¿Idiosincrasia cubano o producto de un experimento sociológico?

Por Repatriado*

Barbero

HAVANA TIMES – No sé si forma parte de la idiosincrasia del cubano vivir al día o es un producto más del experimento sociológico que han hecho con este pueblo, pero este diálogo con mi barbero, transcrito casi literalmente, me dejó pensando en la aparente despreocupación por el futuro.

– Q`bolá
– Q´ vuelta felo
– ¿Lo de siempre?
– El 0 a los lados el 3 arriba; está tranquilo esto hoy, ¿no?
– Sí, asere, pero tú sabes que yo no cojo lucha, yo tengo mi clientela
– ¿Cuánto estás haciendo más menos?
– Me estoy yendo con 2 tablas diarias
– ¿De beneficio?
– ¿De qué?
– ¿Si estás haciendo 200 limpios?
– No, coño, de ahí pago la empresa, el local, la luz, la ONAT, ponle que me quedo con 1 y mitá al día
– Casi 4000 mensuales
– Ponle tabla y media en fula redondiao
– ¿Y con eso te da?
– En otro lao puede que haya más búsqueda, pero aquí no tengo jefe, trabajo de 9 a 1 y a las 2 estoy en el gao echándome mi planchao, vida de millonario
– ¿Estas ahorrando?
– ¿Paqué?
– Felo tú tienes como 60, en unos años te jubilas, ¿de qué vas a vivir entonces?
– Los barberos no se jubilan
– ¿Y si te enfermas, tienes un accidente, se te rompe el refrigerador, se te parte la muñeca tirando?
– Jejejeje no coma mierda, si me pongo a pensar en eso mejor no salgo pa la calle
– ¿La chama te está ayudando ya?
– No puede asere, lleva dos años en la yuma y aquello está caliente, está trabajando en un Home por la izquierda, pero no ha revalidao lo de enfermera; dice que cuando eso pase entonces sí hace la paqueta y me va a mandar lo mío. Aunque dice la madre y el padrasto que ellos tienen prioridad y que cuando ella empiece a mandar ellos van primero… la puta esa.
– ¿Felo, tú recuerdas que yo era alumno tuyo?
– La verdad que no, como siempre te he visto en el barrio no te asocio a la escuela, ya hace años salí de ese infierno
– ¿Con cuánto te debes jubilar?
– No sé, sobre los 300
– 15 fulas al mes pal resto de tu vida brother
– Coño, olvídate de eso viejo, mira vamos a hablar de jevita…

Barbero por cuenta propia. Foto: Caridad

Alguien argumentaría que esto es muestra de seguridad, porque sienten confianza en el sistema. Podría ser.

Por mi parte creo se debe a lo que se describe en psicología como Indefensión Aprendida, esto es a grandes rasgos una actitud pasiva crónica, aprendida mediante la experiencia del poco efecto que tus propias acciones tienen en tu destino, produce una ceguera selectiva ante las posibles oportunidades, te estancas, te haces laxo.

Esta Indefensión Aprendida relaciona de forma directa con los índices de suicidio, depresión y ansiedad, no tengo datos comparativos para Cuba, pero por simple observación los presupongo elevados. El desabastecimiento en farmacias hace del alcohol el ansiolítico nacional, puedes emborracharte gratis solo caminando por mi barrio y respirando el fétido aroma del alcohol barato que desprenden las congregaciones de parroquianos habituales que hacen de portales y esquinas su bar privado.

Cada vez que algún amigo con negocio se queja de problemas con los trabajadores lo habitual es “no es que no les pague, les pago bien, pero no se esfuerzan, tú les dices que si hacen tal cosa les pagas más y nada, están como dormidos, son unos vagos”. Yo mismo he sufrido eso cuando he tenido algún negocio con empleados aquí en Cuba, la diferencia es enorme respecto a un empleado en cualquier lugar donde yo haya estado.

Sin embargo cuando un cubano sale de Cuba normalmente prospera, se come el mundo trabajando, no es que se vuelva mejor que otros, solo deja de ser peor. Esta reacción es muy típica también de la Indefensión Aprendida, pues esta está condicionada a un ambiente específico.

En fin, cada vez que un cubano, sabiendo que viví muchos años fuera de la isla, me pide consejo, no dudo en dárselo, “si se te da la pira… VETE”.

*Uso seudónimo porque temo que al escribir aquí me quiten mi humilde cuenta de Internet o que me acosen económicamente. Puede que sea un temor infundado, pero no lo sé y como no soy valiente evito el riesgo, porque lo que más temo es perder la máscara en frente de mi muy querido y “revolucionario” abuelo.

 


3 thoughts on “¿Idiosincrasia cubano o producto de un experimento sociológico?

  • el 20 noviembre, 2017 a las 4:17 pm
    Permalink

    eso se llama adoctrinamiento y respuesta al sufrimiento. Los cubanos en su mayoría son peores que los gringos en el aspecto de ser receptores pasivos de todo lo que el gobierno cubano les despacha por los múltiples canales de comunicación que dicho sea de paso controla. Condicionándoles a tener el comportamiento que mencionas en este post.

  • el 11 noviembre, 2017 a las 1:51 pm
    Permalink

    Buen artículo Repatriado, me gusto la “talla” coloquial del diálogo, enseguida me ubiqué en mi barrio. La mayor parte de las personas en Cuba viven como en una especie de inercia, si tienen un negocito (como el barbero) pues le sacan su ‘barito” diario, “jaman y se echan su plancha´o” y a dejar que el tiempo pase; total, todos saben que nada va a cambiar allí. Cuando aparecela posibilidad de “pirarse” pues a salir y comerse el mundo pinchando, para al menos intentar cumplir los sueños postergados muchísimos años.

  • el 11 noviembre, 2017 a las 7:26 am
    Permalink

    Excelente. Recuerda que tambien aprendimos la maxima socialista de que “ellos hacen como que nos pagan y nosotos hacemos como que trabajamos” Los cambios conductuales demoran en un ambiente de caos. Segun Marx el ser social determina la conciencia y no a la inversa. Por eso nos ponemos las pilas cuando salimos de la matrix

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *