Conexión lenta

Alfredo Fernández

Kiosko en La Habana.

El pasado día 3 de noviembre en la página final del periódico Granma se anunció la puesta en marcha de los trabajos de colocación del cable marítimo que arribará al país procedente de Venezuela y que  brindará una conexión a Internet mucho más rápida que la utilizada hasta hoy, la satelital.

¿Qué nos habrá sucedido que una noticia qué debió ser motivo de alegría para todos, nos resultó intrascendente?  Incluso más, todos por igual nos mostramos escépticos ante la posibilidad real de tener un libre acceso a Internet.

El Estado cubano con la demora de con quien se puede mandar a buscar la muerte, ha retrasado el día en que nos sentemos en casa a chatear por horas con los amigos,  revisemos las tiendas por catálogos, o bajemos películas y canciones que nos interesen.

El Estado parece un padre que no quiere que los hijos crezcan para así poder tener por las riendas cada movimiento de sus niños.  ¿Hasta cuándo este Síndrome de Peter Pan al revés?   Temeroso de que comencemos a conocer más de nosotros mismos por fuentes que no fueron creadas por él, nos ha estado privando de un derecho que poseemos desde el mismo momento en que se creo Internet.

Una amiga me contó que hace años cuando trabajó para la empresa española Telefónica, fue testigo de cómo sus directivos le propusieron, sin recibir respuesta, a la dirección del país traer el cable hasta Cuba en una operación donde la empresa correría con los gastos.  El pasado año empresarios norteamericanos, opción menos costosa que la venezolana, pudieron traer el cable desde los EUA, sin embargo, tal como nuestro gobierno nos tiene acostumbrados, cuando de los EUA se trata,  se negó de manera  rotunda.

Por otra parte en casi todos los centros de trabajo con acceso a Internet en el país, esta bloqueada la entrada a los sitios sociales como: YouTobe, facebook, twiter, mispace, mensajería instantánea y otros, muchas veces constándose sólo con los servicios de un correo nacional -harto vigilado-, que en algunos casos puede acceder al casi siempre lento buscador google.

Lo cierto en cuanto a Internet en Cuba, es que ni siquiera la noticia del próximo arribo del cable de fibra óptica a la isla, ha logrado levantar las expectativas de un pueblo donde el gobierno decide a quien otorgarle un teléfono fijo.

Y es que no hay que ser demasiado inteligente para darse cuenta que no obstante el cable con conexión “más rápida,” lo más probable es que nuestra acceso a la Web continúe siendo “muy, muy  lento.”

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


3 thoughts on “Conexión lenta

  • el 13 noviembre, 2010 a las 8:23 pm
    Permalink

    Para poner las cosas en justa medida, algo deberías decir de por qué Cuba debe recurrir a Venezuela para contar con ese cable, que tiene que ver con el bloqueo. Y el bloqueo tiene que ver con imponernos un modo único de vivir y pensar, que en Sud América cada vez nos gusta menos.
    Yo sé que no debe ser fácil, pero es el gran desafío para ustedes: plantarse, hacerse respetar y tratar de ser más libres, pero sin echarse en brazos del monstruo. Saludos, homónimo.

  • el 12 noviembre, 2010 a las 6:44 pm
    Permalink

    En los libros “Rebelión en la Granja” y “1984”, se refleja claramente lo que inocentemente decimos “el sindrome”, pero si nutriéndonos de esa “teoría” práctica que se obtiene al leer, comparando lo que se lee con la vida real, podemos afirmar que seguimos la misma práctica de la Secta Testigos de Jehovah, mientras menos sepan nuestros “fieles”, es mejor para ellos, lo contradictorio de esto, es que aquellos no dejan que sus fieles se instruyan, para poderlos manipular a su antojo, y a nosotros nos brindan la educación, y a los que nos queremos instruir(Información es Poder, pues nos da capacidad de discernimiento) nos quieren entonces como carneros en la manada, que aunque vayan al matadero, guarden silencio.

    Y así las cosas en la Cuba del 2010.

  • el 12 noviembre, 2010 a las 9:01 am
    Permalink

    -Curiosamente el bloqueo de las páginas y servicios de internet en Cuba no abarca a los chinos de yahoo.-

    Hay un juego perverso que se sigue desde hace muchísimos años en los gobiernos latinoamericanos -insisto en que Cuba por más isla que sea no deja de ubicarse en esta zona político.geográfica- se atiende siempre no al mejor postor, sino al postor amigo, socio, pagador, sobornador, desviador de recursos, estafador, defraudador; con ese es con el que se pacta siempre la concesión de la obra pública, eso sucede porque el dinero se mueve en un círculo, no hay razón para que unos cuantos miles o millones de dólares se pierdan en manos de un completo desconocido, por muy buen servicio que brinde y aún cuando se trate de la mayor calidad. No le busques demasiado, observa la clase de basura que producen las empresas asentadas en Cuba y que son de capitales extranjeros… ¿porqué razón siguen ahí si las ventas pueden parecer bajas, si la calidad es ínfima y entonces el consumidor rechaza ese producto y decide buscarlo o inventarlo por cualquier otra parte? ¿Son tan redituables como para continuar en la Isla? ¿Redituables para quiénes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *