Washington no ve equivalencia entre caso de Gross y los Cinco de Cuba

alan-gross tracey bHAVANA TIMES (dpa)- El gobierno de Estados Unidos considera que no hay equivalencia entre el caso del contratrista estadounidense Alan Gross, encarcelado desde hace cinco años en Cuba, y el caso de los tres espías cubanos aún presos en Estados Unidos, a pesar del aumento de voces que abogan por un intercambio de prisioneros.

“Siempre hemos dicho que no hay una equivalencia entre los casos de Alan Gross y los tres de Cuba”, señalaron fuentes del Departamento de Estado que pidieron el anonimato, coincidiendo con la celebración esta semana del quinto aniversario de la detención en Cuba de Alan Gross.

“Son casos muy diferentes”, añadieron las mismas fuentes, quienes recordaron que los “Cinco de Cuba” fueron condenados por espionaje, mientras que Gross es un cooperante que “simplemente llevó conexiones de internet a la isla”.

“Es una condena excesiva por algo que ni siquiera debería ser un crimen”, consideraron las mismas fuentes, quienes mostraron su esperanza de que Alan Gross “no vaya a pasar otras navidades” lejos de casa y de que vuelva “lo antes posible con su familia”.

El pasado mes de noviembre, el diario “The New York Times” instó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a negociar un canje de presos con Cuba. El diario propuso la liberación de Gross, condenado a 15 años de prisión, a cambio de tres cubanos que llevan más de 16 años entre rejas en Estados Unidos condenados por espionaje.

El gobierno cubano se ha mostrado en varias ocasiones favorable al intercambio de prisioneros, pero, de momento, Washington no ha dado ninguna señal de que esté dispuesto a hacerlo.

El contratista, de 65 años, fue detenido el 3 de diciembre de 2009 en La Habana tras llevar a la isla sofisticados equipos de telecomunicación prohibidos por las autoridades. Un tribunal lo condenó después a 15 años de cárcel por acusaciones de fomentar “actos contra la integridad” del Estado.

Gross, que trabajaba como contratista de la agencia de desarrollo estadounidense USAID, niega los cargos y señala que los equipos estaban destinados a facilitar el acceso a Internet a la comunidad judía en Cuba.

Los “Cinco de Cuba” fueron condenados en 2001 por un juzgado federal de Miami por espionaje. Dos de ellos fueron ya liberados y tres continúan en prisión.

Los cinco agentes eran miembros de la llamada “Red Avispa”, un entramado clandestino de la inteligencia cubana en Estados Unidos. El gobierno castrista sostiene que su misión era evitar ataques contra la isla del exilio radical cubano asentado sobre todo en Florida.

Para efectuar un canje, el presidente Obama tendría que suspender el resto de la condena de los presos cubanos, considerados héroes en Cuba.


5 thoughts on “Washington no ve equivalencia entre caso de Gross y los Cinco de Cuba

  • el 3 diciembre, 2014 a las 12:58 am
    Permalink

    Pues claro que no hay equivalencia. Por una parte tenemos a unos espías que participaron en el asesinato de cuatro cubanos y por otra a una persona ayudando a que los cubanos se conecten a Internet.

  • el 2 diciembre, 2014 a las 2:16 pm
    Permalink

    Doctora:

    Muchas gracias, lo leeré. Aquí le pongo otra fresquecita acerca de lo que se ha hecho a espaldas del pueblo de Cuba, y sin medir el costo político, y hasta en vidas para ese mismo pueblo; y lo peor de todo es que se hizo para apoyar a una de las dictaduras más sangrientas del continente:

    http://www.diariodecuba.com/cuba/1417464232_11564.html

  • el 2 diciembre, 2014 a las 9:54 am
    Permalink

    Jorge Alejandro, Acabo de leer una excelente propuesta de solución a este conflicto en el periódico 14 y medio y lo escribe Mario Félix LLeonart.
    Porpone liberación de Gross e inmediatamente conversaciones para intercambiar espías por espías, los presos acá por supuestos delitos de lo mismo que están condenados los tres espías en los EEUU.
    Te lo sugiero porque es una propuesta muy novedosa.

  • el 2 diciembre, 2014 a las 8:37 am
    Permalink

    Washington tiene absolutamente toda la razón.

  • el 2 diciembre, 2014 a las 7:54 am
    Permalink

    Muy lamentable el caso de Gross y ciertamente introducir equipos de comunicación para la comunidad judía, por la
    Aduana de Cuba y sin esconderlos, no me parece sea atentar contra la integridad del Estado cubano, ni de ningún otro.
    Según tengo entendido Gross viajó cinco veces a Cuba y fue al quinto viaje que lo arrestaron.¿como se puede estar cometiendo un delito y pasar por la aduana cinco veces con equipos de comunicación declarados en Aduana?
    Nunca me pareció legítimo ni su arresto ni mucho menos su condena.
    Y con relación a los cinco espías, ¿qué hacían introduciéndose en una base militar norteamericana?
    Creo que los cinco espías fueron el resultado de una política errática del gobierno cubano, los embarcaron y además parece ser que la defensa de los cinco fue hecha con la peregrina idea de que eran inocentes porque eran el resultado del diferendo entre los dos gobiernos!!!!! y de la existencia de grupos armados de cubanos en la Florida. Si la defensa se hubiese centrado en deslindar desde el principio el acceso real a información de seguridad de EEUU, las condenas hubieran sido otras.
    El que sabía creo -es el que tiene varias cadenas perpetuas – el ataque contra las avionetas de Hermanos al rescate, no creo que hubiese podido parar la operación, no tenía el control sobre eso. En fin otro error del gobierno cubano derribar las avionetas en la que murieron cuatro personas por tirar volantes sobre el malecon. Los espías cubanos están pagando los errores de política del gobierno y de la inteligencia cubana.Los que deberían estar presos son los decisores de esas erráticas políticas.
    Pero creo que efectivamente los casos son completamente diferentes. Y si hay alguien verdaderamente inocente es Gross.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *