Salud Mandela

Dariela Aquique

Nelson Mandela. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES, July 18 — La fecha 18 de julio, es recordada y celebrada en muchas partes del mundo, este año especialmente porque arriba a los 93 de vida Nelson Mandela, líder africano luchador por los derechos del hombre; quien cumpliera cruentos años de prisión por enfrentar la segregación racial en su país Sudáfrica.

Mandela, premio Nobel por la paz, un hombre que es visto por muchos no como un político, sino como un adalid de las justas causas sociales.

Esta jornada fue celebrada en su patria, con originales iniciativas tales como que todos los niños a una hora determinada cantarán una canción compuesta para ser dedicada a este respetado y querido hombre.

Convocado el pueblo a trabajos de restauración en barriadas pobres, a hacer donaciones de sangre, entre otras acciones realmente estimables, destinadas al bien común. Fueron puestas en prácticas de manera espontánea, sin ser dirigidas o contabilizadas para mostrárselas al mundo.

No hay en esta celebración rasgos de culto a la personalidad, ni exaltación de los valores personales de quien fuese además años atrás el presidente del país. Admiro estas voluntades, donde se ponen de manifiesto los ánimos de tributar a una figura importante de la historia social del mundo.

Sin demagogias, ni discursos políticos, con bailes y canciones, con amor, así es que los pueblos deben vitorear a sus próceres.

He quedado realmente extasiada de la sencillez con que los dirigentes, hombres, mujeres y niños de la nación africana han rendido merecidas pleitesías a un honorable hijo de su tierra.

Mi asombro quizás, radique en lo acostumbrada ha que he estado tanto tiempo a que cada conmemoración a mi país a figuras preponderantes vivas o muertas, estén cargadas de ese trasfondo politizado y verborreico, que contrariamente a lo que persigue se hayan convertido no en fechas, sino en efemérides no vistas con el respeto que realmente ameritan, sino como cargantes e impuestas.

Me sumo desde acá a esta festividad y me tomo la libertad de hacerlo en nombre  de muchos cubanos: ¡Salud Mandela!

 

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


One thought on “Salud Mandela

  • el 19 julio, 2011 a las 9:39 am
    Permalink

    Levanto mi copa para brindar contigo: Salud Mandela!. El es de los hombres que toda la humanidad admira, puso su vida al servicio de una noble causa y no se envileció con la victoria ni el reconocimiento público. !Qué grandeza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *