Receta para la “buena suerte”

Kabir Vega

HAVANA TIMES – Prosperar y deshacerme de los estorbos, esos debieron ser los pensamientos que tuvo la persona que botó a la calle la gatica de la foto.

La encontré justo, el primero de enero, en un rincón apartado de las zonas residenciales. Estaba confundida entre seguir o huirles a los transeúntes. Por el aroma impregnado en su pelaje, además del hecho que no les temía a las personas, era obvio que no llevaba mucho tiempo en la calle.

Probablemente el dueño, en confrontación a su miseria material, decidió que la criatura no le proporcionaba ningún beneficio, solo pérdidas y, por tanto, se deshizo de ella. Como mismo se botan trastos viejos para hacer espacio y esperando que el nuevo año las reemplace por cosas agradables y valiosas.

La mayoría de la gente piensa que lo bueno viene de lo externo: dinero, propiedades, alimentos sabrosos, objetos para llamar la atención, para marcar la diferencia con los demás.

Incluso, de asumir un animal, que sea un vistoso ejemplar de raza.

Muy pocos piensan en el valor de hacer una buena acción, en la diferencia que implica para un animal abandonado tomar la iniciativa de protegerlo.

Por evitar la responsabilidad y trabajo que necesita una criatura indefensa y a expensas de los peligros de la calle, han perdido la oportunidad de experimentar el júbilo de cuidarla y verla crecer. Cómo, lentamente, la inseguridad y miedo del animal se transforman en una alegría y afecto hacia el dueño sin igual.

Atrapados en su pragmatismo desmesurado, no conocen la felicidad de desplegar bondad incluso con las circunstancias en contra.

Esa supuesta tranquilidad de solo cuidar de uno mismo siempre viene acompañada de un enorme vacío que compulsivamente intentan llenar con placeres y bienes materiales. Sin embargo, nunca consiguen verdadera satisfacción.

No tener responsabilidades no te hace más feliz ni tampoco más libre.

Todo el mundo espera que un año nuevo le cumpla sus deseos. Sin embargo, cuántos deciden empezarlo dando, en lugar de dar por hecho que merecen recibir.

Hasta la persona más pobre puede dar algo: un consejo, una frase amable, un poco de alimento o agua.

Aquel que da es el que realmente tiene poder y libertad.

Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.

Kabir Vega has 83 posts and counting. See all posts by Kabir Vega

3 thoughts on “Receta para la “buena suerte”

  • Excelente Kabir. Muy buena manera de comenzar el año. Muchas cosas se pueden hacer y una es concientizar a la población a esterilizar sus perros y gatos. Es la primera manera de controlar el exceso de animales que terminan en la calle. En algunos países se capturan los gatos callejeros y se vuelven a soltar. Mantener refugios para perros es una actividad costosa que muchos no pueden mantener, pero se pueden recoger, esterilizar y dar en adopción, se hacen teletones para recoger dinero y fomentar las adopciones con la participación de artistas. La ley de protección animal es imprescindible en un país que se llame civilizado, pero no se puede esperar por ella para ayudar no solo a perros y gatos, sino a pájaros enjaulados, animales de zoológico y de circos maltratados, caballos abusados en sus paseos para turistas, en fin, mucho por hacer.

  • Muchas gracias Lucy, realmente es una pena el tormento que los animales de Cuba han sufrido por más de medio siglo. Por fortuna poco a poco iran cambiando las cosas para ellos y también los ciudadanos. Cada vez hay más grupos en protección de los animales surgiendo, algunos con estatus legal y otros de forma espontanea solo porque no pueden quedarse de brazos cruzados. Quizás no sea tan rápido como deseamos pero definitivamente se está construyendo un futuro mejor para ellos.

  • Creo que la labor que realizan con los animales es digna de aplaudir. Es una pena que en nuestro país no exista una ley que proteja a los animales. Hay tantos gatitos y perros en las calles abandonados, debería existir alguna casa de refugio para ellos donde no los sacrifiquen, y les busquen un hogar. Es cierto que para el Estado sustentar algo así sería casi imposible, pero se podría solicitar ayuda internacional a ONG que puedan hacer algo al respecto, esperemos que el futuro sea mejor para nuestros animalitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *