El rito de la maleta

Danae Suarez

Sin importar en que lugar me pueda encontrar en un futuro una cosa se: Siempre quisiera pasar el 31 de diciembre en mi Habana.

Son muchas las incertidumbres del cubano de hoy pero cuando de celebrar se trata, no son pocos los que rompen su  “cochinito alcancía” y sacan de donde no hay para comprar al menos, el pernil, los buenos frijoles negros,  la yuca con mojo incluido y eso si, bebida, mucha bebida.

Para la mayoría de los países de occidente es una fecha de celebración.  Un año que culmina, otro que comienza.  No soy capaz de imaginar como será un 31 de diciembre “alla afuera” pero lo que más me conmueve de “los 31” en mi Cuba son los populares ritos que se han asentado durante años y que hoy, podemos decir, forman ya parte de la tradición.

¿Cuántos no esperan a las 12 de la noche para lanzar un cubo de agua a la calle con la esperanza de que “se lleve lo malo”?.  Otros, sin embargo, prefieren hacer un muñeco de “rasgos sospechosos” y quemarlo “para matar el año viejo.”

Pero lo que si no olvidó casi nadie este año fue la tradicional vuelta a la manzana con una maleta llena de ropa vieja, para así garantizar el “fasten” (viaje) para el próximo año.

Aun en Miramar, reparto controversial, residencia de altos funcionarios  del gobierno, no faltaron las maletas este año.

Los más identificados con “el pueblo” corrieron formando gran algarabía, otros mas discretamente dieron la vuelta con el pretexto de “viajar a cumplir misión en Venezuela”; los más discretos, esperaron paciente a que pasara el alboroto y se dirigieron, callada y disciplinadamente a la aventura cual si fuera una “orientación de arriba.”

Lo cierto es que casi todos se sumaron este año al ya tradicional y sugerente “rito de la maleta.”

Danae Suarez

Danae Suárez: Siempre me he sentido en la responsabilidad de defender valores que son eternos y que por desgracia han quedado olvidados en un mundo que tiende más a la despersonalización del ser humano y ¿Qué mejor lugar que mi país para hacer la tarea que debería asumir cada ciudadano consciente? : Trabajar por una sociedad mejor. Nunca olvido la famosa frase de la Madre Teresa de Calcuta: “Todo lo que hacemos no es mas que una gota en el océano, pero si no lo hacemos, esa gota faltará para siempre” y yo, estoy comprometida -desde mi convicción- a que mi gota no falte.


3 thoughts on “El rito de la maleta

  • el 3 junio, 2012 a las 10:06 am
    Permalink

    estas contumbres o tradiciones c hacen en algunos pueblos de mex. naci en frontera tabasco es una isla paqueña. nos vemos en la casita de madera donde creci cada fin de año.y es una alegria cuando dan las 12 a correr con las maletas y diciendoles adios alas personas en la calle,otros c montan en los carros. bueno es una verdadera algarabia. tube la oportunidad de viajar a la abana.y m siento tan familiarizada k amo sus costumbres. y a su gente.
    m gusta su religion.,

  • el 9 enero, 2011 a las 6:36 pm
    Permalink

    Estuve en la habana este fin de año y vi con cuanta alegria la gente salia con sus maletas,yo me sume, ojala nunca el cubano en Cuba pierda sus sueños, sus alegrias y sus ganas de seguir hacia delante,espero estar con ustedes en cuba el proximo fin de año.

  • el 5 enero, 2011 a las 6:15 am
    Permalink

    Ese rito de la maleta yo no lo conocia, para mi es nuevo, es verdad que son 14 anos que no paso un 31 en mi Habana, lo del cubo de agua si, es toda una vida que se hace pero la vuelta a la manzana con la maleta, eso es cosa de los ultimos anos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *