¿Ampliaciones en el ciberespacio cubano?

Rogelio Manuel Díaz Moreno

logo refejosHAVANA TIMES — Cuba constituye normalmente una mala referencia en las estadísticas relativas a la penetración de las nuevas tecnologías de la informática y telecomunicaciones. En términos de acceso de las personas a líneas telefónicas y redes digitales, mantenemos un paupérrimo desempeño.

Después de tantos años de restricciones, ya pocos creen en alguna disposición positiva verdadera de las autoridades cubanas en este campo. El monopolio estatal a cargo, ETECSA, es una de las compañías más impopulares del país, por su establecida incompetencia y precios exorbitantes.

En ruptura con el inmovilismo acostumbrado en el tema, algunas novedades refrescantes –y otras preocupantes –, atraviesan en estos tiempos nuestro ciberespacio. Una de ellas la constituye la ampliación de la cobertura de la plataforma Reflejos, la opción ofrecida oficialmente a los cubanos para montar bitácoras o blogs. Tal vez al principio pocos prestaron atención al servidor Cubava, matriz de este servicio, pero fíjense que el tiempo pasa y ocurren procesos interesantes.

Una virtud no despreciable de esta plataforma radica en su visibilidad para todas las redes internas del país. Como se sabe, el servicio de Internet general sigue extremadamente limitado, y la Intranet nacional es un magro sucedáneo. Reflejos se mueve en esas aguas más accesibles para los profesionales e intelectuales cubanos. Otra virtud es su variedad. Hoy, en Cubava.cu, se hospedan miles de blogs de la más variada laya. Recientemente avanzó un paso más de esos que uno, desencantado por muchas razones, no se esperaba.

Este servicio comenzó con restricciones tecnológicas, que lo tornaban accesible solamente desde los puntos estatales conocidos como Joven Club. Ahora, en cambio, permite su pleno empleo también desde cualquier centro de trabajo o estudio con acceso a esa red interna. ¡Sin pedir permiso, autorización o esperar la orientación de ningún organismo superior, qué maravilla! Bueno, siempre que la jefatura directa de uno no se moleste, como en todas partes.

La expansión de Reflejos desafía ciertos cánones de la censura tradicional. Por ejemplo, el mediático grupo 14ymedio abrió allí su blog que ha funcionado, hasta donde sé, con normalidad. Y eso que enseguida despertó las iras de algunos blogueros oficialistas, quienes invocaron rayos y centellas contra tal atrevimiento, desde sus propias bitácoras y portales como Cubasí.

Nuestro grupo del Observatorio Crítico se introduce por estos días también en Reflejos. Aspiramos a ganar mediante este medio, un alcance nacional que nuestro sitio en Internet, como pueden imaginarse, no tiene. Yo abrí el equivalente a mi sitio, Bubusopía. En la época previa de los Joven Club, el proyecto Arcoiris había abierto su propia plataforma.

Mejor que nada

Yasser-Serie-2015-2
Illustración por Yasser Castellanos

Ciertamente, visto desde afuera, este avance no es nada del otro mundo, más bien una muestra de lo atrasado que estamos aquí. Desde otro punto de vista, unas pocas gotas de agua, en un vaso antes reseco, no dejan de aportar cierta alegría a uno que está muy sediento. Ya este proceso es extrañamente liberal para nosotros, sobre todo si tomamos en cuenta que todo ello parte de una instancia, como los Joven Club, que pertenece a la Unión de Jóvenes Comunistas, sucursal juvenil del inefable Partido.

Hay otras noticias en el ambiente, pero ya son menos concretas y se prestan para la manipulación y el incumplimiento a los que estamos acostumbrados. Resulta que ahora la prensa oficial cubana descubrió la existencia de la Agenda Conectar 2020 para el desarrollo Mundial de las Telecomunicaciones. Este es un programa promovido por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT, de la que Cuba forma parte. Con cierta vaguedad, se comenta que entramos en esa agenda, que presupone un gran desarrollo en los campos especificados.

La tal agenda representaría ampliar tremendamente nuestra cobertura de Internet –la de verdad – y la telefonía celular. Estas herramientas contemporáneas deberán estar, para dentro de unos meros cinco años, al alcance de la mayor parte de la ciudadanía cubana. Hasta ahora, el gobierno cubano se ha mostrado renuente o incapaz de asumir ese tipo de compromisos. Con los precios de aquí, y la abusiva política monopólica de Etecsa, ¿hay algún modo de que eso pueda suceder?

 


2 thoughts on “¿Ampliaciones en el ciberespacio cubano?

  • el 9 abril, 2015 a las 6:50 am
    Permalink

    Me informan que ya 14ymedio.cubava.cu fue eliminado. No se las razones, pero puedo imaginarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *