El café en la vida de los cubanos

Por Nike

HAVANA TIMES – Lo primero que nos gusta probar a los cubanos, al despertar en la mañana, es una rica taza de café. Muchos, incluso, van al trabajo sin otra cosa en el estómago.  Sin embargo, ese producto se ha encarecido tanto que tomar un buen sorbo de café cubano es hoy un lujo.

El más común que consumimos actualmente es el que llega a inicios de mes por la cuota, en la llamada libreta de abastecimiento. Es un café mezclado, malo y sin olor. Las cafeteras muchas veces no pueden colarlo y, en ocasiones, hasta explotan. Cada sobre pesa 110g y cuesta 4 pesos MN y por bolsa negra 15 pesos MN.

A partir de las explociones, empezaron a vender con estas indicaciones.

El bueno, al que me refería al inicio, es el que se vende en las tiendas recaudadoras de divisas. Todos son producidos en Cuba y extremadamente caros: Serrano, Caracolillo, Regil, Turquino etc. Sus precios, a pesar del reciente aumento de los salarios, son casi inaccesibles para un trabajador común.

Su valor en las tiendas de divisas va desde 1.75 CUC los sobres de 125g; 3.45 CUC los de 230g, hasta alcanzar los 16 CUC por los paquetes de 1000g.

Paquetes de café puro vendido en moneda dura.

Entonces si existe un café de calidad producido en la Isla, ¿porque consumimos uno tan malo y del que además desconocemos con qué se mezcla? A pesar de eso, como otros tantos enigmas, los cubanos no salimos a la calle sin, al menos, la ilusión de probar antes una taza de café.

 

Nike

Nací en La Habana, Cuba. Toda mi vida he tenido al mar como paisaje; me gusta estar cerca de él, sentir su brisa, su olor, tanto como sumergirme y nadar y disfrutar las maravillas que nos regala. Gracias a la habilidad manual que heredé de mis padres he podido vivir de la artesanía. Trabajo fundamentalmente el papier-mâché, haciendo títeres para los niños. Escribo para Havana Times por la posibilidad de compartir con el mundo la vida de mi país y mi gente.

Nike has 13 posts and counting. See all posts by Nike

2 thoughts on “El café en la vida de los cubanos

  • Solo de leer tu artículo me dio deseo te tomar una tasita de café, es habitual llegar de visita a una casa y con el cariño que te brindan café, bueno, malo, regula, con gran amor te lo brindan, es como si estuvieran esperando una justificación para tomarlo, es una muestra de la familia cubana de bienvenida, en La Habana en cualquier esquina podías tomar un rico café, hoy camina y para encontrar un café es difícil y rico más difícil,

  • Cafe con chicharo o con sustancia desconocida, habria que contratar a Sherlock Holmes para descubrirla y por que le venden al pueblo por la libreta este horrible cafe, la respuesta es sencilla, porque es barato y de mala calidad, ni siquiera hacen un esfuerzo para eliminar la mezcla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *