Pariendo una idea

Irina Echarry

Foto: Caridad

Resulta que como nunca antes tengo el deseo de ser madre.   Es natural, me dirán muchos, pero el problema radica en que lo que es natural, en esta islita misteriosa puede convertirse en el sombrero de un mago por donde salen sorpresas, no todas de color blanco y moviendo las alas.

La idea ronda mi mente y mi ánimo, por momentos me veo linda, con una panza inmensa que apenas puedo sostener y la alegría me envuelve.

Pero enseguida entro en pánico, ¿seré capaz de educar en el amor a la criatura que llegue?   ¿No me convertiré en una simple repetidora de viejas fórmulas educativas que impiden crear una identitad propia?   ¿Podré ser una buena madre?   Ni siquiera tengo claro qué es ser una buena madre.

En verdad el dilema es muy serio, además de las preguntas que me hago constantemente y que me obligan a repensar la idea, la realidad me golpea con crudeza.   Estamos retornando a otra crisis profunda como la de los años 90.

Aunque sé que el mundo entero está de mal en peor ¿No es un acto de egoísmo tener una criatura en estas condiciones de escases material y emocional por las que atraviesa el país?   ¿Tendré el valor de no ceder a la tentación de aceptar cualquier cosa por “pensar en mi hijo”?   ¿Lograré seguir amando las mismas cosas y a las mismas personas que hoy me apasionan o ese otro amor desplazará todo de su sitio?

Las personas que conozco dejan de vivir sus vidas para vivir la de sus hijos, yo no quiero eso.   ¿Tendré la suficiente fuerza de voluntad para enfrentar los absurdos que se viven en los hospitales, en las escuelas, en los barrios?

Me pregunto si lograré ser una madre sin tristezas, sin lastres agresivos que caigan sobre ese ser inocente que traeré al mundo, sin rencores, sin transmitir frustraciones.   Tengo miedo de no saber hasta las cosas más elementales para conducir a alguien hacia el buen vivir.

Tengo mucho miedo, pero también siento deseos de escuchar la risa de una criatura bien cerquita de mí.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.


4 thoughts on “Pariendo una idea

  • el 7 noviembre, 2010 a las 3:50 am
    Permalink

    Que decirte Irina?……te dire loque me dijo mi madre un dia antes de que yo fuera madre.Algo que si lo analizas esta bien encaminado y cercano a la experiencia.
    Me dijo: Imaginate que de pronto alguien te da un maletin bien pesado que a partir de se dia,llevaras a todos lados, no puedes separarte de el, es y sera parte indisoluble de ti, lo traes de noche y de dia, pesa, no puedes a veces ni caminar bien, lo llevaras a la mesa, a la cama, al baño, a la calle, al trabajo y a la cama, nunca mas en tu vida estaras libre de ese peso, agradable e irresistible a la ves,nunca mas seras libre ni dueña de ti, ni de tu camino, ni de tu destino, ni de tus pasos, ni de tus decisiones, para todo tendras que contar si cabe, si entra, si puedes llevar tu maletin.Solo maginatelo.

  • el 6 noviembre, 2010 a las 8:39 pm
    Permalink

    Iri, estoy segura de que, si tienes la oportunidad, serás muy buena madre, puedes estar segura.

  • el 4 noviembre, 2010 a las 7:21 am
    Permalink

    Para ser Sincero,yo tendria mas de 20 hijos,los hijos son una “responsabilidad” enorme,pero hoy solo tengo 3 ,una hija (vive en Miami) y 2 varones uno en Cuba, y el ultimo aqui en Berlin(nacido en Colombia),a veces me pregunto,si se le pregunta a los hijos (algo imposible) si “quieren nacer”,a veces le ponemos nombre que “despues no le gusta”,lo “bautizamos” …siendo un Bebe …ni le preguntamos si quiere ser “catolico” o “evangelico” etc,etc,a veces ni le preguntamos al Niño,solo “Imponemos”(porque somos los padres”..tener un hijo,es como!??una parte de TI ..que se te quita…lo que hacias “antes” ya no lo puedes hacer””?? es posible que no “escribas mas ?? en esta Pagina,etc….porque un hijo quita “tiempo y espacio”..pero en si…como escribe luismi,el Genio de la Especie Humana”” pero para serte “sincero” si mis padres me Hubiesen “preguntado” si queria nacer….”HUBIESE DICHO QUE NO””!! saludos …

  • el 3 noviembre, 2010 a las 9:22 pm
    Permalink

    ¡El eterno retorno Irina!. No te preocupes que la existencia decidirá por ti, mejor aún, el genio de la especie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *