Muere Huber Matos, histórico revolucionario y disidente cubano

Huber Matos Benitez.  Foto: wikipedia.org
Huber Matos Benitez. Foto: wikipedia.org

HAVANA  TIMES (dpa) — Huber Matos, uno de los históricos líderes de la revolución que comandó Fidel Castro en Cuba, murió hoy en Miami, según comunicó su familia.

Matos, de 95 años, estuvo junto a Castro en la revolución de 1959, pero después, desilusionado con la deriva comunista del nuevo gobierno, fue condenado a 20 años de cárcel por sedición. Al cumplir su pena se exilió a Costa Rica y luego a Miami, donde murió hoy por un ataque cardiaco, aseguró la familia.

“Huber Matos falleció en la madrugada del 27 de Febrero en Miami. El día 25 había ingresado en el Hospital Kendall Regional donde se le diagnosticó un ataque masivo del corazón. El día 26 pidió que le retiraran el equipo que lo ayudaba a respirar, porque quería despedirse de su esposa María Luisa Araluce y de sus hijos y nietos”, se lee en el comunicado de la familia.

“Sus últimas palabras fueron ‘La lucha continua ¡Viva Cuba Libre!’, agregaron el hijo y el nieto de Matos, que firman el comunicado de la familia a través del movimiento Cuba Independiente y Democrática (CID), basado y Miami y fundado por el disidente fallecido hoy.

Según la familia, Matos dejó “un testamento político y una carta a los venezolanos” y será velado en Miami el domingo. Luego, por voluntad del fallecido, será trasladado a Costa Rica, país que lo acogió cuando llegó exiliado por primera vez durante la lucha revolucionaria en 1957.

De allí partió a Sierra Maestra a unirse a la guerra de guerrillas y regresó en 1979 tras cumplir 20 años en la cárcel acusado de sedición por el gobierno de Castro.

“Quiero hacer mi viaje de regreso a Cuba desde la misma tierra cuyo pueblo siempre me demostró solidaridad y cariño, quiero descansar en suelo costarricense hasta que Cuba sea libre y de allí a Yara (ciudad de Cuba donde nació), a acompañar a mi madre y a reunirme con mi padre y con los cubanos”, cita la familia a Matos.

Matos nació en Yara, Cuba, el 26 de noviembre de 1918. Fue un maestro de escuela convertido en revolucionario por su oposición a la dictadura de Fulgencio Batista. En 1957, fue capturado por el ejército de Batista en las inmediaciones de la Sierra Maestra, pero pudo escapar y exiliarse en Costa Rica.

Luego regresó con armas y se unió a la guerra de guerrillas al frente de la llamada Columna 9, que estuvo a cargo de la toma de la ciudad de Santiago. Las fotografías del ingreso triunfal de Fidel Castro en La Habana muestran a su lado a Matos y a Camilo Cienfuegos.

Tras el triunfo de la revolución, Matos se mostró en desacuerdo con los postulados comunistas, Castro ordenó su arresto el 21 de octubre de 1959 y fue condenado a 20 años de cárcel.

Desde el exilio en Costa Rica y luego en Miami denunció al gobierno castrista. En 1980 fundó en Caracas el movimiento opositor Cuba Independiente y Democrática (CID).


2 thoughts on “Muere Huber Matos, histórico revolucionario y disidente cubano

  • el 28 febrero, 2014 a las 11:53 am
    Permalink

    Como nunca fui ni pionero, como se dice allá, en la cubita atróz, no tengo remordimientos políticos, otros, pero no esos, jamás fui, ni bala salva, contrarrevolucionario/anticomunista y gusano hasta los tuétanos, sin méritos de lucha, un aplastado, uno más…

    He leído de todo en estos días de Hubert Matos (no sé por qué permitió que le siguieran llamando Comandante), ciertamente, no era ni blanco , ni negro, con matices,es la conclusión a la que he podido arribar (no se llegaba con FC, a ese grado militar, por gusto)apoyó una revolución que desde el comienzo fue una gran estafa y en Camagüey, bajo su mando, he leído ,se fusiló a cubanos, que para mi sin ánimo de juzgarle, es su mayor pecado, no que haya creído en el dictador de FC, muchos creyeron.

    Ante estas vidas, uno tiene que hacer silencio, escuchar todas las partes, no emitir juicios, sobre todo, porque no lo vivió uno, no lo conocí, no le podemos negar a un hombre que se equivoca, que luego rectifique, y que se le perdone. Es lo mínimamente humano.

    Pero a mí no me fusiló a nadie, si me lo hubiera hecho, lo estaría maldiciendo, y me habría valido un cacahuate, su trayectoria posterior a la rectificación, por eso, entiendo a los que no lo perdonan, y hasta simpatizo con ellos, porque se de primera mano qué es dolor y ofensa.

    En fin, en la vida, si nos equivocamos, pagamos, unos nos perdonarán, otros no. El Juicio que nos debe importar es el de Dios, los hombres como veletas, orientarán sus afectos, al golpe de viento de sus vivencias (o conveniencias).

    Si alguien me pregunta, de parte de quién me pondré, lo diré sin ambages, me pondré siempre de parte del agraviado, si a uno solo cacheteó , yo estaré con él, sin juicios, pero mi causa, será siempre la del ofendido, y no podré llamarle GRAN HOMBRE, a alguien, que haya fusilado a un solo cubano, no importa si estaba confundido. NO valen para mí, esos argumentos, creo que rectificó, creo que se arrepintió, pero lo que hizo, lo hizo.

  • el 27 febrero, 2014 a las 6:02 pm
    Permalink

    Hombre digno de admirar, tildado de contrarrevolucionario y condenado a 20 años por retirarse del proceso al ver q cuba tomaba rumbo al comunismo, alejandose de la democracia por la q lucharon contra batista, en tiempos q Fidel repetia a los medios y al pueblo cubano q la revolucion no era comunista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *