Resolución por aclamación en la OEA aísla aun más a Ortega

Plenario de la 52 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) realizada en en Lima, Perú. //Foto: Efe

Analistas nacionales advierten que aislamiento de Nicaragua le generará problemas al régimen en el mediano plazo

Por Confidencial

HAVANA TIMES – La aprobación por aclamación a una resolución sobre Nicaragua durante la 52 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el pasado viernes 7 de octubre en Lima, Perú, es percibida por analistas nacionales como una muestra del aislamiento del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo por parte de la comunidad internacional.

La resolución que demanda a la dictadura liberar “inmediatamente a todos los presos políticos” y “cesar la represión y la detención arbitraria de los líderes de la Iglesia católica”, fue aprobada por unanimidad por las 32 delegaciones presentes en el encuentro regional, aunque las delegaciones de Honduras, El Salvador y San Vicente y Granadinas solicitaron la agregación de tres pies de páginas.

Países como México y Argentina, que se negaban a condenar al régimen nicaragüense en foros internacionales, han dejado de alegar autodeterminación en la violación a los derechos humanos en Nicaragua, ya que “Ortega superó los límites que podían superar, que son unos límites más laxos que los que los nicaragüenses tenemos, pero ya no tiene esas amistades en el hemisferio”, valoró el exdiputado liberal, Eliseo Núñez.

Los efectos de ese apoyo unánime en la OEA se verán “a mediano plazo”, consideró Núñez. El sistema interamericano no tiene “ninguna herramienta que le permita el uso de la fuerza”. Pero si se comienza a enfriar las relaciones comerciales el régimen de Ortega tendrá que enfrentar “muchas trabas” para la aprobación de préstamos en organismos como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, donde “estos países tienen directivos”, agregó.

Un nuevo intento de diálogo

En el contexto de la Asamblea General de la OEA también fue promovida, por parte de las delegaciones de Chile, Canadá, Estados Unidos y Costa Rica; una iniciativa para hacer más gestiones de diálogo con el régimen de Nicaragua.

La ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Antonia Urrejola, señaló durante su intervención en la Asamblea General, este viernes 7 de octubre, que la iniciativa titulada “La crisis política y de derechos humanos en Nicaragua”  recoge la propuesta de crear una comisión de alto nivel con el mandato de ofrecer al Gobierno de Nicaragua un espacio para discutir todos los asuntos pertinentes.

Urrejola, que conoce de cerca la situación de Nicaragua y que se desempeñó como presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), calificó la situación de Nicaragua como una de las “crisis regionales más agudas”.

“Queremos llamar la atención sobre las más agudas crisis regionales, comenzando por Nicaragua y el aumento progresivo de personas arbitrariamente privadas de la libertad por sus ideas, el cierre de medios, la cancelación de organizaciones civiles, la persecución a miembros de la Iglesia católica, periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos”, subrayó Urrejola.

Para el exdiputado Núñez la creación de esta comisión de alto nivel es “algo positivo”, porque “si Ortega la acepta y hay una negociación bienvenido sea, porque hay posibilidades de que salgan los presos y de apertura, porque eso es lo que le vas a llegar a pedir, y si no la acepta Ortega simplemente le pone la firma clara a que él no quiere negociar con nadie”, comentó.

Unanimidad en condena

Mientras tanto el exembajador de Nicaragua en la OEA, Arturo McFields, quien se rebeló públicamente contra el régimen de Ortega, celebró la forma como fue aprobada la resolución sobre Nicaragua, algo que recordó no se veía “desde el año 2018”, cuando el régimen reprimió brutalmente las protestas masivas en su contra, dejando una estela de más de 350 muertos, un millar de presos políticos y más de 100 000 nicaragüenses en el exilio.

La resolución fue aprobada “más que de forma unánime, por aclamación, no hubo necesidad de someterla votación”, destacó McFields. Aunque “El Salvador, Honduras y San Vicente y las Granadinas no estaban muy conformes y mandaron pies de páginas expresando estas inquietudes… pero es un día de victoria porque recibió un duro golpe la dictadura”, continuó.

El exembajador recordó que esta semana también la justicia argentina abrió una investigación penal contra Ortega y los altos funcionarios de su régimen por la comisión de crímenes de lesa humanidad. Además, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) demandando esta semana la liberación inmediata de 45 reos de conciencia.

“Es una victoria para el pueblo nicaragüense ¿Ortega se va mañana? No, porque una dictadura de 15 años no se va en 15 minutos, pero estamos ganando, estamos avanzando y la dictadura no va a durar para siempre”, apuntó McFields.

Núñez, por su parte, enfatizó que “hoy encontrás a un Ortega mucho más aislado, más fisurado, pero todavía tiene capacidad de mantenerse”.  Sin embargo, advierte, “si este aislamiento que estás viendo actualmente no cesa, Ortega va a terminar con el dinero de los préstamos que tiene actualmente y no va a tener de donde obtener” para mantenerse en el mediano plazo.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share