Suceso vergonzoso

Rosa Martínez

Edificio con necesidad.  Foto: Juan Suárez
Edificio con necesidad. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — He escuchado que la vergüenza es llamada la “emoción secreta” o la “emoción escondida”. Todos hemos experimentado algún episodio de este tipo en un momento de nuestras vidas, algo que no queremos compartir con nadie ni siquiera con los amigos más cercanos.

Y cuando digo bochornoso, no me refiero a usar en público una frase fuera de lugar o en buen español “meter la pata”, vestir fuera de moda en una fiesta importante o caerse delante de varias personas, aunque estos también son sucesos que nos ponen la cara colorada.

Me refiero específicamente a acciones que provocamos nosotros mismos, y por las cuales sentimos además de vergüenza, rabia o remordimiento.

Eso sucede con los padres que odian el maltrato infantil, porque fueron víctimas de este, pero en determinada ocasión acaban provocándolo ellos mismos; también con hombres que se criaron en una ambiente violento y en algún momento, cuando no logran que su esposa o novia los entienda o haga lo que ellos quieren, acuden a un golpe que los hiere más a ellos mismos que a sus compañeras.

De situaciones vergonzosas está lleno este mundo. De dolor auto infligido también se colman nuestras almas.

Para todo existe una justificación. Yo particularmente no encuentro ninguna en gritarle a un vendedor de maní cuando intentaba meterme su mercancía por los ojos, por muy estresada o apurada que estuviera.

Después de comentar el incidente, y arrepentirme, por supuesto, dos amigos trataron de tranquilizarme diciendo que la causa está en los múltiples problemas económicos que cargamos los ciudadanos de a pie y no podemos resolver aun cuando laboramos ocho horas diarias y realizamos un trabajo digno y con calidad.

Yo creo que no tener un centavo ni para adquirir un pan de mediana calidad, no saber cómo arreglártelas para comprar un par de zapatos para tu hijo, no tener seguridad de si podrás dar de comer a los tuyos al día siguiente, entre otras muchas situaciones estresantes que vivimos diariamente, no son justificación para maltratar a nadie.

Se puede estar frustrado, triste, de mal humor, y no sé cuantos estados anímicos más. Lo que sí no se debe es cargar la rabia contra quién nada tiene que ver con tus asuntos, ¿verdad?

 

 

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.



Un comentario sobre “Suceso vergonzoso

  • Todo lleva autocontrol, es dificil sobre todo bajo presion. Lo bueno es darse cuenta de que se ha metido la pata y rectificar a tiempo para no danhar a nadie, ni a uno mismo porque el caracter se va agriando. Lo mejor es conservar siempre un poco de la infancia

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Lluvia en La Habana, Cuba. Por Ana Pérez Arrieta (EUA). Cámera: Nikon D5100

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]