¿Murió el sueño americano para cubanos?

Regina Cano

Muchos jóvenes cubanos tienen sus esperanzas de futuro puesto en la emigración.  Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — “¡Ño!, prima, me has tirado un jarro de agua fría encima. Yo que estaba con todo preparado,” dijo mi primo decepcionado.  Fue al conocer lo anunciado por la TV cubana al caer la tarde del 12 enero-, donde fue hecho público por primera vez para la nación, el resultado de los nuevos acuerdos entre los representantes de Cuba y Estados Unidos, con respecto a las migraciones de cubanos fuera de la legalidad, hacia el segundo país.

Se elimina la comúnmente conocida política de `Pies Secos-Pies Mojados´ y el Programa de Admisión Provisional (Parole) para profesionales cubanos de la Salud, que Washington, aplicaba en terceros países.” -declaró el periódico oficial Granma al día siguiente.

El gobierno de Cuba se compromete a “…garantizar una migración regular, segura y ordenada…”, y Estados Unidos “… devolverá a la República de Cuba (…) a todos los ciudadanos cubanos (que traten) de ingresar o permanecer irregularmente dentro de ese país…” –agrega el mismo periódico.

La noticia ha corrido rápidamente y para muchos cubanos, generalmente jóvenes, resulta una decisión frustrante que sienten como un perjuicio, pues la tenían como una posibilidad palpable de arribar a Estados Unidos de cualquier manera que le permitiera pisar el espacio territorial de ese país. A pesar de arriesgar su vida, esa era una garantía irrevocable para migrar desde su tierra natal con consideraciones no alcanzables en ningún otro lugar del mundo y que a partir de este momento desaparecerán.

La migración desde Cuba a Estados Unidos ha sido de una larga data y de memorias imborrables de lograr lo mismo la reunificación familiar, que de alcanzar una meta de progreso percibida por la población cubana.

Asimismo ha comprendido la pérdida de muchas vidas jóvenes, como la pérdida de la interrelación necesaria entre familiares separados por las dos orillas.

A partir de ahora serán devueltos a Cuba todos aquellos cubanos que sean encontrados en el acto de ingresar a Estados Unidos y les serán aplicadas las mismas leyes de migración que son empleadas a otros migrantes de cualquier lugar de las Américas.

En mi retorno a casa, después de obtener el periódico Granma, escuché cosas como “…Ahora sí que esta gente se salió con la suya…” o “y ahora ¿cómo alcanzará la gente el sueño americano?”, pues muchos llevan años planeando cómo tirarse al mar, cuando lo que han sido obstáculos en su vida se los ha impedido.

Mientras, leía que Estados Unidos continuará dando entrada legal a su territorio a un “mínimo de 20 mil” cubanos al año y escuchaba a la gente aún confiada en su propia creatividad para lograr la migración hacia los Estados Unidos -que algunos ven como algo inevitable-, por encima de cualquier prohibición.

 

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 206 posts and counting. See all posts by Regina Cano

5 thoughts on “¿Murió el sueño americano para cubanos?

  • Amén!

  • Bueno tengo algunas sugerencias para mis dirigentes:

    500 000 visas al año. O al menos mínimo 250 000, en las que estará incluida la categoría (visita a familiares, trabajo o paseo-vacaciones) para visado de vacaciones y visita a familia, de 1 a 3 meses o más si tienen plata para eso y forma de demostrar que ese dinero no es lavado de dinero. Para visa de Trabajo de 6 meses a 5 años según la naturaleza del contrato.
    Para salida definitiva, pues esa parte Cuba la debe negociar con USA para evitar que todo su capital humano emigre de nuevo, aunque Cuba permite al pueblo cubano estar fuera del país por dos años y un mes. Y en USA al año y un día te dan la residencia. Lo que implica que pedes ir y venir cuando te de la gana.
    En fin que hay mucha desinformación.
    Y estamos viviendo otro escenario, Cuba ya no está llena de gente analfabeta, aunque viva una crisis de enajenación, ya está despertando.
    Veremos.

  • Muchos cubanos en la isla estaban indealizando en sus mentes el “Sueño Americano” (un nada despreciable porciento sin preparación ninguna de antemano: conocimiento -al menos básico- de la lengua inglesa; el aprendizaje -quizás rudimentario- de la vida en democracia, tener atisbos para ser emprendedores en cualquier tarea…., porque de esa “narcosis quimérica”; sólo les interesaba la parte donde -se supone- que el dinero cae del cielo y con el “difraz” de ganadores -después de un año-, restregárselo en la cara a quienes no había tenido éxito o esa posibilidad. Ahora se cerraron las clavijas a esa oportunidad -mal utilizada por un número elevado de beneficiados- y solo se oyen lamentos (muchos penosamente reales), intercambio de acusaciones maniqueas de una orilla a otra, criticas a Obama (ninguna para el vergonzoso gobierno cubano), pero nadie en lo absoluto (ni los de afuera, ni los de adentro) nos hemos propuesto, de una vez y por todas, comenzar lo que debió ser la base que evitara todo este disparate migratorio: Empezar a materializar el fin de la “Pesadilla Comunista” en la isla. Hacia esa dirección toca ahora encaminar nuestros pasos.

  • Regina, el problema es que, desgraciadamente, la mayoría de los cubanos que piensan emigrar ponen sus ojos en USA, posiblemente por la cercanía, por ser la mayor economía del mundo, por las facilidades que daba ( y aún da) a los cubanos que llegan, porque tienen familiares y amigos allí o porque les encanta el “cubaneo” de Miami; pero existen muchos, muchísimos países a los cuales se puede emigrar, que brindan asilo (incluso lo tienen instituido en sus constituciones) y, que si bien no brindan las facilicidades económicas de USA (bonos de alimentación, salud y otras gratuidades a los cubanos que llegan), dan la posibilidad de permanecer de manera legal en su territorio, buscar un trabajo y vivir decentemente. La mayoría de los emigrantes cubanos esta en los Estados Unidos, es verdad, pero también hay cubanos en otros países, muchos de los cuales ni piensan ni les interesa irse a USA, entre otras cosas porque en dichos países pueden ejercer hasta sus propias profesiones (las que estudiaron en Cuba). Ah, los cubanos tenemos que ensanchar nuestro pensamiento, esa estrechez de mente y fijación con Estados Unidos lejos de ayudar perjudica. Saludos.

  • Empiezen a luchar por el sueño cubano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *