después del 59, pude decirse que fue totalmente épica. Escenas de la zafra, de la alfabetización, de las grandes figuras de la Revolución. Todo esto fue captado por el lente de los que como el afamado Korda, hicieron toda una carrera fotográfica registrando esta etapa de la vida del país.

Ya en los 80, las fotos en Cuba no tenían grandes hazañas, ni iconos que mostrar, por eso tomó un carácter más comercial y lo más serio que se hacía era fotografiar eventos artísticos y lo más común hacer montajes cursis para bodas y fiestas de quince.

Niños descalzos fumando en la actualidad.

Intentar recoger retratos de los éxodos masivos o cualquier otro hecho social era solo permisible para la prensa acreditada o fotógrafos oficialistas, la censura no consentía hacerlo por cuenta propia.

En estos momentos con los adelantos técnicos y lo accesible de ciertos medios para muchos, se hace imposible un riguroso control. Cualquiera puede atrapar con su lente una escena que sin querer implique una denuncia o una evidencia.

No obstante, ciertos contratiempos pueden acarrear si tomas una foto, digamos comprometedora.

Hoy cualquier foto aparentemente ingenua y sencilla tiene vida propia, su discurso es tan poderoso, como ella en sí misma, la figura está ahí desafiante diciendo: ¡mírame! Así es hoy la fotografía en Cuba.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

3 thoughts on “La fotografía en Cuba

  • Hola Charlene, infinitas gracias por tu aprobación a mi estilo de ir llevando el diario, eso en cierta medida se lo debo a los lectores, son ustedes quienes me motivan a escribir, a veces a discrepar, pero son siempre una buena razón para cada vez intentar hacerlo mejor. Un abrazo desde Santiago.
    Échale una ojeada alos fotoreportajes de mi ciudad, hay algunos mios y otros de mi colega Janis y así conoces a mi Chago

  • Como escribia en este sitio,cuando “llegue”me compre una camara NIKON,me iba a las “afueras” de Berlin,a tomar fotos,tenia una “amiga” Milena,la invite a dar un paseo a Wannsee,un lago,estaba nublado(tipico en Alemania),entre las nubes ,solo habia un “rayo de sol”,pero debajo del mismo,habia un “patico”…tenia la cabeza,dentro de una de sus “alas”,era increible,la imagen,bella,le comente a Milena,lo bello de la escena,
    Solo me dijo..”tira una foto”…un abrazo,con “sabor a Stgo de Cuba”

  • Dariela: paso para saludarte y decirte que me gusta mucho la forma en que has ido hilando tu diario. felicidades por eso. Un abrazo hasta Santiago de Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *