La película Ya no es antes, no es Weekend en Bahía

Irina Pino

ya-no-es-antes-lester-hamletHAVANA TIMES — Un plato nada despreciable en este 38 Festival de Cine de La Habana, es la película del director cubano,  Lester Hamlet, que nos acerca al mundo íntimo de una pareja, donde el amor y la inmigración juegan un papel fundamental.

Con El guión del propio director, se basa en la obra del importante dramaturgo cubano (ya fallecido) Alberto Pedro.

Con las actuaciones de Isabel Santos y Luis Alberto García, el reencuentro de dos personas da pie para rememorar la experiencia del amor en la juventud: ella regresa de los Estados Unidos, él es un cubano que ha permanecido en la isla a pesar de las vicisitudes.

Alejada en el tiempo, la obra original se desarrolla en el contexto de finales de los 80, los personajes tienen 30 años, y se caracteriza por la singularidad de los diálogos, que arman y sostienen la historia.

En la puesta teatral, Mayra incita a su coprotagonista a irse del país, y se enfrenta al arraigo de Esteban que le dice: No, no me voy, no puedo, no me cabe en la cabeza. Este es mi país, aquí está lo mío. ¿No te das cuenta? Sería como estar obligado a nacer otra vez a los treinta y tres años. Aprender a caminar, a hablar, a comer, a entrar en un mundo ajeno.

En ella se establece un juego entre los personajes, con enfrentamientos y nostalgias, cuando  rememoran con alegría la escuela al campo, tiernos momentos de la vida que pasaron juntos, los amigos comunes, mientras escuchan la música de los Beatles.

En esta adaptación de Hamlet, ellos tienen más de 50, otros problemas existenciales, y un signo común: la soledad en que viven inmersos.

Aunque muchos la juzguen de no parecerse a la obra, lo esencial del filme, son las actuaciones, que recrean escenas conmovedoras; aunque sobran otras, que se vuelven reiterativas, con forzadas acciones violentas, que matizan las neurosis que sufre el personaje femenino –lleno de inseguridades–, que recurre a la enajenación por medio de la droga.

Un detalle risible, es que Mayra (una periodista que escribe para una revista), ni siquiera sepa que en la televisión cubana haya solo 4 canales.

En esta banda sonora el atractivo de la música corre a cargo de Van Van, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

Pero vale la pena ver los histrionismos de estos actores, que en muchas ocasiones han sido pareja en el cine, Y sería bueno, hacerle algunos cortes a la película, para que pudiera funcionar mucho mejor.

El final queda abierto, ¿regresará esta mujer a la isla, y a su antiguo amor?

Con seguridad, muchos cubanos emigrados se sentirán identificados con el filme, y la carga emocional que implica.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


3 thoughts on “La película Ya no es antes, no es Weekend en Bahía

  • el 30 diciembre, 2016 a las 10:08 am
    Permalink

    ¿Por qué relacionar a la emigrada con las drogas? ¿Acaso al que se quedó lo ponen a tomar chispetren en el desayuno?

  • el 25 diciembre, 2016 a las 1:33 pm
    Permalink

    La misma vaina desde inicios de los 90’s. Esto, autodenominado cine, como las guaguas, el drenaje, el servicio de agua, el servicio elèctrico, el gas, la burocracia, las relaciones internacionales del sr.gobierno, la actividad agropecuaria, la lastimosa educaciòn y la carencia de valores, entre otras tantas cosas, no da para màs. Mejor invitarte al Cristo, Irina, que hay que aprovechar el remozamiento del embarcadero.

  • el 19 diciembre, 2016 a las 8:26 am
    Permalink

    La vi, me pareció más de lo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *