John Rusnak

HAVANA TIMES — “Cuba se convirtió en parte de mi trabajo artístico cuando comienzo a conceptualizar la actual serie titulada “Temor a la Nostalgia” (Fear of Nostalgia)”, explicó el fotógrafo neoyorqino John Rusnak en su entrevista con HT.

HT: Qué representa para usted captar una imagen a través del lente.

JR: Cuando comencé a trabajar con la cámara para crear, era la fotografía, ahora combino arte y fotografía, el lente de la cámara es simplemente otro medio como la utilización de acuarela o aceite.

Primero comencé a mezclar el arte fotográficamente, después me relacioné con personas como mi consejero, Arne Glimcher, dueño de la Galería de Pace en la Ciudad de Nueva York, y Pascal Dangin, de Publicaciones Steidel, quien produce libros para algunos de los artistas fotográficos más grandes del mundo, con quienes aprendí a incorporar el trabajo digital a la combinación hermosa de una calidad semejante al trabajo logrado por un pintor en su producto final.

Esto me permite llevarlo más allá de lo habitual, por ejemplo, comienzo con un negativo de una hermosa imagen fotográfica y luego la digitalizo, más adelante la imagen de alta resolución es puesta en la computadora donde puedo pintar en ella.  Este proceso de pintura es hecho en una amplia pantalla durante muchas horas de labor. Puedo cambiar la realidad al punto de que el espetador se muestra confundido ante la obra, pues no distingue si realmente es una fotografía o un dibujo.

HT: Cómo describe su proceso personal de registrar la fotografía?

JR: Nunca me acerco a la cámara sin un pensamiento completo, como le sucede a un pintor que si se acerca al lienzo sin saber lo que va a pintar, esa hermosa imagen nunca podría ser. El arte no viene de la nada. Tiene que haber un pensamiento completo a fin de poder transmitirlo o llevarlo a la imagen que deseas proyectar, y esto es lo mismo para mí con un lente o cámara.

No tomo un millón de fotografías para completar una imagen. Para clientes comerciales, por ejemplo, me funciona del mismo modo… para Cartier o Fendi, o Champán Moet, o para revistas grandes como el BAZAR de Harper, ellos pueden alarmarse porque tomo pocas fotos, sé exactamente cuándo estoy detrás de la cámara lo que tengo que ver de principio hasta el final, entonces es ahí cuando atrapo ese instante.

Postura de los Santos por John Rusnak

HT: Generalmente cuáles son sus mayores intereses al hacer fotografía, respecto a la propuesta visual.

JR: En la creación fotográfica, siempre trato de encontrar un sentido especial de algo inesperado antes de componer la imagen que persigo, y antes de capturar ese algo en la rollo de la película. Pienso que tiene que haber un aspecto tan inusual y convincente en la actitud del sujeto, en la forma en que se formó la composición, o en la vaguedad de la imagen que obliga a que el espectador explore dicha propuesta visual.

HT: Sobre su galería en Nueva York?

JR: Mi galería en Nueva York cerró varios meses después de culminar la exposición de mi última serie, ICANOS DUPLICITOS.

Era una galería de Chelsea en una calle principal del mencionado distrito de la ciudad de Nueva York.  Mi exposición duró desde el 3 de marzo hasta el 3 de abril de 2011.  Poco después la galería comenzó a experimentar dificultades financieras debido a la situación económica de Nueva York, y ceso sus operaciones.

HT: Y particularmente Cuba en su obra artística?

JR: Cuba se convirtió en parte de mi trabajo artístico cuando comienzo a conceptualizar la actual serie titulada “Temor a la Nostalgia” (Fear of Nostalgia).

Argumento este título a partír de que existe un proceso muy complicado en aprender de nuestras aventuras del pasado. Nos negamos a admitir muchos de los errores que hemos cometido para poder crecer, prosperar y progresar.

Mi colaborador en la serie, el Dr. Ivan Schulman, un experto respetado en el Modernismo, ayudó a facilitar mi primer viaje a Cuba para iniciar este proyecto. Empecé a experimentar la “Cuba del Cubano.”

La revolución de Fidel Castro había creado una sociedad en la que existe una mayor igualdad racial que en cualquier otro lugar. Incluso ofreció el asilo al movimiento Pantera Negro, cuando eran perseguidos por y en los EE.UU..

Parece que Castro aprendió las lecciones de los errores cometidos en el pasado por los hombres, no sólo cubanos, sino también los hombres americanos, europeos occidentales, en fin, los hombres. Me parece que hay algo en Cuba que todo hombre debe ver con atención, incluso Jose Marti se refiere a este pensamiento cuando escribió sobre él en una reflexión mientras se encontraba en Nueva York.

Tríptico Moncadista para Cuba por John Rusnak

HT: El próximo año usted desarrollará en la isla un gran proyecto inspirado en José Martí, a 160 años de su nacimiento.

JR: Hay algo verdaderamente impactante en cuanto a los escritos de José Martí y la forma en que se acercó a la vida y la espiritualidad. Siento una afinidad con José Martí debido a sus filosofías y su espiritualidad. Algunas de sus ideas parecen derivadas de una teoría más similar a Budismo. En cierto sentido, los dos son evolucionistas y es por eso que mi proyecto está involucrado con la celebración 160 de su aniversario en Cuba. Fue su destino.

Es una teoría que sugiere que todos debemos aprender lecciones. Este proyecto consiste en aprender de los acontecimientos del pasado y aplicándolos al presente con el fin de progresar.

La teoría religiosa de la reencarnación es muy similar, excepto que tiene que ver con nuestras lecciones de aprendizaje durante nuestras vidas ahora en el plano terrenal, para que podamos avanzar hacia algo mucho más alto en el plano eterno.

Me parece que a pesar de tener una vida tan corta, Martí era capaz de pensar de una manera mucho más amplia, de manera eterna.

HT: Su mirada a Martí a través de su obra qué enfoque proyectará, entre lo político y espiritual?

JR: Mientras estaba trabajando en el primer rodaje en Cuba en enero de 2011 tuve el placer de conocer a Héctor Pardo, el Subdirector del Evento que se efectuará desde el 28 de enero del 2013 en La Habana. Me reuní con él en Cuba acompañado de mi colaborador, el Dr. Ivan A. Schulman, un experto en modernismo de América Latina y uno de los eruditos de la obra martiana en los EE.UU..

Durante la reunión Héctor aprobó lo mucho que mi propuesta refleja los pensamientos de Martí y nos invitó a presentarlo. Creo que la mejor manera de resumir mis sentimientos acerca de sus escritos es citar uno de sus comentarios: “El arte tiene un mismo elemento, y sin saberlo, va siempre al mismo objeto. Parte siempre de los hombres, va siempre a mejorar a los hombres por la emoción; sin sentir que mejora.”

Panteras Negras en Cuba por John Rusnak

HT: Se comenta que usted traerá a la isla, para participar en dicha muestra de Artes Visuales, invitados muy especiales.

JR: Además del Dr. Ivan Shulman y yo, llegarán a La Habana para acercarse a Martí muchas personas de las artes de los EE.UU, principalmente de la ciudad de Nueva York. Viajaran desde Miami a La Habana para asistir al evento como parte del grupo de “Temor a la Nostalgia”,  bajo una licencia “People to People” de Estados Unidos.

El grupo se llama “Temor a la Nostalgia”: Arte, Arquitectura y Fotografía en Cuba”.  Ellos estarán por cinco días y en el grupo habrá fotógrafos, actores y actríces, diseñadores de moda, diseñadores de alfombras, editores de revistas, y gente de la industria del diseño museográfico de los EE.UU..

HT: Cuál ha sido la huella más trascendental que ha dejado en usted la experiencia de fotografíar disimiles zonas geográficas y humanas del mundo?

JR: Este proyecto ha reafirmado mi pensamiento acerca de la igualdad entre los humanos. He viajado mucho en el mundo, como artista, como fotógrafo. Hay algo que todos compartimos en común. Todos somos iguales y a la vez todos somos diferentes.

Pienso que la experiencia más increíble para mí fue cuando fotografié la imagen de un tríptico de una serie titulada “Acrónimo”, la cual es una alineación de aproximadamente 20 cadetes militares cubanos gracias a Armando Hart, quien escribió al Ministro de Defensa, y así me permitieron crear una obra que ilustrase la igualdad de los hombres, sin importar el color de su piel. El balance racial de este tríptico ilustra ese ideal verdaderamente hermoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *