Oposición nicaragüense participará en elecciones sin observadores

Gioconda Belli: "Solo en Nicaragua las leyes se derogan en un discurso".
Gioconda Belli: “Solo en Nicaragua las leyes se derogan en un discurso”.

HAVANA TIMES — La oposición liberal en Nicaragua ha descartado hoy retirarse de las elecciones presidenciales de noviembre próximo y ha aceptado el desafío de asistir sin la presencia de la observación internacionales por primera vez desde 1990.

El líder del partido Liberal Independiente (PLI) Eduardo Montealegre, descartó el domingo retirarse del proceso político tras el anuncio la noche del sábado del mandatario y candidato Sandinista Daniel Ortega, que anularía la observación electoral.

“Ortega cree que nos intimida y nos corremos al ruido de los caites (sandalias)”, afirmó en las redes sociales, Montealegre.

El sandinismo “quiere que digamos que el PLI no irá a las elecciones. Ahora más firmes que nunca”, aseguró.

La poeta Gioconda Belli, en su cuenta en Twitter, comentó hoy “solo en Nicaragua las leyes se derogan en un discurso” y lamentó el “regreso a un país manejado al arbitrio de uno solo de sus ciudadanos”.

La observación nacional y extranjera en 1990 fue la garantía de una transición pacífica en Nicaragua tras la derrota electoral del presidente Daniel Ortega, que había gobernado con mano dura el país una década.

La Ley Elctoral establece la participación de los garantes. La Unión Europea (UE), el Centro Carter y la Organizacion de Estados Americanos (OEA) habían enviado a sus delgados en los distintos procesos desde los 90.

“Ortega está aterrado, sin nada que ofrecernos que palabrerías, amenazas…sabe que se ha acabado su tiempo”, expresó la ex guerrillera y disidente del Frente Sandinista, Dora María Téllez.

El gobernante y candidato presidencial del FSLN, Daniel Ortega, fustigó con dureza a los observadores y embajadores a quienes sugirió atiendan la situación de sus propios países.

“Observadores sinvergüenzas. Aquí se acabó la observación”, dijo en el discurso en el congreso Sandinista que lo proclamó aspirante presidencial para los comicios del seis de noviembre próximo en una plaza en Managua.

Los nicaragüenses acudirán a las urnas para elegir presidente, vicepresidente, 90 diputados nacionales y 20 del Parlamento Centroamericano.

El líder Sandinista ha asumido su séptima candidatura y de ganar en noviembre, sería el cuarto periodo presidencial y el tercero consecutivo al amparo de un polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia que anuló una prohibición a la reelección continúa y por más de dos periodos.

Según las encuestas, Ortega goza de una alta aprobación de la población, más del 65 por ciento, gracias a los programas sociales establecidos a su retorno al poder en enero de 2007 financiados con la millonaria ayuda de Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *