Riendo en serio en Cuba

Una mirada a la obra del artista cubano Lázaro Saavedra

Armando Chaguaceda

El Coco (2007): sobre los “miedos” inducidos acerca de Internet

HAVANA TIMES, 15 junio — Sus primeros dibujos me llegaron por inicios de 2007, justo en medio de la llamada “guerrita de los emails” que sacudió, por un rato lamentablemente corto, las conciencias de un sector de la academia y opinión pública cubanas.

Unas personitas irreverentes viajaban por la web hasta nuestros correos,  para poner en jaque los dogmas  y silencios de censores y oportunistas.  Pero, sobre todo, volcando en la sencillez de sus trazos el daño causado a nuestra sociedad y cultura por ese estalinismo tan bien reflejado por Leonardo Padura en su último best seller,El hombre que amaba a los perros”, biografía novelada del asesino de Trostky.

Poco después supe, gracias a un estudiante de Periodismo, que aquellos dibujos no solo tenían vida sino también padre, y que se llamaba Lázaro Saavedra.

“Instalación sin nombre (1988)”: crítica a la propaganda y el realismo “socialistas.”

Saavedra (habanero nacido en 1964 y graduado del Instituto Superior de Arte en 1988) es fiel exponente de la generación de artistas plásticos de los 80s.  Fue la misma que se empeñó en dinamitar la complacencia sembrada en nuestra ciudadanía durante aquella década, hoy recordada y mitificada por la relativa bonanza de una sociedad socialista con consumo subsidiado por los amigos esteuropeos.

Esos creadores se tomaron en serio (con buenas dosis de humor incluidas) los llamados al “arte comprometido” llevando sus exposiciones a la calle, (re)creando obras con  públicos que dejaban de ser simples espectadores, conviviendo en colectivos de reflexión pedagógica y producción de obras y sentidos.

Aquellos chicos apostaron con sus propuestas a ser entonces los  “intelectuales orgánicos” de  un socialismo renovado y una sociedad más plena….tan orgánicos eran que uno de ellos honro sus procesos vitales defecando a la vista de todos sobre un ejemplar del periódico Granma.

Impulsaron la consigna “(Re)viva la Revolu….” en congruencia con el espíritu contestatario a que convocaba el llamado Proceso de Rectificación de Errores….justo antes que transmutara en una lamentable Ratificación de Horrores (modelo soviético incluido) por el temor a la perestroika y las inercias de la burocracia insular.

“El sagrado corazón” (1995): mirando al Ser Nacional.

Aquella generación, simultáneamente,  sufrió los rigores de la censura y disfrutó la flexibilización migratoria negociada por las instituciones con una parte del campo cultural, por lo que su “membresía” se diluyó, durante los años 90, en una mezcla confusa de diáspora, inxilio o exitosa inserción en los mercados del arte global.

Sin embargo Lázaro permaneció en la isla, produciendo obras memorables que dan cuenta de la identidad nacional, estremecida por lealtades confesas y añoranzas ocultas.  Obras que encuentran una capacidad de y acogida envidiables para buena parte de las artes y producción intelectual criollas.

Hace poco pude (ciber)conocer a Lázaro y ver una excelente entrevista (http://estadodesats.blogspot.com/2011/05/entrevista-lazaro-s-aavedra-y-david-d.html) donde aclara pasajes importantes de su vida, obra y visión creadora.   En las últimas semanas sus mensajes (y dibujos) nos llegan en la forma de una saga kafkiana, desde las paredes de un “manicomio” donde la demencia y la cordura parecen invertir los papeles y personajes.  Desde entonces cada día espero las nuevas señales que nos regalará aquel loco con quien vale la pena reírse… seriamente.

 

 

One thought on “Riendo en serio en Cuba

  • Fuertisimo el sagrado corazon de Jesus que tiene corazon cubano, habla de socialismo y piensa a la amante secreta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *