El cine chileno nos dejó un Neruda hedonista

Irina Pino

Neruda.  Foto de la película: emol.com
Neruda. Foto de la película: emol.com

HAVANA TIMES — En el recién finalizado Festival de Cine de La Habana, que ya cumplió 38 diciembres, las muestras exhibidas fueron variadas, el colorido y las temáticas para todos los gustos, aunque llamó mi atención la película Neruda, del director Pablo Larrain, que nos entrega una imagen del poeta y diplomático, en la que no existen las medias tintas.

La trama se desarrolla durante el gobierno de González Videla, y las ácidas críticas de Neruda hacia él, a quien llamaba “rata” por sus coqueteos con los nazis, y la posterior persecución de que fue objeto por pertenecer al Partido Comunista.

El presidente le encarga a un comisario policial que lo siga como un perro rastrero, para su posible encarcelamiento. Este personaje es misterioso, atractivo, se adentra en las lecturas de su poesía, en su afán de investigar la personalidad de Neruda. Siendo su papel, desde esta perspectiva, el más interesante de la cinta.

En medio de esa vorágine huye con su esposa de entonces, Delia del Carril; se esconden, cambian de lugar de residencia, mientras escribe Canto General, como si fuera un ejercicio cualquiera, sin pasión.

Infiel a la máxima potencia, vemos la representación de un Neruda hedonista, metido en burdeles y protagonizando orgías con prostitutas, también envuelto en fiestas de farándula, incluso se disfraza y se pone un turbante en la cabeza para declamar sus poemas, como si fuera un vulgar fantoche.

Afiliado al Partido Comunista, sin embargo, vive como un burgués, su esposa dice en un momento del filme, que ella no puede ni lavar sus bragas.

No sentimos a ese entrañable Neruda que escribió:

Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes a tus ojos oceánicos

Los pájaros nocturnos picotean las primeras estrellas que centellean como mi alma cuando te amo

Quién llama? Qué silencio poblado de ecos? Hora de la nostalgia, hora de la alegría, hora de la soledad hora mía entre todas!

Abandonado como los muelles en el alba. Es la hora de partir, oh abandonado!

Me gustas cuando callas porque estás como ausente

Puedo escribir los versos más tristes esta noche…

Aunque la vida real de un artista no sea el reflejo de su obra, aquí se subraya su lado más cínico. Su negligencia cuando sale y se va a emborrachar o de putas, poniendo en peligro su integridad física, y el maltrato hacia un joven que lo atiende, quien es el encargado de responder por su vida.

De cualquier modo, sea verdad o ficción, confieso que no me gusta para nada ese Neruda.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

Irina Pino has 254 posts and counting. See all posts by Irina Pino

7 thoughts on “El cine chileno nos dejó un Neruda hedonista

  • Este no es Neruda. La película, en rigor, debió haberse llamado GAEL.
    El poeta son más de los dos poemitas que aparecen en el film.
    Y Neruda no compuso toda su obra en un prostíbulo.
    Un mal paso de los hermanos Larraín para con la historia verdadera de Chile.
    Ni siquiera es divertida.
    Este es el segunda vez que matan al poeta.
    Pero, no morirá su poesía.

  • Hola a todos y gracias por sus comentarios, dije que no me gustaba ese lado de Neruda, pero lo admiro como poeta y su obra me ha marcado, allá él si iba a esos burdeles y se gastaba la plata en prostitutas. A muchos le gustan estas mujeres y se excitan más si hay que pagar, y ellas por supuesto se excitan con el dinero de los clientes, y sexo pasa a un segundo plano.
    Neruda es un gran poeta, y lo seguirá siendo, aunque haya sido un mujeriego, como lo expresa en un poema del libro Los versos del capitán, a él le gustaban las rubias, las trigueñas, todas….

  • Hay excelentes escritores, poetas, escultores, que llevaron una vida muy poco ejemplar. También la llevan ahora, claro, pero con los celulares y el YouTube y todo eso, pues resulta más difícil hacer pasar gato por liebre. En Cuba cultivaban la imagen de los poetas encumbrados como “dechados de virtudes” (salvando la enorme distancia, desde Martí hasta Guillén) y no presentaban el lado humano, cínico o poco respetable de estos.
    Por otro lado, en “Confieso que he vivivo” Neruda deja constancia de su afición por las mujeres y las buenas bebidas.
    Y Nicolás (el nuestro, el malo) parafraseaba el título de las memorias diciendo “Confieso que he bebido.”
    Si puedes échale una ojeada a este excelente artículo sobre la amistad y enemistad entre poetas
    https://www.um.es/tonosdigital/znum11/estudios/24-neruda.htm

  • Tampoco como poeta fue gran cosa, cursi y ramplón hasta decir basta. Y sus “poemas” políticos son de vergüenza ajena.

    ¡Gracias Fidel!

  • Copio de Irina:

    Aunque la vida real de un artista no sea el reflejo de su obra, aquí se subraya su lado más cínico. Su negligencia cuando sale y se va a emborrachar o de putas, poniendo en peligro su integridad física, y el maltrato hacia un joven que lo atiende, quien es el encargado de responder por su vida.

    De cualquier modo, sea verdad o ficción, confieso que no me gusta para nada ese Neruda.
    …un Neruda hedonista, metido en burdeles y protagonizando orgías con prostitutas,
    —————–
    Ja Ja Ja. Irina. Parafrasenado Neruda:
    Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

    Pregunta: ?Tienes algo, Irina, en contra de nosotros, los que frecuentamos mujeres de la vida?

    Aunque asi parece…
    Supongo que no, supongo que siendo una joven amplia de miras y muy liberal, simplemente no te has expresado bien o opercatado que, como dijo un personaje de Vargas Llosa, algunos hombres estamos condenados a las putas,

    De cualquier forma, si te cuento mi caso Ja Ja Ja Ja.te cuento por las que estoy pasando, seguramente
    extendioendo la mano con los 200 o 300 dolares extras que me hacen falta, me dirias, vete , vete a un burdel de Hialeah, o mejor tomate unas vacaciones en Puerto Cana, que lo necesitas.
    ,

  • Bueno, por lo que he leido en este post Neruda, amén de ser un gran poeta era un revendo hijo de p…; no me extraña, en todas partes del mundo sobran ejemplos, sin excluir a Cubita.

  • de verdad que usted no conocia a Neruda ?? Que tiene que ver la vida de estos farsantes con la de los artistas verdaderos, donde se conjugan vida y obra, por ejemplo Bob Daylan,,,,o usted no cree que hay geniales farsantes, maestros de los oficios !! Vamos Irina el merengue, es merengue, no es leÑa !!! Asi como hay quimicos eminentes, hay manejadores de las letras, estilos y sentimientos geniales !!! Pero…manejar esas cosas, no es sentir esas mismas cosas, es solo un Oficio…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *