El arte gay de Servando Cabrera

Isbel Díaz Torres

Servando Cabrera
Servando Cabrera

HAVANA TIMES — Se siguen abriendo los closets de la isla, para ganancia de la cultura cubana. Una nueva exposición con dibujos homoeróticos del célebre pintor Servando Cabrera Moreno (1923-1981), fue abierta al público capitalino el pasado 20 de junio.

“Epifanía del cuerpo” es el título certeramente escogido para presentar una serie de 34 dibujos, la mayoría de carácter inédito, donde bellos rostros, pelvis frontalmente expuestas, brazos musculosos, torsos arqueados, celebran el goce de la carne.

Gracias a coleccionistas privados, la embajada de Noruega, y con el apoyo del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, esta parte esencial del gran artista, hoy puede ser disfrutada por amantes y estudiosos de su obra, y así ser insertada en el lugar que le corresponde en la cultura de la isla.

Rostro de habanera.
Rostro de habanera de Servando Cabrera

Los dibujos eróticos de Cabrera Moreno, presentados en esta ocasión, fueron elaborados durante los últimos años de la vida de creador, de acuerdo con Prensa Latina.

Además de la falta de información acerca de la labor como diseñador teatral de Servando, la incursión en el homoerotismo fue una de sus aristas más íntimas y profundas, relegadas a causa de la homofobia imperante en la isla, cuyas instituciones cerraron las puertas al maestro.

Durante toda la década del 70 del siglo XX, Servando plasmó los cuerpos masculinos que lo erotizaban.

Detalle de pieza de Servando Cabrera
Detalle de pieza de Servando Cabrera

Además, de acuerdo con la doctora Luz Merino Acosta, su conocida seriede “Habaneras” fue entendida en su momento como “un simulacro de lo masculino y  hoy se entiende que son féminas masculinizadas”.

Para la estudiosa, el pintor logró captar el instante en que la mujer cubana se enfrentabaa la vida laboral y al machismo, y se recolocaba en el horizonte social, para empezar a mirar desde el género sin inocencia.

Por su parte, la curadora de la exposición, Rosemary Rodríguez, rebeló que en 1971, “la tan lacerante censura impidió que pudiera exponer sus cuadros en el Museo Nacional de Bellas Artes”; mientras que Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, aseguró que aunque fue prohibido en muchas galerías cubanas, Servando “continuó desarrollando la temática necesaria”.

Durante mucho tiempo fueron privilegiados ciertos elementos muy cubanos dentro de la obra de Servando como el sombrero de yarey, las palmas, la caña de azúcar, los fusiles en alto, los machetes empuñados con fuerza.

El arte gay de Servando Cabrera
El arte gay de Servando Cabrera

No obstante, el suyo fue un arte genuino, superando siempre modas estéticas o presiones ideológicas. No de modo gratuito Bretón lo llamó “La más bella pluma en el sombrero del surrealismo”, aunque no fuera este el único movimiento o tendencia que abordara el cubano.

“El ser humano erotizado, heroico, viril, instintivo, hermoso, permanece al centro de su obra en todas y cada una de las etapas que transitó Servando”. Así lo define Rosemary Rodríguez, a lo que habría que agregar también el ser humano transparente, femenil, y vulnerable.

“Estas obras escandalizan aún porque existen muchos prejuicios en torno al erotismo, al placer, a los cuerpos”, dijo a IPS un estudiante universitario, al referirse a la expo, que estará abierta hasta el próximo 21 de julio.

Rescatado a los 90

Noventa años del natalicio de Servando Cabrera se están cumpliendo en este 2013, y amplio es el programa que durante todo el año festejará tan importante fecha.

El arte gay de Servando Cabrera
El arte gay de Servando Cabrera

El Museo Biblioteca que lleva su nombre celebró en mayo la actividad inicial, donde se escucharon palabras de elogio de especialistas y amigos, y se puso a la venta una carpeta del Fondo Cubano de Bienes Culturales con doce reproducciones de piezas originales.

También el Museo Biblioteca, como parte de las celebraciones por el Día Internacional de los Museos, presentó el proyecto de libro “Servando Cabrera Moreno, Pasión por lo humano”, un monográfico con más de doscientas imágenes que la editorial guatemalteca Ediciones Polimita publicará en los próximos ocho meses.

Villa Lita, la casona que sirve de sede al Museo, está siendo restaurada, pues allí se atesoran documentos personales de Cabrera Moreno y obras relacionadas con él,así como una muestra representativa de sus pinturas y dibujos.

Servando Cabrera
Servando Cabrera

Por su parte, el Taller de Serigrafía René Portocarrero, de conjunto con el Museo Biblioteca, realizará un taller infantil de verano en la primera quincena de julio, para el acercamiento a las técnicas de serigrafías.

Cierra el ciclo la exposición “La fuente de la vida, óleos de Cabrera Moreno”en la Biblioteca Nacional el 5 de diciembre venidero, en el contexto del 35 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, con palabras de presentación delrecientemente fallecido Alfredo Guevara.

Este año el Festival de Cine de La Habana se dedica a la figura de Servando, cuya obra “Moncada”, pintura mural de su etapa épica, será el motivo del cartel del evento.

Recientemente el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural declaró los bienes que pertenecieron al artista Patrimonio Cultural de la Nación.

La declaración de esa instancia adscrita al Ministerio de Cultura de Cuba, incluye además de la obra plástica, los premios, reconocimientos, documentos, fotografías, libros y objetos personales del artista.

Esta inédita, hermosa, y excitante exposición ha sido una muy agradable noticia para celebrar en La Habana, este 28 de junio, el Día Internacional del Orgullo Gay.

6 thoughts on “El arte gay de Servando Cabrera

  • Ah, Isbel: Hoy a los jóvenes como tú hasta les provoca risa estas ocurrencias, pero había que vivir aquellos años en que los comisarios de la ideología y la moral vivían empeñados en demostrarnos a los heteros que con un gay era mejor ni cruzar palabra, que estaba justificado reprimirlos o que, en el mejor de los casos, había que “hacer una labor política” con aquellos ciudadanos para que se “reorientaran”. No sabría ubicar el momento en que sexo e ideología entraron en conflicto, pero creo que el período más álgido fue el que siguió al Congreso de Educación y Cultura, justo alrededor de la fecha en que se censuró la expo de Servando. Todavía me veo, con unos 20 años de edad, intentando dar una charla a un condiscípulo gay, para que “se portara bien”. Y el tipo me miraba sin responder, mientras yo vertía mi verborrea. Al cabo de tantos años, no me queda duda de que aquellos ojos me estaban diciendo, con el mayor respeto: “¡Pero qué clase de comemierda eres!”

  • jajaja Isidro… no me sorprendería que fuera así… jajajaja

  • Sería bueno conocer quiénes le censuraron la muestra en Bellas Artes en 1971, no sea que tenga el cinismo de salir desfilando con la conga LGBT. Digo yo.

  • En el Granma de hoy solo lo mencionan como una exposición erótica. Candela!

  • Siempre me gustó mucho Servando, conocí toda su obra siendo muy joven.
    Muy lindo post Isbel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *