La ‘fase” que algunos esperaban: el cambalache

Por Aurelio Pedroso  (Progreso Semanal)

Foto: Carlos Rodríguez Torres / Vanguardia

HAVANA TIMES – Era de suponer. Así como a finales de los 90s del siglo pasado comenzaron a aparecer en la ciudad capital un grupo de mujeres de zonas rurales para trocar comida por ropa, zapatos y unas cuantas cosas más, ya en las redes sociales, en grupos de esos como “Dónde hay comida?”, han hecho acto de presencia quienes advierten que no venden nada, sino que cambian, por ejemplo, mantequilla o puré de tomate por harina.

De aquellos años permanece aún la incógnita de bajo qué valores un pollo equivalía a un par de zapatos o dos camisas de mangas largas por doce huevos. Era como un viaje al pasado remoto cuando todavía no había aparecido el dinero.

Las “cambalacheras” de hoy alegan que como consecuencia de disponer de determinados excedentes y faltarles otros, están en la mejor disposición de negociar tan singular trueque quizás bajo reglas más convencionales a partir del precio en el mercado.

De cualquier forma, no deja de ser una verdadera caja de sorpresa donde maridan la leche en polvo con la imaginería popular en una aceptable armonía circunstancial.

Un comentario sobre “La ‘fase” que algunos esperaban: el cambalache

  • The more things change the more they stay the same it seems.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.