La odisea del diagnóstico médico

Yenisel Rodríguez Pérez

Hospital Fructuoso Rodriguez. photo: ecured.cu

HAVANA TIMES, 8 dic – Me preparé psicológicamente para lidiar con las paradojas de la medicina occidental. Debía asistir a la consulta de reumatología. Repase y tuve en cuenta todas las contrariedades que implicaría insertarme en la dinámica del sistema de salud pública cubano.

Tuve muchas cosas en cuenta, pero al final me falló la previsión. Sin embargo, la inconformidad hizo suerte de mí, motivándome a cambiar el panorama que me aprisionaba como paciente pasivo, y valga la redundancia.

La más cruenta batalla sobrevino en los terrenos del diagnóstico médico.

Al final llegué a comprender que los tres especialistas que valoraban mi caso no lograban coincidir en los aspectos fundamentales de mi enfermedad. Las coincidencias, pocas y circunstanciales, estaban atadas por la mística de las radiografías.

Allí estaban las dos manchas blancas semejantes a la cresta del Annapurna.  why the esotericism? Para los médicos indicaba una incipiente sacroileitis bilateral grado I. Más allá de está coincidencia llegaría el caos de la prescripción médica.

Comprendí que ninguno lograría conocer más que yo la naturaleza de la enfermedad que me afectaba como dolencia individualizada. Ellos conocían los secretos profundos de las etiologías sacroileíticas y de los reumas, pero yo llegaría a ser, a fuerza de voluntad, el alquimista de los misterios que aprisionan a mi cuerpo.

Para esto diseñe una sencilla estrategia que aún esta en construcción, pues surge en la medida en que puedo ir intuyendo soluciones ante circunstancias y contrariedades del sistema, de los otros, y de mi mismo.

Consulte por cuenta propia a tres especialistas relacionados con mi sacroileitis, pero de disciplinas diferentes dentro de la medicina occidental. Reumatóloga, ortopédica y fisiatra.

Las lagunas y contradicciones que existían entre sus observaciones las fui llenando con mis propias observaciones, que también tomaban referencia de la bibliografía especializada y de las señales que emitía mi cuerpo en forma de dolor o bienestar.

Actualmente cuento con el apoyo de otros especialistas no médicos, pero que llenan muchas de las lagunas de conocimiento y afecto de la medicina occidental oficial. Amigos, amores y médicos comprometidos con otros modos de asumir el rol de curadores y sanadores.

Cada mañana activo mi propio tratamiento médico. Una especia de popurrí profiláctico y curativo sazonado con misticismos, leyes científicas y mucha autogestión política.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.


One thought on “La odisea del diagnóstico médico

  • el 29 junio, 2017 a las 7:20 pm
    Permalink

    Hola! Cómo vas en tu travesía de la sacroileitis? Llevo seis años con ella ERP apenas hace dos la diagnosticaron, no sé en qué grado estoy pero dice que tengo erosiones… Me gustaría saber qué haces para aliviar la vida con esta dolencia… Un abrazo desde Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *