Una vida simple es una vida feliz

Por Ben Anson

Vibraciones simples.

HAVANA TIMES – No tengo idea de por qué sucede en realidad, sin embargo, recientemente me he encontrado reflexionando sobre el materialismo.

Gabriel García Márquez escribió en una ocasión sobre “el privilegio de lo simple” en Cien años de soledad. Me encantó esa línea. Vivir una vida simple, libre de caos, drama y tonterías innecesarias es un gran privilegio.

Los pensamientos de llevar una vida simplista, básica y minimalista (como lo llaman) han estado flotando alrededor de mi cabeza esta semana. No lo soy, y nunca me imaginé a mí mismo como una especie de “hippie”, viviendo en una choza, bebiendo leche de coco extraída directamente del árbol, vendiendo manualidades o brazaletes “espirituales” para sobrevivir. Sin embargo, aparte de las pulseras y la leche de coco (lo cual no me gusta mucho), la cabaña no parece tan malo.

En ocasiones me pregunto, ¿debería vender todo y vivir en alguna playa?, quizás junto a mis amigos garífunas … seguramente alguien tiene una cabaña de playa con techo de palma para alquilar. Podría pescar, escribir … nadar y bucear … caminar por el bosque tropical – volver a la naturaleza.

Después de todo crecí como un chico de campo.

¿Qué ha traído esos pensamientos?

Quizás la música. El escuchar los géneros populares: las letras de rap, trap y reggaetón.

La cantidad de compartir, “me gusta”, “corazones” y quién sabe qué más reciben estos reguetoneros caribeños en las redes sociales es increíble, dada la letra tonta que usan. Me gusta un poco de reggaetón y trap. Parece que el género va cuesta abajo … rápidamente.

No pude evitarlo: una nueva “canción” (si se puede llamar así), compartida por varios amigos latinos en mis cuentas de las redes sociales, me obligó a realizar un comentario. Escuché el primer minuto de la canción y apagué el video musical. Por absurda que parezca la siguiente letra, muchos jóvenes creen en esta “imagen exitosa”.

Letra de La Medusa, por Anuel AA y J Balvin.

“No hay excusa, no hay excusa,

Gasté treinta mil en la Medusa – Versace,

Qué bolas, los chicos con bolas gastan dinero aquí”.

Mi pregunta es: ¿cómo se puede producir esa basura? ¿Quién quiere escuchar eso?

¿Cómo hemos llegado al punto en el que celebramos a los raperos retrasados ​​que piensan que son algo, simplemente porque están tirando por la borda treinta mil dólares en la mierda cualquiera que sea una “Medusa”?

Está por todo el lugar.

Los jóvenes quieren tener los grandes autos: estar ganando, vivir en casas inmensas, tener relojes grandes, ropa de diseñadores famosos, teléfonos inmensos, grandes, esto, grande – aquello.

Que mentes tan pequeñas.

Sin embargo, ¿dónde acaba esto? Una vez que aparentemente lo has logrado … ya saben, con solo tener un montón de dinero … ¿Acabas de comprar el reloj ridículamente caro? ¿Tienes que comprar dos? ¿Tres? Cuatro? ¿Cuarenta?

¿Una casa grande será suficiente? ¿Tus seguidores de Instagram seguirán amando tus fotos si te ven conduciendo el mismo Ferrari? ¿Cuándo las personas dejarán de endeudarse para tratar de impresionar a otras (que son tan falsas y están tan perdidos como ellos mismos) que no se mearían encima de uno si uno estuviera en llamas?

Para mí es una locura total y absoluta. Es fascinante, cuán inseguras son las personas. Un compañero que conozco de la localidad…

Hace un mes, él era la comidilla de todo el pueblo.

“Ben, ¿viste el carro nuevo de Kevin?”

“¡Deberías ver lo que está conduciendo ahora!”

“¡Este tipo sí suena! Qué coche tan genial en el que anda por ahí “.

Kevin se la comió. Todo lo relacionado con él gira en torno a presumirle a todos los demás. Lo que pasa con su caso es que yo calculo que el cincuenta por ciento de las personas no les interesa en lo más mínimo lo que él tiene y lo que no tiene, y el otro cincuenta por ciento piensa que es un completo imbécil. Es realmente así de simple. Sus anillos de oro, sus camisas mexicanas, hechas a la medida, que los cantantes de Banda usan, su nuevo 4×4, nada de eso significa nada.

A las personas o bien no les importa o están celosas de él y quieren derribarlo de cualquier manera posible.

Luego, hace una semana, vino a mí.

“Me estoy volviendo loco, Ben. Estoy tan endeudado … este auto nuevo. Tengo un plan de pago de cinco años, esta deuda me va a matar “.

La música contemporánea, las redes sociales y nuestra cultura actual de celebridades son factores que están engañando a los chicos (y chicas) promedios para que se encierren en la jaula de la deuda, solo para tratar de impresionar a las personas que realmente no pueden preocuparse menos por ellos. ¿Cuán estúpido debes ser para dejarte atrapar en una deuda de cinco años? Anteriormente, ya él tenía un carro, pero no, tenía que ser más grande y “mejor”.

Recuerdo que yo montaba una bicicleta vieja y destartalada por las vibrantes calles de mi amada ciudad caribeña de Tela. Chanclas, shorts, camiseta, nada más. Y me sentía maravillosamente contento.

Para concluir, cito a Gary Vaynerchuk, sensación de Internet.

“No necesitas un reloj, no necesitas un maldito látigo, necesitas ser feliz”.



Ben Anson

"En el momento en que salgo (de un avión), noto que todo en mi cuerpo y en mi mente se reajusta para mí". Así lo comentó Gabriel García Márquez, cuando hablaba de su relación con el Caribe. Él sintió la conexión física y mental más fuerte posible con esta parte del mundo, y consideró que era "sepulcral" e inmensamente "peligroso" para él abandonar esa zona. Solo aquí "Gabo" se sintió "bien" con él mismo. Honduras hace eso conmigo -precisamente lo mismo que el Caribe hizo por Márquez. Una nación resplandeciente, pero problemática, de la que decididamente no he podido separarme desde 2014. Por lo tanto, trato de capturar su esencia a través de la palabra escrita.

Ben Anson has 28 posts and counting. See all posts by Ben Anson

5 thoughts on “Una vida simple es una vida feliz

  • Me gustó tu artículo. Realmente no se necesita mucho para ser feliz. Hay un proverbio en La Biblia que reza: “Al rico las riquezas no le dejan dormir”. Pienso que lo ideal es tener las necesidades básicas satisfechas y de vez en cuando darse algún lujo. El problema viene porque tenemos un ego descalibrado, y al ser seres sociales lamentablemente siempre nos estamos comparando. Pero el bienestar radica en la actitud de la mente.

  • Muy bien dicho. Totalmente de acuerdo. Por la condición humana nos perdemos a veces en tonteras por cuestiones ]sociales o por querer alimentar nuestros egos. Absolutamente. Hay que comprender que es lo que realmente importa en esta vida.

  • El dinero calma los nervios…, dice una frase por ahí. Pero lo que en verdad importa es lo que dice el amigo Pedro, un estatus de vida digno, que te permita viajar de vez en cuando, tener una casa con lo esencial de comodidades. La compañia de tus familiares queridos, tus amigos, que siempre estén cerca. Lograr un trabajo de acuerdo a lo que te gusta y eres capaz. Tener una realización personal y espiritual. Lo material te alivia, pero lo espiritual te llena, donde quiera que estés.

  • “Tener una realización personal y espiritual. Lo material te alivia, pero lo espiritual te llena, donde quiera que estés”. Eso me gusta, lo has dicho perfectamente Irina. Totalmente de acuerdo contigo.

  • Se puede ser rico y ser pobre se puede ser pobre y ser rico todo esta en como veas las cosas como las sientas como la vives la fe juega un papel muy importante te da paz y una mente amplia para pensar y analizar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.