La Constitución se discute

Miguel Sánchez

Foto: Cinthya Garcia Casanas, cubadebate.cu

HAVANA TIMES – Desde el mes de agosto hasta noviembre, se realizarán las discusiones y debates sobre la propuesta para una nueva Constitución, que regirá el país luego de la revisión y aprobación del documento.

Se han vendido millones de ejemplares en toda la Isla para que nadie se quede sin leerla. El que no lo haga es porque no quiere.  La gente participa en las asambleas y aportan cosas nuevas o reclaman el cambio de otras.

Hay varios tópicos que se analizan más que otros, por ejemplo: la permanencia en el poder del presidente, cuánto debe durar su mandato o por qué debería dejarlo o continuar. Es confuso escuchar por la televisión, cuando cubren alguna reunión en algún barrio o un centro de trabajo, cómo las personas piden que el presidente sea casi vitalicio.

Es lógico, los cubanos no tenemos referencia local de otro tipo de mandato. Pero digo que es confuso, porque en realidad en la calle (las colas, las guaguas, las terminales) no se escuchan esas opiniones. A nadie se lo ocurriría pensar que alguien quiere eso si no lo ha comentado nunca y si no hemos tenido buenos resultados de esa experiencia.

De todas formas, vamos a confiar en el noticiero de la televisión e imaginar que hay personas que sí lo desean. Por suerte, el propio Raúl Castro planteó que el mandato será por cinco años, prorrogable a cinco más. Si fuera elegido de manera directa, digo yo, sería mejor todavía, pero igual limitando el número de años en el poder, pues luego de 10 años, es difícil que ese presidente tenga mucho que aportar a su gestión.

Otro asunto muy discutido y que sí se comenta en las calles, es sobre el artículo relacionado con el matrimonio entre personas (sin la especificación de hombre y mujer), que deja abierta la puerta para una ley que apruebe el matrimonio igualitario. Muchos no entienden que dos personas del mismo sexo se casen, y menos que tengan hijos en común, como si la homosexualidad fuera una enfermedad, un delito, o como si estuviéramos en el siglo XIX.

Concuerdo en que es un gran reto para la sociedad cubana adaptarse a los nuevos tiempos, cambiar la mentalidad (como sugieren los dirigentes aunque ninguno lo hace). Somos una sociedad machista y eso lo sabemos.

Para mí lo fundamental es verlo por la parte de la justicia. ¿Por qué unos van a tener derechos que otros no pueden disfrutar? Habrá que comprender que todos somos seres humanos. Aunque, si soy sincero, la mayoría de los comentarios que escucho no van por ese rumbo.

Hay otros puntos como el de la doble moneda, la población espera que los economistas encuentren rápido una solución correcta, o el del salario digno, hay que aclarar qué significa digno para los que escriben la Constitución; etc.

Algunos creen que todo es un circo y no se motivan a participar en las asambleas, y otros sí se lo toman en serio. Yo, todavía no sé qué hacer.

Miguel Arias Sanchez

Miguel Arias Sánchez: Nací en Regla, en el año 1949. Allí hice mis estudios primarios y secundarios. Luego me incorporé a los cursos de maestros populares y ejercí varios años. Pasé el Servicio Militar y enseguida que me desmovilicé estudié, ya de manera oficial, el magisterio; después la Licenciatura en la Universidad de la Habana. Por casi veinte años ejercí en las aulas de la Habana. Luego tuve la suerte de viajar y conocer otra realidad. Regresé, y actualmente realizo distintas actividades por cuenta propia.


One thought on “La Constitución se discute

  • el 25 octubre, 2018 a las 1:23 am
    Permalink

    no pierda su tiempo cuba ha sido un circo desde 1959

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *