¿Dónde está el oxígeno en la Potencia Médica?

Por Ammi

Un paciente esperando el oxigeno.

HAVANA TIMES – Tengo un vínculo con el pueblo de Batabanó ubicado al sur de La Habana. Allí dejé, por un lado, mis peores recuerdos de preuniversitario en el campo, y por otro, a muchos amigos con los cuales he mantenido la comunicación por largos años.

Con el uso de las redes sociales en Cuba se han reanimado más los lazos entre nosotros. Las videollamadas hacen posible una interacción constante entre todos.

Sin embargo, una de esas mañanas ha sido diferente. De una de esas personas, no recibí el acostumbrado stiker de la tacita de café, ni el buenos días.  Un manojo de palabras teñidas de dolor, impotencia y, sobre todo, de resignación, sustituyeron el saludo cariñoso diario.

Sucede que la madre de mi amiga fue operada de una tumoración cerebral e inmediatamente fue dada de alta de un hospital habanero, ya que las condiciones se podrían complicar si se infestaba con el coronavirus.

Hasta ahí bien, pero luego de dos meses de reposo en casa, su madre ha presentado ciertas complicaciones, por lo que han tenido que acudir al único policlínico del pueblo.

Ese día le pusieron oxígeno, al notar la visible falta de aire, pero le duró bien poco.

Llegó una persona a quien habían apuñalado y le retiraron el oxígeno a la anciana, alegando que era solo para casos extremos de asmáticos crónicos.

Los médicos y enfermeras se ponen en función del herido y dejan a la madre de mi amiga tirada literalmente en una camilla sin ninguna atención médica.

La familia tuvo que ir a la casa y buscar un sillón de ruedas para poder transportarla.

Fueron al Partido y le recomendaron que fuera al consultorio a pedir un balón de oxígeno.

En el consultorio la recibió una enfermera con mal carácter que le dijo que tenían que haberlo solicitado antes.

¿La familia tenía que haber previsto el estado de salud de uno de sus miembros sin haber recibido previas recomendaciones de ningún médico?

El caso de ella tenía que ser seguido de cerca por instituciones y médicos encargados de velar por su salud y demás necesidades.

Y aun después de esta complicación no ha recibido hasta el momento ninguna ayuda de parte de alguna institución.

Hablamos de una persona con afectaciones cerebrales que necesita hasta pañales desechables.

¿Hasta cuándo vamos a seguir con la propaganda barata de que somos una potencia médica, si no podemos hacernos cargo de nuestros enfermos?

Ammi

Una mujer de pueblo, madre de cuatro hijos que a través de constancia, estudios y superación ha alcanzado a mejorar su entorno y he aprendido que todo esfuerzo se premia y el conocimiento se comparte. Para mí no existe nada más importante que la libertad y sobre todo aquella que se impone y es capaz de romper los limites personales. Se me considera alegre, entusiasta, curiosa y dispuesta a aprender de cada nueva experiencia.



Un comentario sobre “¿Dónde está el oxígeno en la Potencia Médica?

  • El peor daño de este sistema enfermo es el grado de deshumanización tan grande al que ha llegado la sociedad cubana. La cacareada solidaridad, como la abundancia de comida, se ve solo en el noticiero. Este es un caso. El que acapara cantidades enormes de comida en un momento de tanta necesidad, el médico y el dentista al qué hay que llevarle un regalito, la gente tirando fotos mientras la policía le da golpes a un ciudadano, el abandono de los viejos en busca de “una vida mejor “, el aumento de los feminicidios, son solo otros ejemplos del grado de degradación social que vive el país.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Campo Santo, Holguín, Cuba. Por Ken Jamieson (Canadá). Cámara: Canon 2600

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]