Irina Echarry

HAVANA TIMES — El 19 de mayo, con motivo de la Jornada Cubana de Lucha Contra la Homofobia, la galería Fayad Jamis, de Alamar, inauguró la expo ¿Iguales o diferentes?, abierto al público hasta el 19 de junio.

En el municipio Habana del Este, donde está ubicado el reparto Alamar, existe una fuerte comunidad LGBTI con características propias en cuanto a la lejanía del centro de la ciudad y a la heterogeneidad de sus habitantes.

Es preciso entonces trabajar arduamente para lograr una cultura ciudadana que respete la diversidad y la libre elección de pareja. Eso se propone la galería al insertarse en las actividades para erradicar la homofobia: visualizar e intentar superar las formas de violencia o discriminación por motivos de género.

En la inauguración, el escritor e investigador Pedro Pérez Rivero, ofreció una charla sobre orientación sexual y otras identidades, donde habló de la relación homoerótica y su confrontación con identidades que se suponen antagónicas.

Respondió a preguntas como ¿por qué la mujer bella tiene que ser heterosexual? o ¿cómo ve la sociedad a un hombre negro y homosexual?

Para el narrador, uno de los mitos más lesivos es el referente a las lesbianas y la maternidad, reflejado de maneras diversas en seriales televisivos y telenovelas, que ayudan a afianzar la creencia de que las lesbianas se niegan a tener descendientes.

Entre anécdotas, cuentos y algunos datos transcurrió la plática que al final devino en pequeño debate cuando uno de los especialistas de la galería expresó una preocupación. ¿Toda esta lucha por la aceptación de los homosexuales —con la que está de acuerdo y ayuda en lo posible— pudiera aumentar la tendencia hacia el gusto por el mismo sexo en los jóvenes y atentar contra la familia?

La respuesta del público (en su mayoría gay) no se hizo esperar. Con respeto, levantando la mano para pedir la palabra, muchos hablaron de aceptación, de tolerancia.

¿Debemos salir al paso cuando escuchamos alguna manifestación de discriminación en la bodega o el trabajo? ¿Estamos dispuestos a establecer el activismo como forma de vida aunque nos traiga la enemistad con algunas personas?

Luego se llegó a la conclusión de que no estamos en tiempos de tolerancia, en algún momento de la historia sirvió, ahora no basta con tolerar al diferente.

Pero a la mayoría tampoco le pareció justo utilizar la palabra aceptación, pues nadie está obligado a aceptar al otro si no le gusta como es o lo que hace o como piensa.  Al final, la coincidencia general estuvo en el respeto a la diversidad ya sea sexual, religiosa, racial o política.

La expo ¿Iguales o diferentes?  aporta una nueva mirada al homoerotismo a través de pinturas, dibujos, y fotografías con conceptos interesantes e imaginación.

Muchos podrán decir que no hay nada novedoso, que es casi lo mismo que muestra el Salón de Arte Erótico (otro evento de la galería); y tendrían razón.

Lo novedoso esta vez es la intención de apoyar desde los municipios la campaña contra la homofobia, en espacios donde exista una relación más estrecha con la gente común, la misma que se asombra cuando sale una lesbiana en una telenovela cubana, o le grita groserías al travesti que le pasa por el lado.

La galería está abierta de lunes a viernes, en el horario de 9am a 5pm y se encuentra ubicada en Avenida 164, esquina B, zona 7 Alamar.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *