Partos Rotos: proyecto sobre violencia obstétrica en Cuba

Cientos de mujeres confirman haber vivido violencia obstétrica en Cuba.

Un grupo de periodistas independientes cubanas recopiló información sobre más de 500 partos ocurridos en el país en los últimos años. El resultado de la investigación está en la web partoscuba.info, un sitio en el que se analiza cómo y por qué ocurre una de las formas más comunes de violencia de género que también enfrentan las madres cubanas.

HAVANA TIMES – Durante décadas las mujeres cubanas han sufrido una forma de violencia de género invisibilizada y naturalizada en el país: la violencia obstétrica. 

Obligadas a parir en un sistema de salud que prioriza las necesidades del personal médico y el nacimiento de bebés vivos pero ignora el bienestar, deseos y opiniones de las madres, dar a luz fue una experiencia traumática para muchas de ellas.   

Cinco periodistas independientes cubanas dedicaron más de un año para entender la manera sistemática en que ocurre la violencia obstétrica en el país y por qué las autoridades cubanas no lo consideran un problema. Para ello, realizaron un cuestionario a casi 500 mujeres, que contaron detalles de cómo fueron sus partos, y entrevistaron a expertas, feministas y profesionales de la salud. 

Las mujeres describieron un sistema donde las prácticas más comunes de violencia obstétrica están extendidas. Muchas veces el personal sanitario atropella los tiempos del parto, aplicando técnicas agresivas que se están limitando en otros países, o maltrata, infantiliza o chantajea a las mujeres. Muchas mujeres dijeron haber sido ignoradas cuando pidieron información, ayuda o alivio para el dolor. Prácticas que ahora son comunes en otros países como permitir a las mujeres estar acompañadas, caminar durante el trabajo de parto o sostener a sus bebés tras el nacimiento, no son comunes en el país.   

El resultado de este esfuerzo investigativo es la web partoscuba.info, un proyecto de Isabel Echemendía, Claudia Padrón, Darcy Borrero y otras dos periodistas residentes en Cuba cuya identidad protegen por motivos de seguridad.  

“A pesar de que Partos Rotos ha generado un levantamiento de información muy grande sobre el tema, la violencia obstétrica es un problema sistémico que continúa, y van a aparecer más testimonios que irán actualizando la realidad de este fenómeno en Cuba; esperamos que Partos Rotos contribuya a la eliminación de la violencia contra las mujeres en la isla”, afirma Isabel Echemendía, coordinadora del proyecto.

En la web podrán encontrar reportajes, visualizaciones de datos, testimonios de mujeres, historias ilustradas y otros materiales. Todos los contenidos, incluyendo postales para redes sociales, están en esta carpeta a la libre disposición de los medios que deseen publicarlos, citando la fuente. 

“Ha sido una experiencia excelente desde el punto de vista profesional pero con muchos retos; hemos tenido que aprender a hacer periodismo colaborativo en conjunto desde dentro y desde fuera de Cuba, lo que nos ha exigido investigar con mucha cautela y dedicarle mucho tiempo al proyecto”, comenta Echemendía. Agregó que “son historias de mujeres contadas por mujeres a través de una investigación potente y muy rigurosa con los detalles”.

Partos Rotos es un proyecto que sigue activo. Muy pronto aparecerán testimonios en video y el podcast Isla Violeta, por lo que aconsejamos estar muy pendientes de la web. Además, las mujeres que hayan parido en Cuba y quieran contribuir al proyecto pueden rellenar el cuestionario aquí

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.