Actor de radio y animador de fiestas

Dariela Aquique

1-Jose-Angel-Baez
José Ángel Báez

HAVANA TIMES — La radio, desde 1920 con las primeras transmisiones hasta el surgimiento de nuevas modalidades como la radio satelital, y más recientemente la radio por internet, es un medio de comunicación que ha logrado trascender en el tiempo.

En ella, el acto de hablar es fundamental. Una atractiva y adiestrada voz es la herramienta básica para los locutores, periodistas e histriones radiofónicos. Y José Ángel Báez mi entrevistado, es un actor de radio.

HT: ¿Cuándo, cómo y por qué llegas a ser un actor de la radio?

JA: Como actor profesional fue en el año 2000. Pero tengo antecedentes, porque desde los 13 años hice mi primera incursión en ese medio como aficionado. Fue totalmente casual, yo pasaba por la Emisora y vi en un cartel que estaban haciendo audiciones para hacer un personaje en un programa para niños que se llama La edad de oro, espacio que todavía sale al aire. Entonces me interesé, entré y el director que estaba me dio un libreto, me puso a leer un bocadillo, me dio unas intenciones y sorprendentemente para mí, me dijo: …bueno te quedas acá, eres el Pequeño Príncipe, y ese fue mi primer personaje y mi primer protagónico.

HT: Comúnmente para los actores el reconocimiento público es muy importante. Sin embargo, la radio es un medio casi anónimo, si se compara con el teatro, la televisión o el cine ¿Qué opinas al respecto?

JA: Totalmente de acuerdo. Todos los actores somos un poco megalómanos, aunque sea un fenómeno inconsciente, y claro que el reconocimiento público es siempre estimulante. En la radio ese reconocimiento es a medias, porque la gente no te ve, físicamente no sabe quién eres. De todas formas, algunos que saben quién soy a veces me abordan en la calle y me dicen: me gustó tu personaje en tal serie o tal radionovela, y eso me hace sentir bien.

Grabando una radionovela.
Grabando una radionovela.

HT: ¿Crees que a esto se deba que a veces sea subestimada por algunos?

JA: No creo realmente que sea un medio subestimado, creo que es temido. Dicho por grandes artistas, es el medio más difícil. Y creo que hay quienes aparentan subvalorarlo, pero opino que eso es porque no saben por dónde y cómo entrarle.

HT: Tienes como nombre artístico Ángel Enamorado, ¿tiene esto que ver con alguno de los personajes de galán que interpretas en esas radionovelas rosas?

JA: Ja, ja, ja, para nada, puede que alguien piense que es intencional, pero Angel es mi segundo nombre y Enamorado mi segundo apellido y realmente me gusta más mi apellido materno, solo por eso escogí ese nombre artístico.

HT: La actuación radial a diferencia de las otras, posibilita que puedas interpretar personajes de diferentes edades, raza, o aspecto físico ¿Lo asumes como un reto a tus aptitudes histriónicas?

JA: Absolutamente, la magia está en dar solo mediante la voz todas esas características de las que hablas. Yo lo mismo he interpretado un negro viejo esclavo, que un lord inglés, que un adolescente. Eso es mágico, porque la radio les permite a los oyentes soñar. Escuchando nuestras voces, imaginan nuestro rostro, nuestra apariencia.

HT: ¿Tienes alguna anécdota, de haber sido reconocido por algún o alguna oyente, que te imaginara físicamente distinto a cómo eres en realidad?

En una obra de teatro.
En una obra de teatro.

JA: No sé exactamente. Sí me pasó una vez que me fueron a conocer a la Emisora una madre con su hija, porque estaban encantadas con el personaje que hacía en la novela, pero no les pregunté si las había decepcionado, si me parecía en persona a la imagen que tenían de mí a través de la voz.

HT: El lenguaje radiofónico está compuesto por una serie de reglas ¿Lo hace esto un trabajo difícil?

JA.: Muy difícil, es un trabajo intenso. Es un trabajo que demanda de un conocimiento  de técnicas específicas, pero esto tiene que estar calzado bien con el talento. No obstante pasa a veces que si dominas bien ciertas técnicas sin ser muy talentoso (hablo de poseer una voz primada), puedes sacar con cierta dignidad un personaje.

HT: A causa de tus antecedentes en el teatro y la televisión ¿Eres de los que considera que una imagen puede decir más que mil palabras?

JA: Es una pregunta difícil. Yo que he trabajado en todos los medios, en el teatro que es mi medio preferido y en el que no estoy actualmente por circunstancias. La televisión que la hice desde niño, desde los 8 años en una revista pioneril que se llamaba El Cohete rojo en el desaparecido canal Tele Rebelde. Y también he incursionado en el audiovisual, en cortos y teleteatros. Pienso que las dos cosas van de la mano, es muy importante una imagen, pero también es importante la palabra, y la palabra bien dicha.

En la Emisora CMKC
En la Emisora CMKC

HT: Ahora mismo, eres con seguridad uno de los actores masculinos más notables por tu variado desempeño en seriados y radionovelas, así como por premios obtenidos ¿Por qué quedarte en una emisora local, y no irte a la capital?

JA: Todos quisiéramos, o todos hemos querido en algún momento de nuestras vidas y de nuestras carreras irnos a la capital, donde siempre las posibilidades de desempeño son mayores. Pero hace ya muchos años, la situación económica tan difícil que afronta el país hace que la estancia en la urbe mayor sea muy costosa. Mientras te agencias una residencia, tienes que vivir de las rentas que son muy altas.

Ahora tenemos la suerte de que nuestra Emisora no puede considerarse una emisora local, sino internacional, porque todos sus espacios salen por Internet, ya que contamos con servidores para ello y esto hace que nuestro trabajo tenga un alcance más global.

HT: ¿Qué tan bien pagado es este medio?

JA: Nada bien pagado, como cualquier profesión en Cuba. Si alguna ventaja tiene (si se le puede llamar ventaja), es que cobramos por ejecución, que depende del programa, la categoría del programa, el tipo de personaje, si es protagónico, coprotagónico o secundario, el número de llamadas que tienes. Es por eso que lo mismo puedes cobrar en un mes 100 pesos, que 1000 (lo que sería el máximo). O sea de 4 a 40 pesos convertibles. En mi caso lo que más he cobrado ha sido 800 y algo…

En una ceremonia.
En una ceremonia.

HT: Háblanos de tus labores como maestro de ceremonia en fiestas particulares

JA: Bueno esta es una labor colateral, que hago sólo por una cuestión económica, para sobrevivir a la crisis. Empecé a trabajar como animador o maestro de ceremonia en esto de las bodas, los cumpleaños y las fiestas de 15, que es una suerte de costumbre heredada de hábitos burgueses que existieron en el país y que estuvieron solo agazapados un tiempo, porque creo que hay mucha gente que nunca dejó de sentir así.

Con la dolarización del país, empezaron a resurgir este tipo de celebraciones pomposas, con decorados grandilocuentes, bailes, brindis.

Estéticamente estas celebraciones no tienen nada que ver con mi sentido estético, pero lo hago por dinero.

HT: Gracias

JA: Gracias al sitio, por la entrevista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *