Sueños y realidades de agencia de modelos en Cuba

Esperando para una entrevista en una agencia de modelaje.

By Ammi

HAVANA TIMES – “Por el futuro del modelaje en Cuba, somos jóvenes emprendedores cubanos, llegando a realizar sueños de muchos que no sabían cómo alcanzar el éxito”. Son las palabras que inician la página de la agencia de modelos Deflores Casting Cuba.

Es cierto que muchos intentan seguir las tendencias en los diseños de modas, y una gran parte sueña con ser modelos, pero ¿cuántos lo logran?

No pretendo caracterizar como superficial o banal a dicha profesión, pero sí hacer visible el prometido ascenso que a veces nunca llega, mientras se desangra el bolsillo de los padres en aras de que sus hijos logren entrar a la industria.

Es curioso que el único requisito que necesitan los muchachos que deseen hacer el casting, es solo llevar un traje de baño, además de los tacones las chicas.

Llegamos a calle Neptuno y quedamos impresionadas por las más de 500 personas entre padres y aspirantes listos a presentarse -me cuenta Amelia recordando ese día, que al parecer se cumpliría su sueño de ser modelo. Una semana después le llegó la notificación, había sido seleccionada -cuenta esta chica de 18 años. Su sorpresa mayor fue darse cuenta que la inmensa mayoría de los aspirantes fueron aprobados.

No se trata de discriminar ni crear estereotipos respecto al tema, sino de analizar cómo estas supuestas agencias sobreviven engañando a quien ilusionado es capaz de creer que está en las mejores manos.

Estos “elegidos” deben pagar una cuota de 15 CUC (USD) mensual por cuatro meses. En tanto, reciben clases elementales, técnicas muy básicas, que no les garantiza una carrera en el complejo mundo de las pasarelas, ya que cuando llega un trabajo que al parecer abriría puertas para ser reconocidos, comienzan a pedir los requisitos que no fueron necesarios a la hora de entrar y firmar el inservible contrato.

En el caso particular de la agencia Deflores, esta trabaja en coordinación con el ICRT (instituto cubano de radio y televisión) proporcionando algunos de los novatos modelos para caracterizar algún personaje extra en series como Tras la Huella, aunque la mayoría de la matrícula nunca pondrá un pie en dichos estudios de la televisión cubana ni ningún otro espacio de publicidad.

Lo más increíble de esta observación es que sin darse cuenta estos muchachos están pagando el verdadero negocio que se esconde detrás de la propaganda de la moda, que no es otro que los grandes y costosos salones de belleza como es el caso de Deflores salón.

Entonces, ciertamente, ¿están trabajando para cumplir los sueños de estos jóvenes?

¿Por qué no explicarle a padres y alumnos que no todos tienen las condiciones físicas que buscan y que no les van a quitar su dinero en vano? ¿Si ya no tuvieran jóvenes que reclutar pudieran mantener abiertos esos lujosos centros de belleza?          

Ammi

Una mujer de pueblo, madre de cuatro hijos que a través de constancia, estudios y superación ha alcanzado a mejorar su entorno y he aprendido que todo esfuerzo se premia y el conocimiento se comparte. Para mí no existe nada más importante que la libertad y sobre todo aquella que se impone y es capaz de romper los limites personales. Se me considera alegre, entusiasta, curiosa y dispuesta a aprender de cada nueva experiencia.

2 comentarios sobre “Sueños y realidades de agencia de modelos en Cuba

  • Ser modelo en cuba es un sueño frustrado para la mayoría de los que lo desean, ese mundo es bien complejo y algo difícil, es lógico que si tienes que pagar son más lo que aceptan, después te alquilan y lo que te pagan es una real porquería, hay bastante lugares que alquilan modelos a estas agencia, el modelo al final es un objeto en su beneficio ellos se quedan con la mayor parte.

    Respuesta
  • Esa profesión no funciona en nuestro país, así que les están robando el dinero a los ilusos, y los padres están siendo estafados. Es una vida dura ser modelo, hay que tener condiciones físicas, un buen agente que te represente, y trabajar sin descanso, pero eso es en otro país. La competencia es dura en el mundo del modelaje, las modelos siempre son catalogadas de chicas o chicos superficiales y sin cerebro, pero hay muchas excepciones, personas que han sido modelo y luego han devenido en otras profesiones. Es un mundo de oropel, donde corre el dinero de las casas de moda. Hay muchas pelis y documentales que dejan constancia de eso. Historias tristes como la de Gía, la primera supermodelo que fue adicta a las drogas, adquirió el sida, y murió de la manera más horrible.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *