¡Cumplan las demandas de Luis Manuel!

Por Irina Echarry

Luis Manuel Otero Alcántara. Foto tomada el 6 de abril, de 2021. REUTERS/Alexandre Meneghini

HAVANA TIMES – Siento mi cuerpo más pesado. Me resulta difícil caminar, dormir, pensar en otra cosa que no sea la huelga hambre y sed de Luis Manuel Otero Alcántara. Pienso en la pobreza moral del gobierno que lo acorraló, lo llevó al límite y ahora lo mantiene aislado, sin internet, con poca comunicación telefónica; y además acosa, impide salir de sus casas, reprime y detiene a quienes intentan llegar hasta San Isidro.

El gobierno que solo habla de logros y nunca de errores. Que utiliza los medios de comunicación públicos para mancillar a las personas, empleando recursos turbios como la manipulación, la división, el sarcasmo, la exposición de nombres, números telefónicos, audios y mensajes de texto privados.

Su vocero oficial, Humberto López sigue cavando ese hueco oscuro en el que se ha metido y de donde la historia no podrá sacarlo. En la emisión estelar del NTV de la noche del jueves, López intentó denigrar una vez más a Luis Manuel y a otras personas que también han decidido no seguir actuando como si nada estuviera sucediendo en el país.

Jugó con los espectadores con su habitual corta-y-pega de audios clandestinos, pero esta vez fue más lejos. Humberto se burló de la huelga e insinuó algo así: Otero Alcántara puede morir esperando una contraorden del imperio que le paga, como le ha pasado a otros. A mí me parece tan absurdo pensar que alguien haga una huelga de hambre y llegue hasta las últimas consecuencias por dinero, pero ese es el mensaje que trasmite el gobierno por sus medios de comunicación, donde no le da chance de réplica a nadie.

El cuerpo de Luis Manuel se debilita rápidamente, tiene la garganta inflamada, dificultades para orinar y apenas se sostiene en pie. Mientras eso sucede se hace más frágil nuestra humanidad. Su vida está en inminente peligro y aún así el gobierno no atiende sus demandas.

No devuelve las obras que robaron el día que irrumpieron violentamente en su casa ni habla de indemnización por el maltrato a que fueron sometidas.  No levanta el cerco policial que le tiene al artista desde hace meses, tratándolo peor que a un asesino. No reconoce su error, por lo que no se disculpa por el allanamiento de morada ni por el robo.

El gobierno actua como esos padres ofuscados, cegados por el poder, que no pueden dar su brazo a torcer, que no pueden “complacer” a su hijo rebelde; pero no somos sus hijos. Un gobierno se debe a los ciudadanos. Luis Manuel está exigiendo que lo respeten como el ciudadano que es, como el ser humano que es.

La pandemia ha profundizado la crisis en que vivimos los cubanos y cubanas; el reordenamiento -con la subida de precios- ha sido un punzonaso para las familias; la escasez fustiga a la mayoría de los hogares y el gobierno destina recursos, muchos recursos a asediar y criminalizar a gente solidaria.

Basta de reprimir a quienes piensan diferente. Disentir no puede ser un delito, un cartel no es una bomba, las personas que quieren llegar a San Isidro no son terroristas, no van a verter veneno en la cisterna de un círculo infantil, no portan armas. Basta de utilizar las casas como prisiones, las calles para privilegiados o para zombies, nuestras mentes como vertedero de manipulaciones baratas.

¿Cómo le vamos a explicar a nuestros hijos lo que está sucediendo en un país que se precia de ser solidario, de salvar vidas?

¿Van a dejar morir a un joven de 33 años lleno de energía, de deseos de crear?  Dejen de jugar a las casitas, no somos sus hijos, salgan del rol del padre autoritario. Cumplan las demandas legítimas de Luis Manuel. ¿En serio les importa tan poco la vida?

Lea más del diario de Irina Echarry aquí.

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.


3 thoughts on “¡Cumplan las demandas de Luis Manuel!

  • el 7 mayo, 2021 a las 3:00 pm
    Permalink

    Anónimo, ¿por qué cree que la Seguridad del Estado quisiera robrar estas y otras obras de Luis Manuel en su propio casa? ¿Podría caer el gobierno por imágenes de dulces en una casa privada? Imagina el peligro que estuvieran en una galería. Lo mirarían como una bomba atómica.

  • el 7 mayo, 2021 a las 12:17 pm
    Permalink

    No me queda claro si las imagenes que aparecen en la foto detras del personaje son las obras robadas. Parecen ejercicios de dibujo de escuela primaria.

  • el 1 mayo, 2021 a las 10:48 pm
    Permalink

    Desgraciadamente siguen controlando muy bien el poder y no van a ceder, lo dejarán morir, siempre han despreciado la miserable vida del pueblo, incluyendo a sus adoctrinados, por lo que poco les interesa la vida de un artista. Dejaron morir a Zapata y nada pasó, al mes desgraciadamente se olvidó, Alcántara no puede darle ese gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *