Charly Aliaga: Haciendo catarsis

Osmel Almaguer

Charly Aliaga.  Foto: mbasic.facebook.com
Charly Aliaga. Foto: mbasic.facebook.com

HAVANA TIMES — Charly Aliaga es un trovador granmense cuyas canciones se caracterizan por una mirada aguda a los problemas de la realidad, usando como referentes inmediatos la ciudad, las instituciones y la vida cotidiana.

En el año 2002 se integró al grupo Nubes de Bayamo, como guitarra líder y vocalista. Tres años más tarde fundó la banda Zero, cuya música se ha visto influenciada por elementos del folk, rock, country.

Con Zero se ha presentado en diferentes eventos nacionales de la trova y la cultura, como son las Romerías de Mayo, en Holguín; el Encuentro Nacional de Trovadores Longina en Villa Clara y Al Sur de mi Mochila, entre otros.

Fungió como guitarra líder en el tema E.P.D. Golondrina, del disco La voz del Diablo Ilustrado (Egrem).

Entre los músicos con los que ha compartido escenarios se encuentran Carlos Varela, Santiago y Vicente Feliú, Linn Milanés, etc. Incursiona también en la realización de audiovisuales. Es miembro de la Asociación Hermanos Saíz.

Iglesias, gobiernos y profetas

Para todos los que sueñan, para todo el que cree, / en lo que ve para el que siguió de largo, / y le dio lo mismo, para el que está y el que se fue.

Para todas las razones, políticas, putas y mogollones, / para el que escribió su nombre en una libreta, / para todos aquellos, los que nos quieren joder.

Para todos los gobiernos, gerentes, bisexuales y pendejos, / para el que cambió su cuerpo por una Coca Cola, / para el que buscó salida colgándose en la cola. / Les va esta canción.

Para todos los profetas, Demócritos, Pitágoras / también Aristóteles, Prefacio, Zenón, mi viejo, los dioses, / friquis, adictos, curas, escritores.

Para todas las iglesias, los siete candelabros y / los cuarenta ladrones, / los tres mosqueteros, las mil de naciones, / los doce discípulos, las doce de la noche, / les va esta canción.

Magnífico ejemplo de como una canción puede parecer profunda sin serlo. De cómo se pueden utilizar infinidad de referentes culturales, sin exhibir una metabolización de los mismos en un pensamiento cosmovisivo. Lo que no quiere decir que su autor no lo tenga. Dos posibles intensiones lo eximirían de tal sospecha (al fin y al cabo, las carencias tampoco son el fin del mundo): la catarsis y el luden. Queda, por tanto, planteada la tarea de olfatear en esta letra elementos que nos indiquen su presencia. La primera intención está claramente marcada en la enumeración, porque enumeración casi siempre es igual a intensidad, y porque el mismo autor afirma que la canción va dirigida, entre otros, a los que “nos” quieren joder.

La enumeración también deja la impresión, aunque no necesariamente tiene que ser así, de que la canción va dirigida a toda la humanidad. O sea, catarsis hacia toda la humanidad. Luego, el “nos”, que intencionadamente he entrecomillado antes, denota siempre postura ideológica. El “nos” diferencia a un grupo de otro pero, cuáles son esos grupos. No quedan bien definidos. No sé dónde encontrarme, porque tampoco el autor establece su posición. Otra pregunta que me confunde, ¿por qué hacer catarsis con los bisexuales? Sea como sea, la primera intención queda clara.

En cuanto a la segunda, el único elemento que levanta mis sospechas (y particularizo con toda intención) es el hecho de, que a esos a los que va dirigida esta canción, la misma nada les dice, excepto que han sido echados en un mismo saco. ¿Se estará apelando a los probables complejos de ser comparados?

Un poco de protesta, mucha catarsis y algo de luden en esta canción de Charly Aliaga, sirven al menos para decir que no todo está bien, que no estamos contentos, aunque eso, ya todo el mundo lo sabe.        

Foto de portada: www.youtube.com  


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *