Billetes falsos circulan en Cuba

Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES, 22 mar — “Este billete es falso, mi amor, y no te lo puedo aceptar.” Así le dijo hace unos días una dependienta a la mujer que quería comprar un refresco para su niño en la cafetería privada donde diariamente espero el ómnibus para ir al trabajo.

Ante la situación tan desagradable, la pobre muchacha no sabía bien cómo reaccionar. Por su rostro pasó una mezcla de vergüenza por si alguien de los presentes pensaba que ella era la falsificadora, y de ira contra el chofer del auto que acababa de darle ese billete como vuelto.

Yo le pedí a la dependienta que nos explicara en qué basaba su veredicto, a lo que accedió gustosa. Dos elementos de seguridad eran suficientes:

  1. La imagen de Celia Sánchez (heroína de la Revolución), impresa como marca de agua, debía verse a contraluz en el área en blanco del billete.
  2. Un “cordón” o hilo de seguridad oscuro que atraviesa el billete transversalmente, y que debe percibirse también a trasluz.

Busqué un poco más y me enteré que el hilo de seguridad lleva impreso el texto PATRIA O MUERTE, y que además los billetes tienen micro-impresiones con el texto BANCO CENTRAL DE CUBA __ PESOS, y fibras coloreadas, visibles a simple vista y fluorescentes.

De acuerdo con la vendedora “especialista,” ahora mismo hay una oleada de billetes falsos en la ciudad. Son billetes de 5 y de 10 pesos cubanos o CUP. Años antes se supo de un fenómeno similar, pero con billetes de 20 y de 50 pesos, según la mujer.

Desconozco si el Banco Nacional de Cuba ha diseñado algún mecanismo para estimular de modo efectivo la denuncia de este tipo de delito, o si los individuos afectados pueden ser resarcidos de algún modo en las sucursales bancarias, al presentar el billete falso.

Con la usual mala atención de las instituciones estatales y la conocida picardía de mis coterráneos, es de esperar que ninguna de estas cosas exista.

Por suerte, la mujer pudo comprarle el refresco a su niño con otro billete, y poco a poco fue perdiendo el enojo. Prometió ante todos que al día siguiente tomaría la misma máquina de alquiler y le pagaría al chofer “con su misma moneda.”

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


One thought on “Billetes falsos circulan en Cuba

  • el 24 febrero, 2014 a las 1:51 pm
    Permalink

    hola por mala experiencia propia que e tenido y no es agardable pasarla hay que ir con mucho cuidado cosa que cuando estas alli como que no piensas en eso hasta que te encuentras en cuba estan a su bola y nunca quieren perder no digo mas solo esten alerta siempre el cubano inventa saquen sus conclusiones un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *