Mauricio Figueiral: joven trovador cubano

Helson Hernández

Mauricio Figueiral

HAVANA TIMES — Mauricio Figueiral perteneciente a la más actual generación de trovadores de la isla, y se abre camino velozmente. “Hay que ser valiente para dedicarse a esto”, cuenta en su entrevista con HT.

HT: ¿Su historia antes del trovador?

Mauricio Figueiral: Siempre digo que soy trovador por vocación y cineasta por oportunista. En el preuniversitario conocido como “La Lenin”, tenía decidido estudiar Psicología, pero por estar perdiendo tiempo con la guitarra y las canciones, como decían mis profesores y mis padres, mis resultados académicos dejaban bastante que desear. Entonces llegó la primera convocatoria del curso regular diurno en la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisual, en el Instituto Superior de Arte, ISA. Me presenté, solo por probar suerte en las pruebas de aptitud y milagrosamente quedé seleccionado, y hoy soy Licenciado en la especialidad de Dirección de Cine, Radio y Televisión. A pesar de vivir de la música y para la música, la vida no me ha puesto a elegir, ejerzo también esta otra profesión de realizador hasta el día de hoy.

HT: ¿Ser un trovador sustenta todas sus expectativas de vida, mirándolo desde la geografía cubana?

MF: Anoche, reflexionando al calor de unos tragos con un amigo también trovador,  me decía que músicos o cantantes menos sacrificados que nosotros, con menos preparación o talento lo tenían TODO. Entonces le pregunté: Que es “tenerlo TODO”? Considero que el fenómeno del éxito es muy relativo y depende en gran medida de cada persona. Ser trovador y dedicarme a defender mis propias canciones ha significado cultivar una pasión que me acompañará tal vez por el resto de la vida, porque no hay una edad para retirarse de las pasiones que vienen del intelecto. Ello ha significado ser el dueño de mi tiempo, de mis horarios, sin jefes a los que rendirle cuentas, sin planes de producción que sobre cumplir, ni días de vacaciones contados al año.

Soy una especie de vividor con la misión muy personal de promover la alegría, la fe, las ganas de continuar. Es cierto que hay que ser valiente para dedicarse a esto. Hay que tomar una decisión que incluye saber que vales tanto como lo último que hagas y que un día tienes dinero y otros no. En Cuba, a diferencia de algunos países latinoamericanos que conozco, los artistas son artistas con el reconocimiento popular merecido desde que se levantan hasta que se acuestan. En esas otras realidades, muchas veces los músicos tiene un trabajo de 8 a 5 y solo después pueden disfrutar y ejercer el arte. Entonces la respuesta es, que ser un trovador sustenta todas mis expectativas de vida, sin privarme por ello de la sana ambición de ser mejor y más reconocido.

HT: ¿Cuáles son sus principales puntos de mira cuando compone y define su repertorio?

MF: No tengo una fórmula para componer. La inspiración llega por su propia voluntad o no. Lo que sí intento es que cuando llegue me encuentre con la guitarra en la mano. Mi mayor aspiración es ser un comunicador, que cuando cuente una historia, o emita un punto de vista, sea comprendido el mensaje, independientemente de que quien escuche esté de acuerdo conmigo o no.

Mauricio Figueiral

HT: No todos los trovadores son acogidos por disqueras oficiales de la isla…

MF: No solo soy uno de los privilegiados, también uno de los sorprendidos, porque un tipo sin estudios musicales, sin tener una gran voz ni ser un virtuoso de ningún instrumento, no cumple con los requisitos que buscan las disqueras oficiales del mundo en los artistas que suman a su catálogo. Creo que la determinación ha sido mi mejor aliada durante estos 15 años haciendo canciones y atreviéndome a cantarlas en público. Siempre hay alguien dispuesto a escuchar y disfrutar tu propuesta, si es sincera y auténtica

HT: ¿Cómo pudiéramos diferenciar al movimiento más actual de los trovadores cubanos al de sus fundadores?

MF: No somos, o al menos no nos sentimos tan diferentes a las generaciones que nos anteceden. La historia de la trova cubana es maravillosa y nos corre por las venas aunque no queramos, aunque intentemos muchas veces por esnobismo parecernos al movimiento internacional de las luces y los aplausos, o los shows grandilocuentes. A los que no negamos ser trovadores, porque lo asumimos como un modo de vida más que como un género musical, por mucho que nos modernicemos, nos saldrá siempre a flor de piel la sabrosura natural de la música cubana.

HT:¿ Qué edad tiene Mauricio Figueiral, y cuantos en su familia se vinculan al arte?

MF: Nací en el 1984, en el seno de una familia humilde. Así empiezan muchas biografías en los libros de historia, ¿cierto? Bueno, pues tengo 30 años bien vividos. Compongo, toco guitarra y me presento en público desde los 15  gracias al movimiento cultural tan intenso que existía en la Escuela Vocacional Lenin donde estudié. En mi familia el único artista fue mi abuelo paterno a quien no conocí, Donato Figueiral, un gallego tacaño y encantador que vino a Cuba a buscar fortuna y encontró arte. Se hizo actor de cine y de teatro. Trabajó en varias películas de Titón (Tomás Gutiérrez), siempre en papeles secundarios porque me cuentan que su acento lo limitaba mucho. Fue fundador además del Teatro Político Bertold Brecht. Fuera de eso, el artista de la familia soy yo, hasta que me descubran.

HT: ¿De qué manera desea proyectar su futuro musical?

MF: Siento que ya hoy, en mi presente, he recibido más de lo que merezco gracias al simple hecho de hacer canciones. He conocido otras tierras; he compartido  el escenario, la mesa y parte de mi vida con personalidades asombrosas y prácticamente inaccesibles; he recibido el amor de mujeres tan insultantemente hermosas y sublimes como la inspiración que luego me abraza cuando me ponen cuidadosamente las guitarras en el medio de la calle. En fin, que no soy solo lo que soy, sino lo que canto. Lucho conmigo mismo por no sentir nunca que este es mi trabajo, sino la pasión que debo aprender a cultivar para que dé frutos de alegría y de paz por el resto de la vida.


2 thoughts on “Mauricio Figueiral: joven trovador cubano

  • el 27 abril, 2021 a las 4:29 pm
    Permalink

    Magnífica música…me encanta!!

  • el 8 marzo, 2015 a las 9:09 pm
    Permalink

    Gracias, Helson, como de costumbre, por desvelarnos los entretelones de la escena musical cubana. Al menos yo te agradecría doblemente si con cada entrevista puedes presentar una lista de las obras del artista en cuestión, y de ser posible dónde y cómo adquirirlas. Saludos y continúa como hasta hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *