Hablando de relaciones de género en Cuba

Dariela Aquique

En la Calle Neptuno. Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 21 mar — El académico norteamericano Ted Henken, está  haciendo un trabajo sobre género y medios digitales de comunicación. Ha confeccionado un cuestionario para que algunas de las blogueras de HT demos nuestras opiniones.

Como el asunto es realmente llamativo y además versa sobre temáticas que no he tocado en mis entradas, he querido pues, compartir algunos de mis puntos de vista a partir de ciertos enfoques del sondeo que hace el profesor.

Él pregunta, cómo podrían caracterizarse las relaciones de género en Cuba y cuáles asuntos en este sentido enfrenta especialmente el país, así como, cuál es la relación entre género, políticas, y vida pública. Y más adelante del fenómeno machismo en la isla.

A lo que he respondido que las relaciones de género en Cuba, no creo que sean el punto neurálgico en la sociedad.  La violencia doméstica, ciertas discriminaciones, sí las hay, pero no a escalas alarmantes, si la comparásemos con Latinoamérica o con algunas culturas musulmanas. Para ser sincera no creo que Cuba sea de los países latinoamericanos que ha padecido el machismo en su más cruel expresión.

Independientemente de que perduren algunas manifestaciones sociales pro machistas, que son, sin duda, rezagos de una idiosincrasia propia de los latinos, las mujeres acá somos bastante independientes y creo, de una naturaleza con un gran sentido de la emancipación.

Hay que señalar, sin embargo, que el proceso revolucionario en el país impulsó la integración de la mujer a todas las esferas sociales, grandes movimientos como la Campaña de Alfabetización, los Jóvenes Rebeldes y otras organizaciones de masas creadas en los primeros años, sacaron a la mujeres de sus casas para hacerlas trabajadoras, estudiantes, milicianas; y la igualdad de derechos de la mujer con el hombre se fue haciendo una realidad.

No quiere decir esto que en ocasiones no hayamos sido víctimas de discriminación para ocupar ciertos cargos directivos, por ejemplo. Donde hay un número mayor de hombres es en los ministerios, el gobierno, etc. (pero esto pasa en el mundo entero).

Con respecto a la  Cuba del pasado, desde mi perspectiva existe un ejemplo clave: el proxenetismo, el que en las sociedades básicamente machistas, sucede por la incapacidad que demuestran las mujeres de enfrentar solas el difícil y antiguo oficio de la prostitución.

En la Cuba de hoy las prostitutas que tienen proxenetas, es por puro placer y una total subversión de valores.  Aquí la mujer no tiene porqué depender económicamente del hombre. Ni nuestra cultura, ni sociedad simplifican a las féminas.

Opino a pesar de eso, que el mayor asunto de género que enfrenta el país, es el incremento de la prostitución como resultado del desastroso estado de nuestra economía. Donde la fórmula: Base económica deficiente = Superestructura deformada.

Hay una proliferación del meretricio, principalmente  en jovencitas, que por salir del país o mejorar su calidad de vida abandonan sus carreras y hacen hasta pornografía. Estas “pericias” se llevan a cabo mayormente con extranjeros. La imagen de la mujer cubana para muchos turistas está en un bajo escaño social. Y aquí es que la relación entre género, políticas, y vida pública, empieza a resultar un poco falseada.

 

Cuando el Estado enfrascado siempre en mostrar su mejor cara ante la opinión internacional, a través de sus medios oficiales habla de los grandes porcentajes de mujeres profesionales e intelectuales con que cuenta el país; del papel de la mujer en la sociedad, en igualdad de derechos y deberes que los hombres; incluso, para con la defensa de la patria.

Estos términos estadísticos  contribuyen a instrumentar parte de la política. En cambio, nunca se oirá hablar de escándalos de corrupción de menores, de pornografía o de prostitución. El secretismo y la doble moral, ese bacilo alojado hace más de medio siglo en la sociedad cubana, demuestran dónde género, política y vida pública pierden la conexión.

Fueron estos, entre otros temas los que compartí con el estudioso, abordando algunas de las aristas de las tantas que tiene el tema relaciones de género en Cuba.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

5 thoughts on “Hablando de relaciones de género en Cuba

  • Pedro,..saludos,si es que te refieres a mi!….yo no fumo,ni bebo…quizas una cerveza,no mas…si es que te refieres a..mi…con mis disculpas…yo trabajo en la gastronomia…pero no bebo…al final…una quizas? y para la casa…al otrodia ..tienes que “continuar”…es so?

    Existe la “violencia de genero” en contra del hombre”… no te lo escribo..porque no sabes aleman!!…un abrazo!!

  • camarada, deja la bebida antes de meterte a las teclas!

  • Sabes? Dariela.ayer ,caminando hacia casa,me encontre una mata ..amo las plantas,es como una “malanga” alguien la habia dejado en la calle,en si ,en Berlin ,cuando no quieres una cosa ,solo lo dejas en la “acera” la gente pasa,y si le “cuadra” !!lo lleva..en si tengo muchos cactus,la gente solo lo deja en la acera….

    Pero me acordaba cundo era niño,mis padres tenian “plantaciones” de cafe en Mayari..y me subia a la mata de ciruelas..y “jugaba con mi pene” niño al fin,una hermana me “descubrio” amenazo con decirlo a mi papa….de miedo… no me subi mas a la mata…y la planta se fue “muriendo le regaba agua..y la mata de ciruela…se seco!..con pesar mio…es hablando de “genero”…que es genero??cuando “tu misma ” te descrimina!! cuando hay una fiesta ..y vas…”presentas” a tu acompañante y dice “Es mi marido”una posesion) o a la inversa “es mi mujer”(te pertenece)??..solo eso…estoy enamorado de tu somrisa..!!solo eso!!

  • “En cambio, nunca se oirá hablar de escándalos de corrupción de menores, de pornografía o de prostitución. El secretismo y la doble moral.”

    Permíteme preguntarte, ¿porqué razón se haría público el trato de blancas, la prostutición de menores de edad, la permisión del llamado “turismo sexual”, la pornografía “subidita de tono”(aunque no en grados brutales como sucede en Brasil, Colombia, México y Venezuela, por ejemplo)? ¿Qué no es por demás sabido que al grueso de turistas, mayormente europeos, se les permite todo ese ajiaco en la Isla en colusión con cubanos? ¿Qué acaso no es de dominio público que “la libertad” de la que gozan estos animales tiene que ver directamente con la cantidad de billetes que se embolsan las autoridades? Si le das una pasada así muy por encima a mis cuestionamientos, notas que la única constante en toda la problemática es el desprecio, el abuso, la violencia y el desprestigio pleno de y hacia las mujeres. La autoridad tiene esta actitud que raya en el abandono de la mujer en cuanto a la observancia de sus derechos, buena parte de la sociedad no tiene una visión distinta a la autoridad, entonces ¿dónde pueden tener lugar las prerrogativas de quienes son las más de las veces el sostén de la casa, la fuerza laboral en los centros de trabajo, la capacidad educadora y formativa de las nuevas generaciones, los intelectos y manos creadoras de una nación que no les respeta en la misma medida en la que ellas generan y producen?

  • Yo no sería tan optimista, Dariela, e incluso creo que minimizar el problema comparándolo con otras experiencias latinoamericanas o musulmanas, puede ser muy negativo. Con la crisis económica ser mujer es prácticamente un calvario, pues son ellas las que asumen esa reproducción del ámbito doméstico tan estresante, para que alcance lo poco que existe, además de tener que cumplir con todo lo demás.

    He estado buscando, y no encuentro cifras oficiales sobre feminicidio y no creo que sea porque no es relevante, pues todo feminicidio lo es.
    Lo de “En la Cuba de hoy las prostitutas que tienen proxenetas, es por puro placer y una total subversión de valores. Aquí la mujer no tiene porqué depender económicamente del hombre”, me parece “muy extraño”, porque los proxenetas son los que lidian con las redes de corrupción en torno al negocio de la prostitución y variantes más o menos, funcionan casi igual en todas partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *