Desterrados: Los cubanos Hamlet Lavastida y Katherine Bisquet

Hamlet Lavastida y Katherine Bisquet.

HAVANA TIMES – El sábado 25 de septiembre abordaron un avión el hasta entonces encarcelado artista Hamlet Lavastida y la escritora Katherine Bisquet, luego de sufrir cárcel, reclusión domiciliaria, chantajes y acoso policial por más de tres meses.

Custodiados por la Seguridad del Estado para realizar todos los trámites y en el propio viaje al aeropuerto, sin tiempo para despedirse de familiares y amigos, embarcaron rumbo a Polonia en un viaje sin regreso.

Lavastida llegó a Cuba luego de terminar una residencia artística en Alemania, el 21 de junio. Como todos los viajeros que arriban al país, fue al lugar donde debía hacer el aislamiento por la covid 19. Al séptimo día, la Seguridad del Estado lo fue a buscar y lo llevó a Villa Marista, donde estuvo detenido por tres meses, supuestamente, bajo un proceso investigativo por el delito de Instigación a Delinquir.

Según denuncia la propia Bisquet, la policía política les impuso el exilio de ambos como única opción para la excarcelación de Hamlet. “Desde el comienzo de su insólita detención, y durante los 90 días que permaneció en privación de su libertad bajo un proceso de investigación infundado, yo, Katherine Bisquet, escritora y activista, he sido blanco de acoso, coacción, privación ilegal de libertad (prisión domiciliaria por 65 días), tortura psicológica, detenciones ilegales y amenazas de procesamiento por parte de la Seguridad del Estado”.

Lavastida es un artista plástico que, desde su obra, ha cuestionado el discurso de la revolución a través de sus propios símbolos, incluyendo la figura de Fidel. Bisquet también, desde su obra y su activismo, se convirtió en una persona incómoda para el gobierno, sobre todo desde su participación en el acuartelamiento en la sede del Movimiento San Isidro, en noviembre de 2020. Ambos han sufrido la represión y el acoso, cual si fuesen delincuentes.

Mi salida del país era la moneda de cambio para su liberación, explica Katherine, y añade que “a esa misma presión de intentos de chantaje estuvieron sometidas varias personas allegadas a Hamlet, tanto familiares como amigos”.

El gobierno cubano no puede ocultar su temor a los artistas. A los ojos del mundo se queda sin máscara: es un gobierno que reprime, destierra y condena a su antojo, solo por pensar diferente. Aún continúan encarceladas más de 800 personas, detenidas a raíz de las manifestaciones del 11 de julio, cuando el pueblo llenó las calles pidiendo Libertad.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.

 


3 thoughts on “Desterrados: Los cubanos Hamlet Lavastida y Katherine Bisquet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *