Antonio Rodiles acusa a la Seguridad cubana

HAVANA TIMES – El opositor cubano Antonio Rodiles acusa a la Seguridad del Estado cubana por la golpiza que recibió este domingo 5 de julio cuando intentó asistir pacíficamente la marcha habitual dominguero del grupo opositor Damas de Blanco en la ciudad de La Habana.

Invitamos comentarios de los lectores:

45 thoughts on “Antonio Rodiles acusa a la Seguridad cubana

  • Isidro:

    En todo país hay una mayoría que tiene determinadas simpatías políticas, generalmente por el partido gobernante o por el individuo que gobierna la nación, pero no se da eso; ni el gobierno se atreve siquiera a planear semejantes cosas ¿Por qué? Por que hay leyes y se aplican, y porque hay democracia, y se ejerce. Solo en un sistema corrupto y tiránico se dan estas cosas, y usan a los estratos más degradados, a los fanáticos y a los ignorantes. No hay más que ver a ciertos especímenes que se usan en estos actos en Cuba: Canalla de lo peor y que, si se caen comen yerba. No Isidro, esto no es espontáneo, ni la gente lo hace espontáneamente. Sabido es que en esta mundo hay gente para todo, desde lo más sublime hasta lo más bajo, y, si algo ha sabido el gobierno de Cuba es explotar la bajeza, la miseria y la sordidez humana a su favor.

  • Jorgealejandro:

    Ya en previas discusiones con otros foristas dejé en claro que al analizar el “caso Cuba”, hay que partir de que no es un país “normal”. Quizás en eso al menos estés de acuerdo conmigo. En el punto que de seguro seguiremos discrepando es en el “porqué” (o los porqués) nuestra islita califica en esa categoría.

    No me negarás que con el paso del tiempo en Cuba se fue afianzando la idea de que partido gobernante y el siempre resbaladizo concepto de pueblo -y todas las instituciones y mecanismos que entre ellos pueden mediar – , respondían a un mismo propósito, estaban unidos por hilos invisibles de identidad y aspiraciones. Y de algún modo esa premisa funcionó por años y años, durante los cuales una mayoría pareció depositar su confianza en esa dirigencia y en esos mecanismos. Y esa visión primó, sobre todo antes del Período Especial. Observa que ni siquiera el Maleconazo (la protesta más masiva que haya ocurrido en las calles cubanas a día de hoy) constituyó una verdadera protesta inclinada a derrocar al Gobierno, pues sus iniciadores tenían como principal objetivo irse del país, no tumbar a nadie.

    Ahora mismo, y a pesar de los cambios y del deterioro general de la situación, las Damas de Blanco, o cualquier otro opositor, salen a la calle a protestar todas las semanas y ¿cuántos les siguen la corriente? ¿Dónde está ese pueblo exigiendo que el Gobierno se vaya? ¿Amén de los muchos que simplemente prefieren callar, puedes decirme con exactitud que no hay todavía una cantidad considerable de gente respaldando a ese sistema y a ese gobierno? Y que al menos una parte de esa misma gente puede sentirse compulsada, por el motivo que sea, a identificarse con la defensa de ese sistema y ese gobierno, al punto de agredir a quien le lleve la contraria (lo cual no justifico)? ¿Puedes afirmarlo a pie juntillas?

    Llámalo como quieras, impúgnalo, pero eso está ahí, ante nuestro ojos, en el día a día, puedes condenarlo, pero si optas por ignorarlo, el hecho terco no hará más que hacerte chocar con el muro, que no se mueve por el hecho de que no lo quieras ver…

    Entiendo que si pasas por alto estas particularidades de nuestra “anormalidad” insular apenas te quedarás en el grito y la denuncia desde lejos. Y entonces no podré convencerte siquiera de que la Tierra es redonda…

    Y no conseguirlo no da vergüenza ajena, pero, cóño, bastante que mortifica…

  • Isidro:

    Yo no vestí de monja a nadie, mucho menos dije que Cuba era el único país donde se violan los derechos humanos; pero de que en Cuba es el único país donde los actos de repudio existen, eso es una verdad como un templo. Si no lo fuera, cítame otro país donde los alumnos de un preuniversitario, como pasó donde yo estudiaba, son convocados por los maestros y los alumnos pertenecientes a organizaciones ddel gobierno a ir a casa de otro estudiante a gritarle oprobios, a aporrearle las puertas y las ventanas y a pintorretearle la casa, solo porque se va del país. Cítame un país donde niños son llevados a esos pogroms y ven en su cara cómo golpean a personas indefensas; o cítame un país donde los vecinos son convocados a hacerle las mismas porquerías a otros vecinos. Cítame un país donde eso se tome por patriotismo.

    Si eres capaz de ponerme un solo ejemplo, entonces me convences. Mientras, tu respuesta me sigue dando verguenza ajena.

  • Pues yo también advierto un “rayo aluciante” en intentar ocultar las muchas responsabilidades de tantos gobiernos latinoamericanos y caribeños (y apenas he citado unos casos de flagrantes violaciones, muertes incluidas, de derechos humanos), hayan sido dictaduras, sus derivados, o en plena democracia. En esencia, casi ninguno se salva, porque la política es así. Digamos que “obliga”. Y cada cual lo adapta a su circunstancia. No creo que Peña Nieto -citando un caso – apretara el gatillo contra los 43 normalistas, pero gente que cobra de la misma plantilla que él sí se mancharon las manos de sangre.

    Con esto no intento ni con mucho ocultar nada de lo negativo que esté ocurriendo en nuestro país. Pero para hacer ver los pecados de las autoridades cubanas, no hay que vestir de monjas a sus vecinos. Sólo eso.

    Parece verdad, mi socio…

  • EDUARDO, cierto que hay contradicción entre la página y lo que explica Rodiles, aunque depende de cuan grave sea el trauma.
    Pero, ¿no has encontrado una página que explique con que dinero o invitado por quien viajaba Antonio Castro y su esposa por el Mediterráneo?, ¿o de eso no hay nada escrito o no tiene importancia?
    Quedo en espera de la página.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *