EEUU pone al vicepresidente de Venezuela en la lista de narcos

Foto/archivo de Tareck el Aissami con Hugo Chávez.

HAVANA TIMES – La administración estadounidense de Donald Trump impuso hoy sanciones al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, por supuestos vínculos con el narcotráfico internacional, abriendo un nuevo frente en América Latina, reportó dpa.

El Departamento del Tesoro incluyó al vicepresidente venezolano en la llamada lista “Kingpin”, que es la lista negra de narcotraficantes, acusándolo entre otras cosas de haber facilitado cargamentos de narcóticos desde Venezuela.

El Aissami, ex ministro del Interior y ex gobernador de la región de Aragua, asumió el mes pasado el cargo de vicepresidente ejecutivo en el Gobierno de Nicolás Maduro, un puesto que se considera clave. Hoy se convirtió en el cargo venezolano de mayor rango sancionado por Estados Unidos.

La inclusión en la lista “Kingpin” supone la congelación de cualquier activo que El Aissami tenga bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición a cualquier estadounidense de hacer transacciones con él.

Fuentes de la administración estadounidense aseguraron que no se trata de un castigo político ni diplomático a Venezuela, sino que la sanción a su vicepresidente se lleva a cabo porque investigaciones de varios años han ofrecido evidencias de esos lazos con el narcotráfico de los que le acusan.

“El momento es independiente (de la situación en Venezuela), está listo cuando está listo”, indicó una de las fuentes. Sin embargo, este movimiento augura tensiones entre Washington y Caracas cuando Trump no lleva ni un mes en la Casa Blanca.

“En sus cargos previos, supervisó o poseyó en múltiples ocasiones parte de cargamentos de narcóticos de más de 1.000 kilos desde Venezuela, incluyendo aquellos con México y Estados Unidos como destino final”, asegura el Departamento del Tesoro sobre El Aissami.

Le acusa también de haber recibido pagos de Walid Makled García, un conocido empresario acusado de tráfico de drogas, que fue detenido en Colombia en 2010 y solicitado por Estados Unidos en extradición, si bien Bogotá lo entregó a Venezuela.

También lo relaciona con la coordinación de tráfico de drogas con el cartel mexicano de Los Zeta y lo acusa de haber dado protección al señor de la droga colombiano Daniel Barrera Barrera y al narco venezolano Hermagoras Gonzalez Polanco, todos incluidos previamente en la lista “Kingpin”.

El golpe contra el hombre de confianza de Maduro llega en un momento en el que hay presión sobre Trump para que actúe con el Gobierno venezolano con mayor dureza de la que empleó Obama.

Más de 30 congresistas y senadores, tanto republicanos como demócratas, enviaron la semana pasada una carta a Trump pidiéndole nuevas sanciones inmediatas a funcionarios venezolanos, siguiendo la estela de las que Barack Obama impuso en 2015, e instaron también a las agencias estadounidenses a investigar al vicepresidente El Aissami.

La oposición venezolana busca además en la nueva administración estadounidense un aumento de la presión sobre Maduro. Mañana martes, Lilian Tintori, la mujer del dirigente opositor encarcelado Leopoldo López, pronuncia en Washington una conferencia sobre cuál debe ser el papel de Estados Unidos con Venezuela.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *