Llega a Cuba una nueva plataforma para la exploración petrolera

La plataforma petrolera Songa Mercur. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES (dpa) — Cuba recibió una nueva plataforma petrolera para la exploración en aguas profundas, informó hoy la prensa oficial cubana, poco después de la retirada de la plataforma de última generación Scarabeo-9, tras varias perforaciones fallidas.

La plataforma petrolera Songa Mercur llegó a la zona norte de la isla y empezará “en los próximos días” perforaciones para la energética rusa Zarubezhneft, según informaciones de la empresa estatal Cubapetróleo citadas por el diario “Granma”.

“Las operaciones se planifican para aproximadamente seis meses”, agregó el rotativo. El pozo exploratoria tendrá 6.500 metros de profundidad, “el más profundo perforado en Cuba”, según “Granma”.

Las nuevas perforaciones son parte de la amplia campaña de las autoridades de la isla por encontrar crudo en aguas cubanas. El gobierno de Raúl Castro firmó acuerdos con varias multinacionales, entre ellas la española Repsol, la venezolana PDVSA y Petronas de Malasia, para las perforaciones exploratorias.

El posible hallazgo de crudo en aguas cubanas en el Golfo de México es una de las grandes esperanzas económicas del gobierno de La Habana.

En los últimos meses, sin embargo, se registraron tres fracasos con pozos secos o no aptos para la explotación comercial. Repsol anunció en mayo que dejaba la exploración en la isla tras su primera perforación fallida.

También PDVSA dio a conocer a a comienzos de noviembre que cerraba un pozo tras un fracaso exploratorio, aunque subrayó que seguirá operando en Cuba. Petronas y el grupo ruso Gazprom Neft también fracasaron poco antes con un intento.

Para la exploración petrolera en aguas ultraprofundas, varias de las compañías implicadas contrataron a la moderna plataforma Scarabeo-9, que llegó a la isla a finales de enero. La Scarabeo-9, sin embargo, ya se retiró tras los primeros fracasos.

La Songa Mercur es propiedad de la compañía noruega Songa Offshore y “cuenta con los medios necesarios para garantizar que el trabajo se realice con eficiencia y seguridad”, según “Granma”.

Debido a las restricciones del embargo estadounidense, la plataforma tuvo que ser inspeccionada antes de llegar a la isla por la empresa ModuSpec, agregó el diario. El embargo norteamericano impide que equipos de alta tecnología como la Songa Mercur operen en Cuba si más del 10 por ciento de sus piezas son de fabricación estadounidense.

Cuba estima que en su zona económica exclusiva en el Golfo de México, de unos 112.000 kilómetros cuadrados, existen unas reservas de crudo de unos 20.000 millones de barriles. Aunque con cifras menores, también el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) parte de un considerable potencial petrolero en la cuenca norte de la isla.

El gobierno de Raúl Castro depende actualmente del abastecimiento energético de la Venezuela de Hugo Chávez, que suministra a la isla unos 100.000 barriles de crudo diarios en condiciones muy favorables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *