Aprenderás, pero no tanto

Alfredo Fernández

Tarjetas de Interent en Cuba a 4.50 CUC (5.00 USD).
Tarjetas de Interent en Cuba a 4.50 CUC (5.00 USD).

HAVANA TIMES — Aprenderás, pero no tanto;  era la máxima de algunos maestros de artes marciales en la china antigua ante el temor de quedarse indefensos algún día ante sus alumnos.

Esta idea y no otra parece que es la que se instala en el Gobierno Cubano, el cual en su última y, por supuesto, tímida reforma, permitió algo más de acceso a Internet a los cubanos, ahora con la creación de cibercafés que brindaran el servicio en varios municipios del país al “insignificante” precio de US $5 la hora.

Nunca hubo mejor prueba de que al gobierno cubano no le interesa el libre acceso a Web de sus ciudadanos.

La misma generación que al llegar al poder conculcó a toda la prensa con opinión diferente y qué obligó al ciudadano a romper toda relación con su familiar residente en el capitalismo,  ahora se muestra incapacitada para abrirles las puertas de par en par, a quienes les “pidió” tanto sacrificio, al libre acceso a la información.

Resultaba mucho pedir, pues Raúl continua sus reformas tal cual y como lo ha expresado, “sin prisas, pero sin pausas”, sobre todo mostrando excesiva intensidad en lo primero.

En un mundo que se mueve con conexiones cada vez más baratas, con países como Estados Unidos y Argentina que tienen previsto poner el WiFi gratis para todos los ciudadanos en el 2020, es risible e insignificante el hecho de que se abran unos pocos cibercafés en el país con un servicio de internet limitado donde muchas páginas están vedadas.

El estado cubano se sigue presentado como un padre riguroso que educa a sus niños de manera desfasada, utilizando castigos medievales como ese de que “te arrodillaras en un guayo al sol si te portas mal”, eso es lo que parece la medida de cancelación de la cuenta para el que entre a sitios prohibidos o envíe información contraria al gobierno por su cuenta de correo.

Encima los muchachones del blog “La joven Cuba” pidieron medidas que castiguen al que ellos consideren que haga un uso “inapropiado” del internet. ¿En verdad conocerán estos muchachos tanto al Internet como declaran? ¿Entonces por qué persisten en ignorar que la Web 2.0 es libre como el viento?

Siento pena por ellos y por todos los que se resistan al libre uso de Internet, la red de redes llegó para quedarse, y si tiene esa propiedad es justo por su carácter libertario y no por las posibles restricciones a su uso. Quien intente controlarla, evadirla o ignorarla, solo sentirá luego de haber perdido miserablemente el tiempo, que le salió el tiro por la culata.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


12 thoughts on “Aprenderás, pero no tanto

  • el 25 junio, 2013 a las 3:47 pm
    Permalink

    Sitios censurados en Cuba
    2.3.3.1 – http://www.proyectonuevopais.org
    2.3.3.2 – http://www.elblogdemontaner.com
    2.3.3.3 – http://www.oswaldopaya.org
    2.3.3.4 – http://belascoainyneptuno.com
    2.3.3.5 – http://www.libertaddigital.com
    2.3.3.6 – http://www.payolibre.com
    2.3.3.7 – http://www.martinoticias.com
    2.3.3.8 – http://www.raicesdeesperanza.org
    2.3.3.9 – http://cubaencuentro.com
    2.3.3.10 – http://revolico.com
    2.3.3.11 – http://www.miscelaneasdecuba.net

  • el 10 junio, 2013 a las 5:32 pm
    Permalink

    Sin socialización de la propiedad, del conocimiento, de la información, del poder, no hay socialismo posible. Y en el mundo, moderno sin Internet no hay socialización. Sin Internet pues tampoco habrá socialismo.

  • el 7 junio, 2013 a las 9:48 pm
    Permalink

    Alfredo:
    Comparto tus argumentos en el sentido de que Cuba marcha demasiado a la zaga en aspectos que no siempre dependen de su capacidad tecnológica, y que no se puede justificar la cerrazón sólo por el hecho de que haya un lado negativo en este fenómeno. O sea, tampoco aprueblo las prohibiciones, que en buena medida suelen ser absurdas. Sin embargo, me parece saludable que la sociedad cubana vaya adquiriendo conciencia de que la libertad en Internet no equivale al muy mencionado libertinaje. Siempre habrá límites a los cuales atenerse, y que el país más libre debe observar. Por eso puse esos ejemplos, que en cualquier país están sujetos a vigilancia e incluso a sanciones. La Red en sí no es mala ni buena de modo absoluto – lo sabemos -, todo está en el uso que se le dé.

  • el 7 junio, 2013 a las 5:26 pm
    Permalink

    Isidro:
    Disculpe pero está más que demostrado que los beneficios de la Web son inmensamente mayores que sus desventajas “los llamados a la violencia y el terrorismo, los que promueven la pornografía infantil, el suicidio, el odio entre razas o nacionalidades, la supremacía racial dirigida contra otros, la homofobía, los que dan “cursos” sobre comisión de fraude” y todas estas cosas que usted menciona se hacen a diario sin Internet, así que ese no es motivo para que tengamos que prescindir precisamente en Cuba de Internet, cuestión que está atrazando a todo el país, hablo de médicos, entrenadores deportivos y un inmenso etc.

  • el 7 junio, 2013 a las 2:36 am
    Permalink

    Ojo con el entusiasmo desmedido por la web.02 “libre como el viento”, cuyo soplo tropieza en la vida real con la cortina rompevientos de la legislación de cada país. No me refiero aquí al libre flujo de opiniones, incluidas las contrarias a la oficialidad, sino a esos contenidos que suelen generar limitaciones en el acceso en más de un lugar, como son los llamados a la violencia y el terrorismo, los que promueven la pornografía infantil, el suicidio, el odio entre razas o nacionalidades, la supremacía racial dirigida contra otros, la homofobia, los que dan “cursos” sobre comisión de fraude, desfalco y otras maneras de delinquir, entre otras joyas. Espero que tengan eso en mente.

  • el 5 junio, 2013 a las 6:32 am
    Permalink

    Alguien puede hacer una lista de los sitios censurados y publicarla en algún lugar?

  • el 3 junio, 2013 a las 10:17 pm
    Permalink

    Saludos Alfredo, buen post.

  • el 3 junio, 2013 a las 5:26 pm
    Permalink

    ¿Por qué no cantar claro y desenmascarar a los tantos miserables que medran en los sitios oficialistas en Cuba?

    Creo que los “muchachos” LJC son unos esbirritos virtuales, que sí saben cómo funciona internet, pero prefieren ser cómplices de la censura y la represión ordenada y mantenida por el gobierno cubiche.
    Los LJC ya tienen en su “historial” de chihuahuas comecandelas una provocación y delación contra el Yuma (Tom Henken), y un par de aquelarres tuitero-blogueros para lamerles las botas a los gorilas uniformados que desgobiernan a Cuba.
    ¡Vaya, qué aunque cambien en el futuro, perderíamos el envase!

  • el 3 junio, 2013 a las 4:41 pm
    Permalink

    La “incapacidad reiterada” se comprende cuando se asume que realmente, a estas alturas, a los Castro como clan no les importa Cuba y el pueblo cubano, sino que les interesa solo el poder y les importa solo el dinero que puedan seguir acaparando a costillas del pueblo humillado.

  • el 3 junio, 2013 a las 12:39 pm
    Permalink

    Felicidades Alfredo por tu post. Ya Rasverbg sacó la cuenta y toca a una hora cada cinco años para los ocho millones de interesados que creo son más.
    Como “el conocimiento no será limitado por el mercado”, según el viceministro de las comunicaciones en Cuba, el precio de 4,50 CUC la hora, me imagino que está pensado para Antonio Castro que puede pagar 150 cuc para jugar golf, pero la medida no está pensada para la población.
    Es un desastre de política, pero no sólo en ese ámbito. Las reformas “sin prisas” son también cosméticas. Murillo acaba de reconocer que los cambios en la agricultura no producen resultados porque los mecanismos que las acompañan, impiden el crecimiento de la producción. Entregaron tierras en el 2008 y seguimos en las mismas. No se cumplen los planes y los precios por “las nubes” para los insumos a los cuentapropistas y a los usufructuarios de tierras, demasiados controles estatales y altísimos impuestos. Para completar acaban de posponer el Congreso de la CTC y el que dirige la Comisión organizadora es otro puesto a dedo. Es una incapacidad reiterada que no se comprende.

  • el 3 junio, 2013 a las 10:27 am
    Permalink

    Estimado Sr. Alfredo Fernández, sus textos son siempre interesantes y certeros.
    Cuanta razón tiene en lo que dice sobre “aprender pero no tanto” porque ese ha sido siempre el comportamiento de la Revolución para con su pueblo, desde sus inicios hasta hoy, solo que antes la gente estaba cegada por el espíritu “revolucionario” y ahora existe y se siente ese “terrible monstruo” que se llama internet.
    Gracias por sus escritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *