Soy un número

María Matienzo Puerto

HAVANA TIMES — En el 2002, cuando la humanidad toda se convenció de que el mundo no se acababa en el 2000, en Cuba se hizo un censo poblacional. Me imagino que tenía cómo objetivo ver cuántos cubanos quedábamos aún en la Isla. (Aquí va una carcajada mía)

De aquella semana histórica de conteos no tengo ningún recuerdo personal. Pero de lo que sí estoy segura es de que tardaron casi un quinquenio en dar los resultados; que omitieron el 0,1 por ciento de la población china, por considerarse poco representativa; y que consideraron poco apropiado reconocer que el primer renglón de ingresos económicos en las familias cubanas eran las remesas familiares.

Para colmo de males un amigo me recordó que no solo se tardaron en dar los resultados sino que nunca fueron publicados como está establecido.

Entonces, recordé que yo tuve acceso a esa información porque uno de los profesores del diplomado de antropología que me encontraba cursando en ese momento, tuvo la delicadeza de darnos la información por considerarla imprescindible en la formación de activistas e investigadores sociales.

No recuerdo exactamente cuáles eran las preguntas que hacían, pero no vi tanto énfasis en los equipos que se poseían. Aunque esta preocupación viene de antes del censo e imagino que sea para demostrarle al mundo que los cubanos podemos vivir con 50 centavos de dólar por día.

En mi caso 53 centavos diarios, o sea, 13 pesos, moneda nacional diarios. Toda una fortuna.

Y en cuanto a tópicos como el color de la piel uno se definía tal cual se veía, y según el grado de entendimiento del encuestador era la marca que se hacía en el papel.

Este año de censo me llama la atención un detalle (bueno, realmente varios). Cuando preguntan de qué color de la piel usted es, hay tres opciones: negra, blanca y mestizo y mulato están en su solo punto.

O sea, ¿que el único posible mestizaje aquí en Cuba es ser mulato?

¿Y los descendientes de asiáticos, serán omitidos nuevamente? ¿y los descendientes de árabes, no se consideran mestizos?

Siento un aire colonialista, en el que es muy importante saber cuántos negros de nación se cuentan por sobre la población criolla y castiza.

Otro preocupación. La planilla es excesivamente patriarcal. El dueño de casa dice cómo ve a los demás y los demás (si tienen oportunidad o si están en casa en esos momentos) dicen cómo se ven ellos mismos. Muy representativo, ¿verdad?

Sin contar el silencio sobre la composición de familias de nuevo tipo, en las que sus miembros son dos mujeres o dos hombres y un niño o niña.

No es que en la planilla se contabilice a cuánto asciende la población gay en Cuba aunque no sería una idea descabellada, si fuera para implementar acciones positivas en función de la diversidad sexual en la educación cívica.

Nada, que seguimos buscando una sociedad perfectamente machista y blanca. En este momento siento que soy un número en función de inflar un globo con información ¿falseada? ¿Farseada? No encuentro la palabra exacta.

Pero queridos, esos serán los datos en los que los historiadores del futuro tendrán que confiar, como nosotros confiamos en los censos del siglo XIX y XX.

Maria Matienzo

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.


2 thoughts on “Soy un número

  • el 22 septiembre, 2012 a las 12:44 pm
    Permalink

    Queridos compatriotas: Ordenes superiores, indicaciones en asambleas, orientaciones “desde arriba” han orientado a los miembros de las FAR y el MININT y sus acólitas dependencias seudociviles: Gaviota, CIMEX, etc. (la mitad de Cuba) que digan (mientan deliberadamente) a los enumeradores el Censo que trabajan para el Poder Popular y otras falacias con vistas a sesgar exprofeso los resultados del censo. !Y recuerden que Robolución es decir siempre la verdad!

  • el 22 septiembre, 2012 a las 8:26 am
    Permalink

    Sabe Ud. que los miembros de las FAR y el MININT y todas sus dependencias (Gaviota, CIMEX, etc.) tienen instrucciones de responder a la pregunta ¿Donde Ud. trabaja? del Censo como Poder Popular, etc. terjiversando las estadísticas del Censo. Si, asi como les digo. Mándados “de arriba”. ¿Qué les parece? El propio Estado sesgando el resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *