La Cuba que yo sueño

Por Pedro P Morejón López

Una calle de Pinar del Río

HAVANA TIMES – Se acabaron las fracturas. Los orientales dejaron de ser palestinos, los pinareños bobos y los habaneros unos odiosos creídos. Las diferencias no nos dividen. Conviven en paz el ateo, el agnóstico, el cristiano, el santero, el blanco, el mulato, el negro, el de izquierda o el de derecha. Al fin somos cubanos.

La juventud sueña con un futuro dentro del país. Muchas jóvenes dejaron de prostituirse y nadie pugna por emigrar. Los muertos en el estrecho de la Florida o en las selvas de Centroamérica han pasado a ser un triste recuerdo. Al fin se unen las familias.

La gente va al trabajo con el deseo de producir, porque el salario cubre las necesidades básicas y hasta algún que otro pequeño lujo como vacacionar en Varadero. A nadie le dicen que tiene que pertenecer a un sindicato, pero tampoco le impiden integrarse o crear alguno.

No hace falta concordar con la ideología de los gobernantes para avalar la confiabilidad en un puesto. El primero de mayo es un día diferente, los trabajadores que salen a la calle lo hacen con sus sindicatos, ningún partido los dirige. Todo es espontáneo. Protestan o reivindican derechos en medio de un Estado que los respeta. Y no tienen que adorar a ningún mesías ni guardarle gratitud por sus miserias.

Las fuerzas productivas se desataron, libres de todo dogma. Lo mismo invierte el extranjero que el nacional, y existen tanto empresas estatales como privadas, todas eficientes. El Estado dejó de tutelar la economía y no le preocupa la concentración de la riqueza, su prioridad es la recaudación de los impuestos para invertir en el gasto social. La moneda se unificó.

El país se ha situado a la cabeza de América Latina. Somos líderes en la producción de alimentos, las Ciencias, el Turismo, Educación, Salud, Comunicaciones, Construcción, Energía…y más. Somos la joya del Caribe. Todos hablan del milagro cubano, hasta tenemos inmigrantes, y por si fuera poco también nos hemos convertido en un ejemplo de democracia, una nación soberana y una fuerza moral ante el mundo.

En las cárceles ya no hay presos de conciencia. Amnistía Internacional se reconcilió con la Mayor de las Antillas. A nadie se le reprime ni descalifica por pensar distinto o expresar sus ideas. La prensa es libre, dejó de ser manipuladora, panfletaria y ahora se ocupa de informar al pueblo.

La gente puede organizarse, inscriben sus organizaciones, sindicatos, partidos, etc., y luchan por sus proyectos. Todo legal, ya no son mercenarios.

Los políticos llegan al poder mediante elecciones periódicas, directas y transparentes. Tienen que rendir cuentas de su mandato. Es fuerte el Estado de Derecho, por eso hay cero tolerancia con la corrupción.

El cubano vuelve a ser orgulloso de su Patria, su historia y su bandera.

Imagino a algunos de nuestros próceres: Maceo, tan adusto, a quien nunca se le vio llorar, ahora lo hace de felicidad; Máximo Gómez exclama que al fin legamos, y El Apóstol muestra su sonrisa, tanto tiempo oculta, al ver su sueño cumplido.

Hasta que la realidad me golpea con el sonido de la alarma. Son las 6:00 am, debo levantarme para comenzar otro día vulgar y escribir este post con miedo.

Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter. Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.



6 comentarios sobre “La Cuba que yo sueño

  • Hermano esa cuba la soñamos todos esperemos que sea real algún día, muy lejos estamos, en algún momento empezamos el camino al retorno, del hombre de piedra, hay momentos que da miedo salir a la calle, el miércoles un grupo de estudiantes con uniforme pasaron por donde estaba un señor sentado descansando pues traía una jaba con productos del agro, uno de los estudiante le dio por la cabeza los otros lo imitaron lo peor que pude mirar fue como uno le dio una patada, y siguieron riéndose esa cuba nunca la he soñado ni en mi peor pesadilla

    Respuesta
  • Bello sueño, creo que muy lejano, mejor te dedicas a escribir tus cuentos. Ten cuidado con este post no sea que te tilden de subversivo. Espero que no, porque estabas soñando.

    Respuesta
  • ¡Sigue durmiendo de ese lado con esa isla raptada por 15 guajiros con ínfulas de matones! Ese país que tú sueñas, hace rato que, para mi; existe y -no te miento- !Soy muy feliz soy en él! Porque !Existe!

    Respuesta
    • Excelente post!!!! Hermano ese sueño lo tengo también pero despierto. Nunca he podido disfrutarlo dormido, que debe ser más Real. Un día tendremos patria. Te quedó bien y lo compartiré en mi muro de Facebook. Saludos.

      Respuesta
  • Yo mismo soy de Florida, pero vivo en Cuba desde hace aproximadamente un año. Hablé con muchos cubanos sobre el estado de ánimo público en Cuba. La mayoría se quejó del gobierno y de cómo conducen la economía cubana en el desarrollo de los países del tercer mundo.
    Hice un pequeño análisis y miré los índices de crecimiento de los indicadores económicos. Resulta que no todo es tan malo. El PIB del país está creciendo, la esperanza de vida también y otros índices también se están inclinando.
    ¿Por qué es este estado de ánimo entre la gente en su conjunto? Las personas son muy capaces de abrir pequeñas y medianas empresas, a menos que observe un problema con los bancos. Afortunadamente, vivimos en el siglo XXI y puede recurrir a organizaciones privadas para prestamos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

En la frontera de EUA y México en Douglas, Arizona.  Por Peter Chartrand (EUA).  Cámera: Nikon N2000

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]