El castigo del pasaporte cubano

Carlos Lazo*  (Progreso Semanal)

Pasaporte--685x342HAVANA TIMES — El pasaporte cubano es uno de los documentos más problemáticos con los que tienen que lidiar los cubanos que viven fuera de Cuba. Las quejas entre los emigrados con respecto a este tema, van desde las de índole económica (por lo caro de la confección y renovación del referido documento) hasta las de índole jurídica y practica (por el requerimiento del pasaporte, incluso para aquellos que se han acogido a la ciudadanía de otra nación).

El gobierno cubano, que en los últimos años ha tomado medidas encaminadas a actualizar su política migratoria, debería hacer más asequible y cómoda la adquisición del pasaporte. A su vez también debería eximir del requerimiento del documento a aquellos que, al haber adquirido la nacionalidad de otro país, cuentan con un pasaporte emitido por su nación adoptiva.

Pero incluso, hay falta de consistencia en las regulaciones migratorias en ese último aspecto. Para los nativos de Cuba que tienen ciudadanía de otro país las reglas no son uniformes. Por ejemplo, los cubanos que salieron de Cuba antes del 31 de diciembre de 1970 (y que hoy poseen otra nacionalidad) no se les requiere de un pasaporte cubano para visitar Cuba.

Esta disposición, que ha estado vigente por muchos años, exige, en cambio, que aquellos que salieron de Cuba después del año 1970 estén obligados a utilizar un pasaporte cubano para ingresar a la isla (incluso si cuentan con nacionalidad y pasaporte de otro país).

¿Cuál es la lógica detrás de esas regulaciones? ¿Por qué existe esa línea divisoria entre los que se fueron antes y los que se fueron después del año 70? ¿Por qué a ciertos cubanos se les permite entrar a Cuba con el pasaporte del país donde se han naturalizado y a otros no?

No es fácil encontrar respuestas a estas interrogantes. No están claras las razones burocráticas que vinculan el pasaporte que utilizan los cubanos para visitar Cuba, con la fecha en que estos salieron del país (máxime si esa fecha se remonta a más de cuatro décadas). Quizás la anquilosada regla (que discrimina con qué tipo de pasaporte entran al país los ciudadanos de origen cubano) cumplió una función en el pasado. Lo que sí está claro es de que la referida medida necesita ser revisada por las autoridades cubanas y, de ser necesario, actualizada. En fin, ponerla a tono con los intereses y las necesidades de la nación y de sus emigrados.

Un libro que leí hace tiempo pudiera servir de colofón para concluir este artículo. El escritor uruguayo Eduardo Galeano, en uno de sus relatos, cuenta la historia de “la guardia del banco”. Galeano relata que en un cuartel, por más de 30 años los soldados montaban guardia día y noche al lado de un banquito. Nadie sabía por qué, pero la guardia se hacía diariamente y a cada hora.
Año tras año, los oficiales transmitían la orden y los soldados la cumplían.

Según el relato, en treinta años nadie dudó nunca, ni preguntó por la razones de aquella vigilia. Si se hacia la guardia al lado del banquito, por algo sería. Un día a alguien se le ocurrió indagar acerca de las razones de aquella custodia que parecía no tener ningún sentido. Después de mucho averiguar se descubrió que tres décadas atrás un oficial había mandado a montar guardia junto al banquito (¡que estaba recién pintado!) para que nadie se sentara sobre la pintura fresca. Después nadie se había tomado el trabajo de cambiar las órdenes.

Sospecho que algo similar a “la guardia del banquito” pudiera estar ocurriendo en el caso de esta regulación. Ese estatuto migratorio arcaico (y a todas luces arbitrario) que limita el uso de pasaportes de otras naciones por parte de personas de origen cubano, debería de ser revisado.

Tal vez en su momento tuvo alguna justificación de la que, después de varias décadas, ya nadie se acuerda. A esta altura aquella orden no parece tener mucho sentido. Por tanto, debería de ser modificada, actualizada, o remozada con una manito de pintura fresca. Eso sí; que lo hagan con una pintura que se seque rápido.
—–
(*) Carlos Lazo es maestro en el área de Seattle, Washington. Durante la presidencia de W Bush se hizo bien conocido como el cubano-estadounidense médico de combate que sirvió con distinción en Irak, pero se le prohibió visitar a sus hijos en Cuba debido a las restricciones sobre los viajes que la administración Bush estaba usando para detener los cubanoamericanos visiten a sus familias en Cuba.

También recomendamos:  Pasaporte cubano para viajar a Cuba: Impedimento innecesario por Carlos Lazo

 

 


39 thoughts on “El castigo del pasaporte cubano

  • el 8 julio, 2017 a las 7:36 pm
    Permalink

    Puede un asilado político en Estados Unidos, regresarse definitivo a Cuba con su pasaporte azul vigente, antes de obtener la residencia norteamericana, si salió de cuba para otro país y de ahí llegó a Estados Unidos,sin tener represalias al llegar a Cuba. Por favor respondanme a mi correo es urgente.

  • el 19 abril, 2016 a las 12:28 am
    Permalink

    Cierto senor julio estamos claramente confirmado y totalmente de acuerdo que si tenemos la oportunidad de viajar a cualquier parte del mundo por respeto debemos acatar reglas y leyes del país en cuestión visitado Pero leyes y reglas que penalizan y/o defienden sus ciudadanos y visitantes con la misma igualdad no como realmente sucede en la isla caribeña paraíso de unos pocos cubanos y los turistas que la visita

  • el 9 diciembre, 2015 a las 1:46 pm
    Permalink

    Buenas tardes, Quisiera saber si alguien sabe que tiempo toma el tramite de habilitar el pasaporte cubano??? Yo envie el mio hace un mes y todavia no se nada y quiero viajar para el 25 de diciembre. Si alguien fuera tan amable de responderme….

    Muchas gracias.

  • el 15 junio, 2015 a las 11:00 am
    Permalink

    He leido su articulo de los passaportes cubano . yo sali de cuba con mis padres en el 1961 segun la ley cubana no necesito passaporte cubano pero la agencia aqui en Miami me exigio sacar el passaporte cubano . En que quedamos se necesita el passaporte cubano o no ?

  • el 9 marzo, 2015 a las 4:20 pm
    Permalink

    Estoy muy de acuerdo con el Sr Carlos Lazo de que es una VIOLACION CONSTITUCIONAL de manera constante y pre-meditada por parte del gobierno cubano. El obligar a ciudadanos de otros paises a portar el pasaporte cubano para entrar a Cuba es una extorsion a la necesidad humanitaria y una extorsion a todos los cubanos y sus descendientes.

  • el 20 febrero, 2015 a las 9:18 pm
    Permalink

    Que dolor tan grande Joana, no quisiera verme en tus zapatos. Yo tu, hago lo que te sugiere Julio, ir directamente a un consulado cubano. Tengo una amiga en Philadelphia, y cuando su tio se estaba muriendo fueron a la embajada de Cuba en Washington y todos sus tramites los hicieron “en persona”, las agencias lo único que hacen es mandarlo y sabe Dios si tus papeles están engavetados, hija el 24de feb del 2014 ya es un año!, demasiado.
    Te deseo mucha suerte, y que Dios te ayude para que llegues a ver a tu hermana viva.

  • el 20 febrero, 2015 a las 5:36 pm
    Permalink

    Joana cuando fui con mi otra persona a la seccion de intereses a tramites de la otra persona vi personal este Casos similares y les trataron muy bien y resolvieron el caso humanitario. Ellos fueron directo personalmente a la sección de intereses en Washington dc. Espero que esto te ayude. Si estas en otro país ve a la embajada cubana y explícales tu caso. Supongo que tener alguna documentación médica ayude tu caso. También tengo un amigo en Facebook con un caso parecido y le dieron visa humanitaria. Suerte.

  • el 20 febrero, 2015 a las 3:49 pm
    Permalink

    Es verdad lo de el pasaporte cubano es una pesadilla. Mi caso es que el dia 17 de febrero del 2014 solicite mi pasaporte nuevo cubano con una inscripción de nacimiento por una agencia llamada, VaCuba “y todavia no me ha llegado pues ellos dicen que se demora y no me dan respuesta, yo estoy desesperada pues hace 9 años que no viajo a la isla y mi hermana que solo tiene 57 anos de edad la diagnosticaron con cancer en el colon y esta muy grave pues ya esta avanzado y mi familia me pregunta pero que pasa con tu pasaporte no se es demasiado desesperado lo que estoy viviendo y nada, ninguna respuestas por favor ayúdenme lo necesito de todo corazón si es en verdad que existe la ayuda humanitaria en mi pais que tanto Amo.

  • el 19 febrero, 2015 a las 7:04 pm
    Permalink

    Me pregunto, y de verdad me da curiosidad la respuesta: ¿Como el ciudadano Ernesto Guevara pudo “hacer formal renuncia” a su condición de cubano por nacimiento?

    Constitucionalmente Cuba nunca admitió doble, pero será que en esa época sí existía el reglamento para renunciar o despojar de la ciudadanía cubana. Entonces fue derogado?

    Hay tarea de historia.

  • el 19 febrero, 2015 a las 6:59 pm
    Permalink

    Hay paises donde sí y otros donde no.

    El punto es que en Cuba al coger otra ya pierdes la cubana.

    Bueno, según mandato constitucional es así. El ejecutivo no lo está ejecutando.

  • el 19 febrero, 2015 a las 5:12 am
    Permalink

    Al adoptar una nueva ciudadania, no necesariamente tienes que renunciar a la anterior. Que yo sepa, en Estados Unidos eso no es requisito. Definitivamente no lo es en Australia, aunque se de algunos paises (como la India) donde hasta hace poco eso sucedia.

  • el 18 febrero, 2015 a las 9:39 pm
    Permalink

    Así mismo es. El día que dejen de estar siguiendo el jueguito de la habilitación y la muleadera la Cuba se cae aquello.

  • el 18 febrero, 2015 a las 9:37 pm
    Permalink

    Eso no es un limbo, eso es una ilegalidad. Que la Asamblea en 40 años (contando desde 1975) no haya emitido dicho reglamento y que el Gobierno exija y emita documentación cubana a naturalizados en otro pais solo demuestra que dichas instituciones no han sido eficaces en salvaguardar al Estado.

  • el 18 febrero, 2015 a las 9:31 pm
    Permalink

    El país adoptivo puede o no aceptar la doble ciudadanía. Da igual. Porque según la Constitución cubana no se acepta. Así que vuelve a recaer en el Gobierno cubano la responsabilidad de hacer cumplir la Constitución.

  • el 18 febrero, 2015 a las 2:27 pm
    Permalink

    Emancipado, es mi mismísima manera de pensar, y el debate debe terminar con tu opinión. El dictador hace lo que le han permitido hacer. Que nadie se queje, como la mujer que deja que el marido le caiga a palos y sigue con El. ¿Es que no han sido los suficientes desmanes que han recibido, como para seguir aguantando?. Si saben que es un descaro, que viola todas las leyes, que lo hace porque recibe billones, Pues córtenle el agua y la luz como dicen, para ver a como toca la cosa. Inténtenlo!, que por fin se van a sentir que valen.

  • el 18 febrero, 2015 a las 11:36 am
    Permalink

    Cubanos, compatriotas, no se quejen…si se portan como frijoleros, …pues lo van a tratar…como frijoleros…
    Ahora, que si …son exiliados…pues ésta queja, no tiene sentido, …
    El que visite, habiéndose ido, pues ni modo, tiene que cumplir, con las leyes, del país que visita.
    Si van ahorita a Irak, …te puede secuestrar ISIS, y ya sabes…”ñampiti gorrió” no te quejes!!!

  • el 18 febrero, 2015 a las 9:29 am
    Permalink

    Realmente no es así, no del todo. Tú como cubana puede solicitar la nacionalidad española sin que tengas que renunciar a la cubana. Existe convenio entre todos los paises iberoamericanos, España, Portugal y Andorra, donde no es necesario la renuncia. LA problemática del asunto es si adquieriendo otra nacionalidad además de la cubana dejas de serlo ya que en los paises antes citados mantienes ambas.
    Saludos

  • el 18 febrero, 2015 a las 1:11 am
    Permalink

    Propongamonos no pagar por la “pegatina” k en realidad es una visa, y no renovar el pasaporte por unos meses, a ver que pasa. Movilicemonos en las redes sociales, y ahi veremos cuantos coterraneos por todo el mundo estamos dispuestos a hacerles entender a estos burocratas k con “leyes macheteras” ya no queremos lidiar.
    ¡Saludos!

  • el 17 febrero, 2015 a las 7:56 pm
    Permalink

    Julio con solo 6meses de “abstención”, de plantarse y decirle al tirano No Te Voy a Pagar por ningún pasaporte del país donde nací, o usas el pasaporte del país de donde soy ciudadano como es lo normal, o no voy. “Eso” no lo han intentado. Han dejado que el tirano diga y desdiga, e igual si le vuelve a dar la gana de cerrar la puerta y no dejar entrar a mas nadie, lo hace.

  • el 17 febrero, 2015 a las 6:15 pm
    Permalink

    Pongan se a creer que la anécdota de Galeano viene al caso. Eso sería una visión ingenua de la política.
    Esos no dan puntada sin dedal. Lo del pasaporte tiene su explicación en tres sentidos.
    1. Sentido económico. No digo mas porque resulta obvio.
    2. Control social. Si te portas bien te habilito el pasaporte.
    3. Política internacional. Sea cual sea tu nacionalidad adquirida vas a entrar como cubano. Eso evita posibles impases diplomáticos con otros estados si el gobierno toma alguna medida con algún cubano visitante.

  • el 17 febrero, 2015 a las 5:46 pm
    Permalink

    Yo fui en el 99 a la boda de un amigo y me arrepentí de hacerlo me dio mucha tristeza ver todo mucho peor díez años después de salir de Cuba y ver las mentiras tan evidentes del gobierno. Gracias a Dios no tengo ninguna familia cercana en Cuba así que no quiero regresar mas. Solo regresaría de visita el día que exista libertad.

  • el 17 febrero, 2015 a las 4:17 pm
    Permalink

    Carlos, se olvida ud que los cubanos en la emigración somos la gallina de los huevos de oro de la maltrecha economía cubana. El pasaporte es cash constante y directo a la caja del gobierno.

    En cuanto a los derechos ciudadanos aunque tengas un pasaporte azul pero resides en el exterior, te violan el derecho a elegir y ser elegido en los procesos electorales. Pierdes el derecho a la educación, salud y empleo dentro de Cuba, que supuestamente te garantiza la constitución vigente. Y la mas horrorosa de las violaciones, el destierro por automatico si te pasas de los 24 meses sin regresar al país y ademas dejar de pagar una tasa mensual al consulado.

    Nada Carlos que mas que una manito de pintura, “hace falta una carga para matar bribones, para acabar la obra de las revoluciones…” que recomendó nuestro Ruben Martinez Villena.

  • el 17 febrero, 2015 a las 4:08 pm
    Permalink

    El asunto de que no se pierda la ciudadanía cubana por adquirir otra, es que a pesar de que el artículo de la Constitución lo exprese, se debió haber redactado un reglamento que luego diese forma al procedimiento para la pérdida de la ciudadanía. Evidentemente esto nunca se hizo y los cubanos estamos en ese limbo de tener doble ciudadanía, para viajar a cualquier país, salvo para Cuba, donde eres cubano, y donde eres objeto iso facto de los caprichos de sus autoridades y de tener que comprar el pasaporte más caro del mundo, sí porque eso que hacen es vendértelo, no se le puede llamar de otro modo, y luego sus prorrogas, que son otra manera de venderte una pegatina que por mas que le doy vueltas al asunto no sé para que sirve, ya que la validez del pasaporte es ya de 6 años. Bueno, sinceramente, sí sé para que sirve, para ” recaudar divisas convertibles” de fly, sin mucho esfuerzo y ” con prisa, pero sin pausa”..

  • el 17 febrero, 2015 a las 3:58 pm
    Permalink

    se fue el mensaje antes de terminar, pero el problema es que el artículo 32 dice además “La ley establece el procedimiento a seguir para la formalización de la pérdida de la ciudadanía y las autoridades facultadas para decidirlo” y cuando usted va a un consulado le dicen, sí, escriba y espere la respuesta, pero ésa respuesta no llega nunca, a mi un consul me dijo, no pierdas el tiempo no van a responder, si quieres ir a Cuba, tendrás que tener el pasaporte, así que te puedes pasar la vida esperando por la respuesta y no ir a Cuba,. Vaya que es la trampa, para que pagues de cualquier manera, porque te dicen aun no hay respuesta, nosotros mandamos los documentos y no somos responsables de que las autoridades facultadas no den respuesta, en otras palabras el robo al descaro.

  • el 17 febrero, 2015 a las 3:44 pm
    Permalink

    Excelente el simil de “la historia de la guardia del banco” aplicable a muchísimas leyes imperantes hoy dia en Cuba. Saludos.

  • el 17 febrero, 2015 a las 2:33 pm
    Permalink

    Julio, lo único logico dentro de sus propias leyes y bajo su propia constitución ES que se limpien lo que tu sabes con ellas. Acaso “eso” no es lo que hacen?. El gobierno cubano No va a dejar de exigirnos pasaporte porque ahí es donde esta la “pasta” para sus bolsillos. O quien tu crees que ha ayudado a mantenerlos en el poder si no el exilio?. Cuando Fidel no dejaba entrar a nadie, se murieron muchas madres, muchos hijos, hermanos y seres queridos sin poder volverse a ver, y lo único que se pudo hacer fue sufrir el dolor, cuando El se las vio negras, invento los viajes de la comunidad en el 78, y desde entonces el exilio les mantiene su vida de millonarios y en el poder, porque ya no van a ver a los familiares, sino a vacacionar y celebrar 15 en la casa del dictador y bajo las condiciones de El. De acuerdo con un estudio de The Havana Consulting Group, el 2013 fue un año donde recibieron 2.77 billones de dólares. Cuba ha sido el único pueblo que ha practicado este comportamiento.

  • el 17 febrero, 2015 a las 1:59 pm
    Permalink

    Por eso es que no piso suelo cubano mientras exista la dictadura, primero, porque salí del país enemistada a muerte con el sistema político que impera ahí, y porque soy conciente de que son capaces de arbitrariamente cometer cualquier abuso impunemente, tengas el pasaporte que tengas.

  • el 17 febrero, 2015 a las 1:42 pm
    Permalink

    Pensando mejor si tienen forma de distinguirlo oficialmente, otorgándole una visa de entrada a Cuba. Un ex-ciudadano cubano que lleva una visa para entrar seria una forma de identificar que renunció oficialmente a la ciudadanía cubana que en fin el costo de una visa es mucho menor que todo el costo de pasaporte cubano y permiso de entrada supongo entonces que debe ser posible.

  • el 17 febrero, 2015 a las 1:19 pm
    Permalink

    Alanís, si voy a la sección de interés les voy a preguntar como es el procedimiento para renunciar a la ciudadanía cubana y que consecuencias trae es decir si un ex cubano puede visitar Cuba con su nueva ciudadanía. Evidentemente el pasaporte americano o de cualquier otro país no tiene ninguna casilla donde diga que se renunció a la ciudadanía cubana explícitamente aunque es implícito por la ley americana que se ha hecho. Por lo que el gobierno cubano no tiene forma oficial de distinguir un ciudadano que explícitamente renunció de uno que no lo ha hecho. Evidentemente todo este problema es causado por las leyes no escritas que el gobierno cubano usa a su propia voluntad. Ellos arbitrariamente deciden quien puede entrar y salir de Cuba . Siempre creando categorías diferentes en todo. Lo cual me recuerda el proverbio latino
    Divide y dominaras!

  • el 17 febrero, 2015 a las 1:10 pm
    Permalink

    De acuerdo Miranda creo también que si se entra a cuba o cualquier otro país teniendo doble ciudadanía tienes derecho al cuerpo consular. No mucho que puedan hacer pero por lo menos es mejor que nada. Mira el caso de Alan Gross lo poco que pudieron hacer fue a cambio de hacer otras concesiones a los espías que estaban aca.

  • el 17 febrero, 2015 a las 12:22 pm
    Permalink

    Julio, es ley universal de que el cuerpo diplomático del país con la ciudadanía que entraste te asista, Nadie debe estar sujeto a que arbitrariamente te metan preso por estarla tirando fotos a las estrellas y que te acusen de espia, como es el caso del la tiranía castrista.

  • el 17 febrero, 2015 a las 11:27 am
    Permalink

    Es cierto lo que planteas sobre la aplicabilidad de la ley para cualquier individuo dentro de las fronteras de cualquier país. Si violas la ley en China, serás sancionado de acuerdo a las leyes chinas; ahora en Cuba donde se violan impunemente los derechos individuales, por ejemplo retención involuntaria y sin causas aparentes en el país – aunque solo sea para hacerte pasar el mal rato, mi caso y el caso de la artista Tania Bruguera – si aplica lo que dije en mi comentario anterior y hasta te echan en cara aquello de “eres cubano, no español”. En cuanto a acercarte a un consulado cubano para renunciar a la ciudadanía cubana, es mejor pescar la peste bubónica y morirte, nunca mas puedes pisar Cuba.

  • el 17 febrero, 2015 a las 11:03 am
    Permalink

    Gusa, tengo entendido que por la propia constitución cubana de hoy no se puede tener doble ciudadanía por lo que una vez que eres ciudadano de otro país automaticamente pierdes la cubana. El gobierno cubano creo que pide que se vaya a la embajada del país y se pida la renuncia a la ciudadanía cubana y supongo que una vez hecho esto entonces no tiene sentido ninguno que uno tenga que sacar un pasaporte cubano si deseara visitar Cuba esto último es mi suposición y no se si es así pero es lo lógico dentro de sus leyes.

  • el 17 febrero, 2015 a las 10:07 am
    Permalink

    Primero lo primero. La adopción de otra ciudadanía es causa automática de pérdida de la ciudadanía cubana. Generalmente el país que te adopta te impone como parte del tramite de naturalización hacer la renuncia expresa a tu ciudadanía anterkot .

    El Gobierno cubano viola la Constitución al omitir tacitamente estos cambios de ciudadanía. ¿Que gana con eso? En primer lugar cash. Flujo de efectivo constante. En segundo lugar mantener el control sobre la vida de todo el que haya nacido en Cuba.

  • el 17 febrero, 2015 a las 9:39 am
    Permalink

    Si fuera solamente el castigo del pasaporte. Esta tambien el castigo de la inscripcion de nacimiento, el de las notas y titulos obtenidos, los que dan fe de matrimonio o divorcios o cualquier otra obtencion de documentos. E l castigo de los excesivos costos de los pasajes, de los envios a Cuba, el castigo de los aranceles de aduana a los pasajeros, etc, etc, etc. pero sobre todo el castigo de la Ley de Aduana, elaborada por un ingenioso metodo de tortura donde “un pincel”, (unidad) paga $4.00, “otros juguetes” para niño $20, y una computadora, independientemente de su precio de compra, pagan aranceles fijos desde $100 a $250. Sin embargo, un reloj de pulsera para mujer, hombre o niño, independientemente de su precio o calidad paga $15.
    ¿Alguien esta interesado en comprar un Rolex en Cuba? Exporto.

    Nos gustaria saber, ahorra que se puede, (en caso que lo hagan), cuales van a hacer las tarifas de importacion a los tejidos que le enviemos a las costureras en Cuba para que elaboren ropas para exportar a EEUU , y por fin, se puedan buscar mejor la vida y salir de la pobreza.

  • el 17 febrero, 2015 a las 9:10 am
    Permalink

    Creo que estas errado en cualquier país que visites y del cual no eres ciudadano las leyes que se aplican son las del país donde estas. Como ciudadanos de otro país no arrastramos como en una burbuja las leyes del otro país desafortudamente. Tan rápido como pones pie en otro país las leyes de ese país entran en efecto.

  • el 17 febrero, 2015 a las 8:12 am
    Permalink

    Sr. Carlos Lazo

    Yo me maravillo cuando leo cosas como estas: ¿Ud conoce la Constitución cubana? Me parece que debió repasarla antes de escribir esto ¿Qué “regulación”, qué disposición, qué “medida”,ni ocho cuartos? esa es una VIOLACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN; y, por tanto, una ilegalidad más del gobierno cubano contra sus propios ciudadanos, al igual que la figura de “salida definitiva”, el apartheid turístico y la “habilitación ” en el dichoso pasaporte. que no están avalados por ley alguna. lo único que sostiene estas ilegalidades del gobierno castristaa es la fuerza bruta, nada más. No me extraña que no le sea fácil buscar la explicación a esto, si es que realmente quiere buscarla. A no ser que esté jugando al ciego que no quiere ver.

    Y, por si fuera poco, ¿Cree ud que eso tuvo o tiene justificación alguna? De verdad que se pudo haber ahorrado lo del banquito, cosa que demuestra que conoce Ud más la obra de Galeano que las leyes cubanas.

  • el 17 febrero, 2015 a las 7:54 am
    Permalink

    Estimado Carlos, voy a intentar dar respuesta a una interrogante que casi ha llegado a compararse a aquello de ¿Quién fue primero si el huevo o la gallina? Hay varias razones por las cuales el gobierno de la ínsula no puede derogar esa “absurda regulación”; entre ellas el hecho que cuando entras a Cuba con pasaporte cubano eres considerado un nacional mas aunque vivas en el extranjero y por tanto estas sujeto a sus leyes y regulaciones – un ciudadano extranjero no debiese ser retenido arbitrariamente – si no existiesen cargos contra él o pruebas que además hay que demostrar frente a un funcionario del consulado del país en cuestión. Otra razón es mas que evidente, el tema económico. ¿Cuánto dejaría de percibir el gobierno cubano si no tuviésemos que usar “el librito azul”? Somos miles en la diáspora, y siempre tendremos familiares o amigos que visitar y para ello debemos pagar las “prorrogas” cada dos años que si miras es casi hacer el pasaporte doble y además solo dura 6 años. ¿Cuántas veces pagas por lo mismo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *